lunes, 27 de octubre de 2014

Freaky Deaky

Autor: Jorge Elias
Freaky Deaky es una pelicula estadounidense presentada en el 2012. Fue dirigida por Charles Matthau, con un guión de Charles Matthau (Novela: Elmore Leonard). Contó en su reparto con la presencia de Christian Slater, Breanne Racano, Crispin Glover, Billy Burke, Michael Jai White, Andy Dick

Sinopsis:
Detroit, 1974. Chris Mankowski (Dillon) es un detective de la policía de Detroit que quiere abandonar la unidad de artificieros, pero antes tiene que enfrentarse a una banda de radicales que fueron detenidos en los años sesenta por volar una propiedad federal como protesta contra la guerra de Vietnam. Robin Abbott, que formó parte de la banda, sospecha que dos miembros del movimiento los traicionaron a ella y a su compañero Skip Gibbs, que ahora es especialista de cine y experto en explosivos. Robin propone a Skip asustar con unas cuantas bombas a Woody Ricks, uno de los delatores, para que reparta con ellos los cien millones de dólares que vale un terreno que acaba de heredar.Todo empieza cuando Greta Wyatt, una actriz de poco éxito, entra en la oficina de Chris y denuncia que ha sido violada por Woody Ricks (Macy), uno de los ciudadanos más ricos de la ciudad. Luego aparecerán un ex miembro de los Panteras Negras (Robinson) y una pareja de dinamiteros (uno de ellos será Fraser) que buscan venganza y provecho...

Las siguientes armas fueron empleadas en esta pelicula: La pistola Derringer, usada en el poster publicitario, nunca aparecio en el film.

1. Revolver Smith & Wesson Modelo 10 (Cañón corto)
El revolver Smith y Wesson modelo 10, fue empleado por las Fuerzas Armadas y Policía. Su producción comenzo en 1899, siendo fabricado en calibre 38. Esta arma ha sido uno de los pilares de la empresa Smith y Wesson, con una seis millones de armas de este tipo producida hasta la fecha. Ha sido descrita como el arma más exitosa de todos los tiempos.
Especificaciones: 
Tipo: Revolver de servicio
Origen: Estados Unidos
Diseñado en 1899
Fabricante: Smith y Wesson
Peso: 907 g para el cañón de 102 mm, sin carga
Longitud: 254 mm, 260 mm y 286 mm
Calibre: .38 Especial, .38/200
Acción: doble acción
Velocidad inicial: 305 m/s
Capacidad del cilindro: 6 balas
Sistema de puntería: Guión y mira de acero. 

2. Revolver Smith & Wesson Modelo 29
En pocas ocasiones, un arma y un cartucho han estado tan unidos como en el caso del revólver Smith y Wesson M29 y el cartucho .44 Remington Magnum. Popularizados gracias a su aparición en la saga cinematográfica del inspector Harry Callahan, el M29 y el .44 Magnum representaron durante varias décadas la máxima potencia en armas cortas. Este legendario revólver, fue lanzado al mercado en 1956, muy pronto consiguió erigirse en un arma soñada y deseada por la gran mayoría de aficionados a las armas cortas. Una bestia indomable que siempre ha hecho las delicias de sus afortunados propietarios. 
Siempre a la vanguardia y dispuesta a experimentar en el terreno armamentístico, la norteamericana Smith & Wesson fue la encargada de diseñar el M29. Y lo hizo atendiendo a las indicaciones de Elmer Keith, uno de los más reconocidos y respetados gurús estadounidenses en el sector de las armas cortas. Keith solicitó la colaboración de Smith & Wesson para crear lo que él consideraba como el revólver más potente del mundo. La firma norteamericana respondío y cumplió su parte con la fabricación del modelo 29, pero faltaba una parte esencial para completar el proyecto: la alimentación del revólver. ¿Y con qué tenía pensado Elmer Keith “dar de comer" al S&W M29 Pues con un nuevo cartucho de gran potencia que fue desarrollado por la no menos prestigiosa Remington Arms. La compañía estadounidense se encargó del desarrollo y la producción del cartucho .44 Remington Mag, una munición de gran potencia y con la que el M29 alcanzó una perfecta simbiosis. Si hablamos de datos concretos, el cartucho estándar diseñado en 1956 por Remington contaba con un proyectil de 240 grains que era capaz de generar una velocidad en boca cercana a los 1.400 pies por segundo.
En un principio, el Smith & Wesson M29 nació con un objetivo fundamental: la caza con arma corta, una actividad permitida en diversas regiones de Estados Unidos. Sin embargo, las continuas apariciones de este arma en películas policiales de la década de los 70 (principalmente en la saga del inspector Harry Callahan), propició que su uso se extendiera a otros terrenos, como por ejemplo el tiro deportivo o el ámbito policial. Sin embargo, en este último caso, pronto se vio que su excesivo peso y su incómodo retroceso iban a ser razones más que suficientes para que los agentes de la ley le fueran dando la espalda como arma de servicio.
Por el contrario, su utilización dentro del tiro deportivo, y especialmente en la modalidad de tiro a siluetas metálicas, fue creciendo como la espuma. Y es que, además de potente, el revólver M29 .44 Magnum se muestra como un arma bastante precisa en disparos a corta distancia (25-50 metros).
El revólver que hizo famoso Harry el Sucio se caracteriza, además de por su incuestionable potencia, por su rígida estructura. Para conseguir esta notable rigidez, el M 29 dispone del clásico armazón “N" que la casa Smith & Wesson suele incorporar en la mayoría de sus revólveres. Este peculiar diseño garantiza al usuario un excelente empuñamiento y un encare prácticamente intuitivo. Por otro lado, su característico cargador de tambor con capacidad para 6 cartuchos del calibre .44 Magnum, puede alimentarse de golpe con un cargador simultáneo que agiliza todo el proceso. La versión estándar del M 29 presenta un acabado en acero pavonado de alta resistencia, miras abiertas y cachas de madera de primera calidad.
El Smith y Wesson M 29 cuenta con un cañón de 101 mm (4 pulgadas). Pero, posteriormente, la compañía estadounidense fue ampliando las posibilidades de su revólver con cañones de diversos tamaños: 152 mm (6 pulgadas), 165 mm y 212,8 mm (8 pulgadas). El uso de cada uno de estos cañones condiciona el rendimiento del arma. De hecho, la longitud del cañón es uno de los elementos que más influyen en el mayor o menor efecto de retroceso. Después del gran éxito cosechado por el M29, en 1971 la casa norteamericana apostó por el lanzamiento de un nuevo revólver derivado del modelo clásico. Se trata del S&W 629, un arma también calibrada para el .44 Magnum con armazón en acero inoxidable, y que también alcanzó notoriedad mundial.

Fuentes: FILMAFFINITY, imfdb.org y blog Armas y Cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario