martes, 25 de noviembre de 2014

Cuenta Regresiva

Autor: Jorge Elias
Knowing (Señales del futuro en España o Cuenta Regresiva en Hispanoamérica) es una película de ciencia ficción estrenada en 2009, protagonizada por Nicolas Cage y Rose Byrne, y dirigida por Alex Proyas. La película fue filmada en Melbourne, Australia.

Argumento:
En 1959, durante la inauguración de un nuevo colegio, una profesora pide a sus alumnos que imaginen cómo sería el futuro dentro de 50 años, la idea es de una niña llamada Lucinda Embry. Los estudiantes guardan en una cápsula del tiempo muchos dibujos, en cambio Lucinda sólo escribe una serie de números sin sentido aparente, su profesora se los arrebata y lo coloca en el recipiente. El día que se guarda la cápsula, Lucinda se extravía y es encontrada en un armario garabateando con las uñas una secuencia de números.

Cincuenta años después, en 2009, la cápsula del tiempo es desenterrada y a cada niño del colegio se le reparte una nota. Caleb, un niño que tiene problemas auditivos y es el hijo de John Koestler (Nicolas Cage), un profesor de astrofísica viudo, recibe la misteriosa nota de Lucinda. John descubre enseguida que esos números tienen un sentido secuencial y esconden predicciones escalofriantes, algunas de las cuales ya han sucedido, mientras que otras aún no. Mientras esto ocurre, Caleb recibe extraños susurros mentales y un extraño individuo le hace guardia fuera de la casa.
Más tarde, John descubre varios accidentes catastróficos que sucedieron y cuyo número de víctimas coincide con la parte final de la secuencia; asimismo, se encuentra con otros eventos que aún no han ocurrido. Luego descubre que otra serie de números corresponden a las coordenadas geográficas de los lugares; de este modo, presencia un accidente aéreo con un número de muertos igual a la secuencia. Posteriormente, atestigua un desastre en el metro con otro número de fallecidos coincidente con la serie numérica. El misterio es que la última secuencia termina con una secuencia no descifrable. Luego, John y Caleb se ponen en contacto con la única hija de Lucinda, Diana Wayland (Rose Byrne), quien tiene una hija de la misma edad que Caleb, llamada Abby. Diana al principio rechaza la teoría de John; pero el accidente del metro la hace recapacitar. Abby también recibe extraños susurros, como Caleb.
Poco a poco, John empezará a darse cuenta de que el descubrimiento no es casual y que él, Diana y su familia juegan un papel fundamental en los importantes acontecimientos que están a punto de producirse. La última secuencia no descifrable es un desastre solar de magnitudes cataclísmicas. John verifica mediante mediciones del observatorio que la secuencia es auténtica y que nada vivo quedará sobre la Tierra en cuestión de horas, cuando la temperatura sea superior a los 400 grados.
Después, descubren que la parte final de la secuencia se corresponde con la ubicación de la casa prefabricada donde murió Lucinda, y allí es donde deberán ir. En el camino, además de la muerte de Diana en un accidente de tráfico, Caleb y Abby son aparentemente secuestrados en dos ocasiones por unos sujetos pálidos y rubios. En un primer momento se cree que son miembros de algún rito ocultista; sin embargo, en la segunda ocasión es revelado que los niños son los elegidos, junto con otros pocos, para salvarse de la destrucción de la Tierra. John debe dejar ir a su hijo, ya que él nunca escuchó el susurro, al igual que la madre de Abby.

Finalmente los niños son tomados de las manos por los sujetos extraños, que resultan ser extraterrestres (o bien, ángeles), y se llevan a los niños en una nave. Cuando ésta se eleva en el cielo, las piedras negras, que anteriormente habían encontrado en la casa prefabricada de Lucinda y que está pisando John, levitan por alguna fuerza magnética. Cuando abandonan la Tierra, se observa que otras naves parten desde distintos puntos del planeta.
Cuando John llega a la ciudad se da cuenta de que la gente está totalmente desesperada, los militares tratan de controlar la situación mediante una evacuación de la zona mientras ésta comete saqueos y alboroto. John regresa a la casa de sus padres, donde también se encuentra a su hermana. En el retorno, el incipiente calentamiento y desajuste electromagnético comienza a generar una especie de aurora boreal en el cielo. Ya en casa se abraza a su padre mientras este le dice «este no es el fin». Después de esto toda la familia se abraza y mientras tanto una llamarada solar destruye la capa de ozono y avanza una onda expansiva que va quemando todo lo que encuentra a su paso. Al haberse destruido la Tierra, las naves espaciales que se llevaron a los niños elegidos, llegan a un nuevo planeta parecido a la Tierra, en el cual liberan a los niños y estos corren hacia un árbol (rememorando el Árbol de la vida).

Las siguientes armas fueron empleadas en esta pelicula:

1. Revolver Smith & Wesson Modelo 629 
KSW624.jpg
Luego del éxito del revolver Smith y Wesson M29 que cuenta con un cañón de 101mm (4 pulgadas), la compañía estadounidense fue ampliando las posibilidades de su revólver con cañones de diversos tamaños: 152mm (6 pulgadas), 165mm y 212,8mm (8 pulgadas). El uso de cada uno de estos cañones condiciona el rendimiento del arma. De hecho, la longitud del cañón es uno de los elementos que más influyen en el mayor o menor efecto de retroceso. En 1971, la casa norteamericana apostó por el lanzamiento de un nuevo revólver derivado del modelo clásico. Se trata del SyW 629, un arma también calibrada para el .44 Magnum con armazón en acero inoxidable, y que también alcanzó notoriedad mundial; es una derivación de la famosa arma de "Harry, el sucio".

2. Pistola Beretta 92FS Inox
Versión de la Beretta con terminación en acero inoxidable. La pistola Beretta 92 FS está especialmente diseñada para su utilización como arma de defensa. Más conocida como M9 por los militares americanos que la eligieron como arma oficial, la Beretta 92 FS es el arma más probada y fiable de la historia; no solamente ha satisfecho todos los requisitos establecidos por los militares americanos, sino que los ha superado ampliamente. Durante las duras pruebas realizadas por el ejército de los Estados Unidos se dispararon 30 000 tiros sin que el arma acusase tan siquiera un solo defecto de funcionamiento. Es un arma precisa, segura y fiable.
La pistola semiautomática Beretta 92 FS de 9 mm Parabellum posee un mecanismo de disparo de simple y doble acción, estando comprendida la fuerza del disparador en simple acción entre 2 kgy 2,5 kg y en doble acción entre 4,5 kg y 5,5 kg.
El peso de la pistola es de 1135 gr con cargador lleno y 950 gr con cargador vacío. La longitud total del arma es de 217 mm, la longitud del cañón es de 125 mm y la longitud de la línea de mira es de 155 mm. Tiene una anchura de 38 mm, y el grueso de la empuñadura es de 36 mm. Por último, la altura del arma es de 140 mm.
La pistola Beretta 92 FS posee un sistema de funcionamiento por retroceso corto de cañón. De las armas semiautomáticas que funcionan según el principio de corto retroceso de cañón, las Beretta 92 se distinguen por su bloque geométrico a bloque oscilante, que permite que el cañón se mueva siempre sobre el mismo eje del carro obturador y en línea con el sistema de alimentación; además, el obturador tipo abierto elimina prácticamente la posibilidad de encasquillamiento, permite introducir el cartucho directamente en la recámara del cartucho, en el supuesto de que el cargador se haya dañado o perdido. Todo esto dota al arma de una gran estabilidad, así como de una excelente precisión y fiabilidad.
Tiene de tres seguros: Un primer seguro manual ambidiestro, utilizable tanto por los tiradores zurdos como diestros, situado sobre la corredera, que separa la aguja percutora del martillo, el martillo baja cuando está cargada e interrumpe la conexión de mecanismos. otro automático, bloquea la aguja percutora que resiste cualquier movimiento, recuperándose solamente al presionar el gatillo y un tercer seguro automático que permite una posición intermedia del martillo. Al accionar el martillo tirando de la corredera y sin presionar el gatillo, la aguja percutora queda asegurada y resiste cualquier movimiento incluso si el arma se golpea.
Así mismo, la Beretta 92 FS posee indicadores de cartucho en recámara, tanto a la vista como al tacto. La recámara queda abierta después del último cartucho.
Dentro de los elementos de puntería, las miras delanteras y traseras de la 92 FS están diseñadas para un rápido blanco, así como para afinar la puntería en bajas condiciones de luz, para lo que están equipadas con incrustaciones en blanco, en sistema de tres puntos. La mira trasera es regulable en deriva sin necesidad de herramientas especiales y viene ajustada a 25 metros. La pistola acepta, con algunos ajustes especiales, elementos como juegos de mira láser y linterna.
El cargador dispone de una capacidad de quince balas más una en la recámara, permite observar los cartuchos que contiene en su interior mediante tres indicaciones colocadas a la capacidad de 5, 10 y 15 cartuchos.

3. Fusil  M16
El M16 es el fusil de asalto estándar de los Estados Unidos, utilizado por primera vez en la Guerra de Vietnam sustituyendo al M14, rechazado en un principio por estar construido, en gran parte, de plástico y de aluminio. El M-16 es una versión militarizada de la AR-15, diseñada por Eugene Stoner. Al principio encontró varios obstáculos por parte de los generales y personal de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa o (DARPA siglas en inglés) ya que tenían preferencia por calibres pesados, además de que era la primera arma construida con materiales compuestos ( acero, aluminio y plástico).
El AR-15 espero 2 años para que finalmente lograra un soporte dentro de las fuerzas armadas; en una demostración el general Curtis LeMay ordeno 8,500 AR-15 para la defensa de bases aéreas del Comando Estratégico Aéreo, desafortunadamente el secretario de defensa Robert McNamara revoco el pedido. Esto no impidió que unidades de operaciones especiales y asesores americanos en Vietnam obtuvieran AR-15s.
Los primeros modelos sólo disponían de cargadores de 20 balas lo que suponía una desventaja frente a los AK-47 soviéticos y Tipo 56 chinos, y no funcionaban bien en condiciones de humedad. La forma del apagallamas dificultaba el movimiento en la selva, ya que éste se enganchaba en la vegetación; éstos son algunos de los problemas que tenía, pero a pesar de todo un soldado bien entrenado podía sacarle partido en combate.
Actualmente los Estados Unidos utilizan el M16A2, muy similar al A1, pero con una serie de características que lo convierten en un arma mejorada, como el nuevo apaga-llamas, el guardamanos rugoso para una mayor sujeción por parte del tirador, etc. Otra novedad de la versión A2 es que puede disparar de dos maneras, semiautomático o bien en ráfagas cortas de tres disparos; esto es debido a la dificultad de muchos soldados para controlar las armas automáticas, ya que vacían los cargadores en pocos segundos.
Especificaciones:
Tipo: Fusil de asalto
Origen: EE.UU.
Diseñada: 1957
Fabricante: Colt
Producida: 1960 - presente
Cantidad: 8 millones (en diciembre de 2007)
Variantes: M16A1, M16A2 y M16A4
Peso: 3,9 kg
Longitud: 1.003 mm
Longitud del cañón: 508 mm
Munición: 5,56 x 45 mm OTAN
Calibre: 5,56 mm
Sistema de disparo: Recarga accionada por gas, cerrojo rotativo
Cadencia de tiro: 800-900 disparos/min, dependiendo del modelo
Velocidad del proyectil: 975 m/s (M16A1)930 m/s (M16A2) 1.067 m/s (M16A4)
Alcance efectivo: 550 m
Cargador: STANAG estándar de 20, 30 proyectiles. 

Fuentes: Wikipedia.org, imfdb.org y blog Armas y Cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario