miércoles, 22 de octubre de 2014

Un botín de 500.000 dólares

Autor: Jorge Elias
Thunderbolt and Lightfoot (Un botín de 500.000 dólares) es una película policíaca estadounidense de 1974. Escrita y dirigida por Michael Cimino, sus protagonistas son Clint Eastwood, Jeff Bridges, George Kennedy y Geoffrey Lewis. Por su papel de Lightfoot, Jeff Bridges fue nominado al premio Óscar a mejor actor de reparto.

Argumento:
John "Thunderboolt" Doherty es un atracador retirado, cuyo agudo ingenio y nervios de acero lo han convertido en un maestro de su profesión. Sin embargo, está a punto de volver a la actividad criminal con un nuevo socio: "Lightfoot", un joven vividor cuya energía y exuberancia ofrecen al veterano una nueva perspectiva de vida. Su objetivo: el aparentemente impenetrable Banco de Montana. Tras formar una alianza incómoda con los antiguos compinches de "Rayo", trazarán un plan increíble que pondrá a prueba su fortaleza... y amistad.

Las siguientes armas han sido empleadas en esta pelicula:

1. Pistola Mauser M712
En 1932, Mauser perfeccionó el famoso modelo de 1896 (C96) sacando al mercado el modelo "M712 Schnellfeuer". Esta pistola magníficamente elaborada estaba construida con más de 40 piezas elaboradas a mano. El modelo 712 incluye una palanca en el lado izquierdo del armazón, lo que le permitía seleccionar el disparo simple o completamente automático. Tenia un cargador extraible externo de mayor capacidad, en lugar del peine empleado en la C96. Se fabricó durante muchos años en China.

2. Carabina M1 (Modificada)
La Carabina M1 es una carabina ligera semiautomática, fue un arma estándar del Ejército de los Estados Unidos durante la II GM y la Guerra de Corea, siendo producida en diferentes versiones. Fue ampliamente utilizada por fuerzas armadas estadounidenses, extranjeras y paramilitares, siendo al mismo tiempo una popular arma civil. Las versiones con selector y capacidad de fuego automático de esta carabina son denominadas Carabina M2. La Carabina M3 era una M2 equipada con una mira telescópica infraroja activa. 
El fusil M1 Garand del Ejército de los Estados Unidos fue originalmente desarrollado para utilizar el cartucho .276, pero esta característica de diseño fue descartada a comienzos de los años 30. Eventualmente, el fusil M1 sería calibrado para utilizar el mismo cartucho estándar de otras armas de la época, tales como el fusil Springfield 1903, el BAR y las ametralladoras M1917/M1919. Esto dejó al Ejército sin el fusil ligero y manejable que estaba buscando. Sumándose a las lecciones aprendidas durante guerras anteriores, la observación de otros conflictos durante los años 30 y el descontento producido por los subfusiles y fusiles existentes finalmente condujeron al desarrollo de la carabina M1. Las tropas de retaguardia, paracaidistas o tropas de primera línea que debían cargar otros equipos (como los médicos, ingenieros y sirvientes de morteros) consideraban a los fusiles estándar demasiado voluminosos, mientras que las pistolas o revólveres eran poco precisos y potentes. Los subfusiles como el Thompson tenían potencia más que suficiente para combates a corta distancia, pero no tenían suficiente alcance efectivo y eran más difíciles de transportar o mantener que los fusiles en servicio (como el Springfield 1903 y el M1 Garand).
Los mismas consideraciones se aplicaban para las tropas aerotransportadas, un concepto que aún estaba siendo evaluado en aquel entonces. Antes del desarrollo y distribución de subfusiles tales como el M3, un subfusil como el Thompson era mucho más costoso que la mayoría de pistolas y fusiles de la época. El Garand, recién entrado en servicio, era tan pesado y voluminoso como otros fusiles en servicio. Se decidió que era necesario un nuevo tipo de arma para estos papeles. Mientras que el alcance efectivo de una pistola es de 46 m y el de los fusiles es de varios cientos de metros, se requirió que el alcance de la nueva arma sea de 274 m.
Se pensó en una versión carabina del Garand, pero el cartucho de este fusil demostró ser demasiado potente. Lo que se buscaba era un arma más ligera y maniobrable que el Garand, con menos retroceso, pero al mismo tiempo mayor alcance, precisión y poder de parada que las pistolas Colt M1911 que estaban en servicio. La Carabina M1 fue diseñada para ser utilizada por soldados que requerían un arma defensiva más ligera y compacta, así como por soldados cuya arma principal no sea un fusil.
En 1938, el Jefe de Infantería ordena al Departamento de Armamentos que desarrolle un fusil ligero o carabina, aunque la desgnación oficial del tipo de arma no fue aprobada hasta 1940. Esto condujo en 1941 a una competencia entre los principales fabricantes y diseñadores de armas de los Estados Unidos.
La compañía Winchester no envió su diseño, al hallarse más concentrada en perfeccionar el Fusil Militar Winchester calibre .30-06 (7,62 x 63). Este fusil surgió como un diseño de Jonathan "Ed" Browning, medio hermano del famoso diseñador de armas John Browning. Un par de meses tras la muerte de Ed Browning en mayo de 1939, la Winchester contrató al ex-presidiario David M. "Carbine" Williams, que había diseñado un sistema recuperador de gases con mecanismo de pistón de recorrido corto mientras cumplía una condena por asesinato. La Winchester esperaba que Williams fuese capaz de completar varios diseños inconclusos de Ed Browning. El primer cambio que hizo Williams al diseño original fue la incorporación de su sistema recuperador de gases. Tras las pruebas con fusiles semiautomáticos efectuadas por los Marines en 1940, el sistema de cerrojo oscilante de Browning fue considerado poco resistente a la arena. Como resultado, el fusil fue rediseñado para emplear un cerrojo rotativo y pistón como los del Garand.
Los prototipos de la carabina US M1 fueron calibrados para un nuevo cartucho, el .30 M1 (7,62 x 33). Este es un cartucho calibre 7,62 mm más pequeño y ligero, muy diferente en diseño y rendimiento del .30-06 empleado por el Garand.
El cartucho .30 Carbine era uno intermedio tanto en velocidad como energía de boca. Es en esencia una versión sin pestaña del obsoleto .32 Winchester Self-Loading. Tiene una bala de 7 gramos con punta redondeada, en contraste con las balas del tipo "spitzer" empleadas en la mayoría de cartuchos para fusil de la época. Desde el cañón de 460 mm de la carabina M1, el cartucho .30 Carbine producía una velocidad de boca de 600 m/s, una velocidad intermedia entre la de los subfusiles contemporáneos (300-500 m/s) y los fusiles y ametralladoras ligeras (aproximadamente unos 700-900 m/s) . Por ejemplo, el subfusil M3 calibre .45 ACP tiene una velocidad de boca de 280 m/s; la ametralladora ligera Bren calibre .303 (7,70 x 56 R) alcanza 740 m/s; el fusil M1 Garand disparando el .30-06 (7,62 x 63) tiene una velocidad de boca de 850 m/s. Dentro del alcance máximo de 274 m de la carabina M1, su bala tiene la misma energía de boca que una bala de pistola como la 8 mm Nambu. La bala tiene un descenso significativo a partir de 180 m.
Para mayo de 1941, el peso del prototipo del fusil había sido reducido a unos 3,4 kg. La Winchester contactó al Departamento de Armamentos para que examine su diseño, creyendo que este podía convertirse en una carabina que pesase entre 2 y 2,2 kg. La respuesta del Mayor René Studler no se hizo esperar: ordenó un prototipo de carabina en el menor tiempo posible.
El primer modelo fue desarrollado en 13 días por William C. Roemer y Fred Humeston. Se ensambló a partir del gatillo y sistema de acerrojado de un fusil Winchester M1905. El prototipo fue un éxito imediato entre los observadores del Ejército. Luego de las pruebas iniciales del Ejército en agosto de 1941, la Winchester procedió a desarrollar una versión más refinada. Esta compitió contra otras carabinas en septiembre del mismo año, siendo la Winchester notificada sobre su victoria un mes más tarde. Su estandarización como Carabina M1 fue aprobada el 22 de octubre de 1941. Contrariamente a la creencia popular, Williams tuvo muy poco que ver con el desarrollo de la carabina, a excepción de su sistema recuperador de gases con pistón de recorrido corto. De hecho, Williams creó un diseño propio aparte de los otros diseñadores de la Winchester. El diseño final de su carabina solo estuvo listo para ser probado en diciembre de 1941, dos meses después que la carabina Winchester M1 había sido adoptada y clasificada. Ninguna de las características adicionales del diseño de Williams fueron incorporadas a la producción posterior de la M1.
La carabina M1 fue diseñada principalmente para ofrecer a las tropas de retaguardia y a las de enlace un arma defensiva mejor que una pistola o un subfusil, con gran precisión y alcance, pero sin el retroceso, costo o peso de un fusil de infantería. También era más sencilla de disparar para los soldados con poca experiencia y personas de baja estatura que los fusiles de infantería calibre 7,62 mm de la época. La carabina les era más conveniente de portar a los oficiales, suboficiales o especialistas cargados de armas, binoculares, radios u otros equipos. Los tanquistas, choferes, sirvientes de artillería, sirvientes de mortero y demás personal iban equipados con la carabina M1 en lugar del grande y pesado Garand. Al mismo tiempo, se desarrolló una versión con culata plegable de la carabina M1 a pedido de las tropas aerotransportadas, que necesitaban un arma ligera y compacta. Las primeras carabinas M1 fueron distribuidas en 1942, teniendo prioridad inicial aquellas destinadas al Frente de Operaciones Europeo.
La M1 y su cartucho de potencia reducida nunca fueron ideados para el rol de arma principal de infantería, tampoco siendo comparables a los poderosos fusiles de asalto desarrollados a fines de la guerra. A pesar de esto, la carabina fue rápidamente suministrada a oficiales de infantería, sirvientes de ametralladoras, paracaidistas y otras unidades de primera línea. Su reputación en combate era variable. Algunos soldados y Marines, especialmente aquellos que no empleaban un fusil como arma principal, preferían la carabina al Garand debido a su reducido tamaño y peso. La carabina tuvo una muy buena aceptación por parte de las tropas aerotransportadas, que fueron equipadas con la versión M1A1 con culata plegable. Como la M1 solo empleaba cartuchos con fulminantes no corrosivos, esto fue una verdadera bendición para las tropas y personal que servían en el Frente del Pacífico, donde la corrosión del cañón era un problema significativo, aunque no tanto en Europa, donde algunos soldados reportaron fallos de ignición debido a fulminantes defectuosos.
En el Frente del Pacífico, los soldados y guerrilleros que operaban en las densas junglas y solamente tenían enfrentamientos ocasionales con el enemigo, por lo general apreciaban la carabina debido a su ligereza y precisión. Pero los soldados y Marines que sostenían a diaro frecuentes enfrentamientos (en especial aquellos que sirvieron en las Filipinas), hallaron que la carabina tenía insuficiente poder de parada y penetración. Empezaron a aparecer reportes sobre soldados japoneses que recibían varios disparos en el pecho y en el cuerpo, pero sin efectos inmediatos visibles. Como en el caso del .45 ACP, algunos soldados observaron que el cartucho .30 Carbine era incapaz de penetrar árboles pequeños y otras coberturas selváticas ligeras. Puestos al corriente de estos inconvenientes, el Ejército Estadounidense, el equipo de la Comandancia de Materiales del Pacífico y la fábrica de armas ligeras de Aberdeen continuaron trabajando en versiones acortadas del Garand durante la guerra, a pesar que ninguna de ellas fue adoptada oficialmente.
Inicialmente se planeó que la carabina M1 tuviera capacidad de fuego selectivo, pero finalmente se decidió producirla sin esta característica. La capacidad de fuego automático fue incluida en el diseño de la M2 (una versión mejorada de la M1, con fuego selectivo), introducida en 1944.
La carabina M2 continuó siendo utilizada en la Guerra de Corea. Como ya se mencionó, la M2 tenía un selector que le permitía disparar en modo automático (con una cadencia de 850-900 disparos por minuto) y un cargador de 30 cartuchos. En Corea, todas las versiones de la carabina M1/M2 rápidamente adquirieron una pésima reputación debido a que se trababan en condiciones meteorológicas de frío extremo, principalmente a causa de un inadecuado retroceso del cerrojo y a muelles recuperadores gastados. Una evaluación oficial del Ejército Estadounidense de 1951 registró los problemas causados por el frío, así como reportes de soldados que resaltaban la incapacidad del arma para detener a soldados chinos y norcoreanos vestidos con gruesos abrigos, tras varios disparos a corta distancia.
Especificaciones:
Tipo: Carabina semiautomática/automática
Origen: Estados Unidos
Estado: En servicio Julio 1942–1960s (EE.UU.)
Diseñada: 1938–1941
Fabricante: Contratistas militares, copias
Producida: Septiembre 1941 – Agosto 1945
Cantidad: 6,25 millones aprox.
Variantes: M1A1, M1A3, M2, M3
Peso: 2,36 kg (descargada)
Longitud: 904 mm
Longitud del cañón: 458 mm
Munición: .30 Carbine (7,62 x 33)
Calibre 7,62 mm
Sistema de disparo: recarga accionada por gas
Cadencia de tiro: Semiautomática (M1/M1A1) 800-900 disparos/min (M2/M3)
Alcance efectivo: 274 m
Cargador: extraíble de 15 o 30 proyectiles.

3. Revolver Colt Police Positive
Resultado de imagen para Police Positive Special
En 1908, Colt presenta al mercado la versión Police Positive Special que dispara el cartucho 38 S&W Special de mayor potencia y prestaciones, cuyo armazón y tambor son más largos para adaptarlo al nuevo proyectil. Este revólver, coherente y razonable para uso policial y defensivo, se transformó en un clásico que siguió en producción con ligeras variantes durante años.
Su fabricación es de acero, con tambor volcable sobre el costado izquierdo, mirando de donde se empuña el arma y extracción múltiple de vainas por medio de la baqueta eje del cilindro o tambor que tiene maquinadas seis recamaras; la estrella de giro del tambor esta maquinada sobre la parte móvil que a su vez empuja las vainas para su extracción, el cierre del tambor se formaliza por medio un pestillo que se introduce en una cavidad del centro de la estrella de giro, la apertura del cilindro para su carga y descarga se efectúa llevando hacia atrás su traba que integra por el lado izquierdo de arma el escudo trasero del tambor, su cañón es de tipo liviano con seis estrías o rayas, el guión o punto de mira consta de una media luna clásica de la época para estas armas y un alza rudimentaria fija que no es mas que el canal frezado sobre el marco o puente del armazón sin ninguna posibilidad de regulación. Las cachas podían ser de madera o materiales plásticos con el medallón. A mediados de los 70, se llevaban fabricados aproximadamente 750.000 revólveres de este tipo.

4. Escopeta Winchester 1887
La Winchester Modelo 1887 y la Winchester Modelo 1901 eran escopetas de palanca diseñadas por el famoso armero estadounidense John Moses Browning y producidas por la Winchester Repeating Arms Company a finales del siglo XIX e inicios del siglo XX. 
La Modelo 1887 fue la primera escopeta de repetición exitosa. Su diseño con acción de palanca fue elegido por la Winchester Repeating Arms Company, reconocida entonces por fabricar armas de palanca como el fusil Winchester Modelo 1873. John Moses Browning sugirió que la acción de bombeo sería mucho más apropiada para una escopeta de repetición, pero la Winchester fabricaba armas de palanca y creyó que su nueva escopeta también debia ser de palanca, para ser fácilmente identificable con su marca. Sin embargo, más tarde introdujeron al mercado una escopeta de corredera diseñada por Browning con la denominación Winchester Modelo 1893 (una primera versión de la Modelo 1897) tras la introducción de la pólvora sin humo.
Los cartuchos de escopeta de aquel entonces iban cargados con pólvora negra, por lo cual la escopeta Modelo 1887 fue diseñada y calibrada para cartuchos del 12 de pólvora negra, apareciendo al poco tiempo modelos calibre 10. Rápidamente se observó que el mecanismo de la Modelo 1887 no suficientemente resistente para emplear los primeros cartuchos con pólvora sin humo, así que su rediseño dio origen a la Winchester Modelo 1901 calibre 10. No se fabricaron en calibre 12, ya que Winchester no quería que la Modelo 1901 compitiera con la exitosa escopeta de corredera Modelo 1897. 
A pesar de ser un arma bien diseñada, el mercado para escopetas de palanca se redujo considerablemente tras la introducción de la Modelo 1897 y otras escopetas de corredera contemporáneas. La producción total de la Modelo 1887 fue de 64855 unidades entre 1887 y 1901, con unas 79455 escopetas Modelo 1901 fabricadas hasta el cese de producción en 1920. 

5. Escopeta Ithaca 37
La Ithaca 37 es una escopeta de corredera hecha en grandes números para los mercados civiles, policiales y militares. Tambien conocida como la Featherlight, utiliza una novedosa combinación de puerta de eyeccion/carga en la parte inferior del arma que deja los lados cerrados para los elementos extraños. Por afuera, el arma es limpia. Finalmente, carga y descarga de cartuchos es posibles desde ambos lados del arma. Esto hace que el arma pueda dispararse tanto por zurdos como por diestros. La fabrica Ithaca cerró sus puertas en el 2005. Actualmente, existe una copia de la misma fabricada por Norinco (China).
Especificaciones:
Tipo: operada manualmente, sistema de corredera (bombeo). 
Calibre: 12, 16 o 20. 
Recamara: 6 cm y medio. 
Longitud: varias. 
Longitud del cañon: variadas. 
Capacidad del Cargador: 4 cartuchos en el almacén que se encuentra debajo del cañón (7 en ciertos modelos). 

6. Fusil Remington 760
El modelo Remington 760 es un fusil accionado por bombeo, introducido en 1952 y fue reemplazado en 1981 por el diseño "táctico" Modelo 7600, que tambien empleaba la 5,56 mm / .223. El arma se hizo tristemente célebre como el fusil que se usó para asesinar a Martin Luther King Jr.
Especificaciones:
Fabricado entre 1952 y 1981)
Tipo: Fusil 
Calibre (s): .223 Remington, Remington .25-06, .243 Winchester, .244 Remington, .257 Roberts, .270 Winchester, .280 Remington, .300 Savage, .308 Winchester, .30-06 Springfield,. 35 Whelen, .35 Remington
Peso: 7,5 libras 
Longitud del cañón (s): 18,5 in, 22 in (56 cm)
Capacidad: 4 compartimiento redondo
Modos de fuego: Por bombeo

7. Cañón Oerlikon 20mm
El Oerlikon 20 mm es un cañón automático con un gran resorte que rodea su único cañón. La munición es alimentada desde un tambor de 60 balas montado sobre el cajón de mecanismos del cañón. Una desventaja de esta arma es que emplea munición engrasada. Un gatillo situado en la agarradera derecha controla el fuego. Los casquillos disparados son eyectados por debajo de la recámara, a través de una abertura en la parte inferior del cajón de mecanismos.
Diferentes países y fuerzas armadas operan una variedad de afustes para el mismo cañón automático básico. La versión naval típica consiste en pedestal fijo sobre el cual va montado el cañón automático con un escudo para ofrecer cierta protección a sus operarios. El cañón automático es apuntado con ayuda de un alza tipo "anillo". El artillero se sujeta al arma con ayuda de soportes para cintura y hombros. Por esta razon, algunos afustes tienen la opción de ajustar los soportes y así poder adaptarse a artilleros de estaturas diferentes. Un "jefe de pieza" se encarga de la dirección de los disparos y el alimentador cambia los tambores vacíos. Al abrir fuego contínuo, el tambor debe ser frecuentemente cambiado, reduciendose la cadencia efectiva.

Fuentes: Wikipedia.org, imfdb.org y blog Armas y Cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario