domingo, 8 de junio de 2014

El Hombre Lobo

http://www.lashorasperdidas.com/wp-content/uploads/2010/01/wolfman-poster.jpgAutor: Jorge Elias.


El Hombre Lobo (The Wolfman) es una película británico-estadounidense, estrenada en España el 12 de febrero de 2010. La película es un remake del clásico de terror de 1941 El hombre lobo. La cinta fue la ganadora del Óscar al Mejor maquillaje.

Argumento:
El filme profundiza los orígenes de la maldición del licántropo. Lawrence Talbot, un noble adinerado, que retorna desde Nueva York a la propiedad de la familia en Inglaterra tras la noticia de la desaparición de su hermano.

Lawrence, junto a su padre John Talbot, buscarán a su hermano, búsqueda en la que descubrirá un terrible secreto que mora en su casa natal y solo el amor de Gwen su enamorada dulcificará en los infernales momentos de la maldición.


Las siguientes armas han sido empleadas en esta pelicula:

1. Escopeta Holland & Holland Paradox (10 Gauge)
 
En la década de 1880 un nuevo tipo de Escopeta para bala fue desarrollada por el Coronel George V. Fosbery y patentada en Agosto de 1885. Poco después, el Coronel Fosbery se acercó a Holland & Holland con su ingeniosa invención . Holland & Holland se apresuró a reconocer la importancia del nuevo diseño y entró en un acuerdo con Fosbery para que le permitiese desarrollar, fabricar y vender armas, basándose en el nuevo diseño. Dos Escopetas experimentales se completaron a finales de 1885 y se utilizaron para unos tests intensos y privados, bajo la supervisión de Holland & Holland. Luego, en abril de 1886, las “Paradox”,fueron presentadas a una prueba de campo, por una popular revista deportiva de la época. El rendimiento de la nueva Escopeta Paradox fue un éxito inmediato. Más de medio siglo después, y numerosas Escopetas Paradox fabricadas, muchas han sobrevivido hasta nuestros días. Para el Cazador moderno que desea la capacidad de la Escopeta Paradox, Holland & Holland sigue fabricándolas. 

2. Fusil Martini Henry Mk. III modificado por el británico J. Rigby - calibre .577 -.450.
 
Los Martini-Henry fueron una serie de fusiles británicos producidos entre 1871 y 1889. Concebidos para reemplazar a los antiguos fusiles Enfield (1853) y Snider (1866), los Martini-Henry permitían una retrocarga más rápida mediante un mecanismo de acción de palanca con el que se expulsaba la vaina metálica de un cartucho disparado antes de recargar el cartucho siguiente. Los cuatro modelos de Martini-Henry fueron el Mark I (de junio de 1871), el Mark II (1875), el Mark III (1879) y el Mark IV (1888). El último modelo en ser producido, el Mark IV, dejó de estar en servicio oficial desde 1888 y su fabricación en serie cesó en 1889. Aun así el ejército británico todavía hizo uso de estos fusiles hasta la Primera Guerra Mundial e incluso algunos ejemplares continuaron en uso en el seno de tribus afganas durante la Guerra de Afganistán.
Especificaciones:
Tipo Fusil de cerrojo levadizo
Origen  Reino Unido
En servicio 1871 – 1888
Operador Ejército británico
Producido 1871 - 1891
Cantidad 500.000 - 1.000.000 aproximadamente
Peso 3,82 kg
Longitud 1,24 m
Munición .557/450 Martini-Henry (11,43 x 60 R)
Calibre 11,43 mm
Sistema de disparo Cerrojo levadizo
Cadencia de tiro 12 disparos/minuto
Alcance efectivo 370 m.

3. Revolver Webley Army (.455 Webley)
 
El revólver Webley ha sido, en varios modelos, la pistola de servicio estándar de las Fuerzas Armadas del Reino Unido, del Imperio Británico y de los países de la Commonwealth desde 1887 hasta 1963. El Webley es un revólver de apertura vertical con extracción automática; la apertura de este para recargarlo acciona el extractor, que retira los casquillos disparados del tambor. El revólver de servicio Webley Mk I fue adoptado en 1887, pero fue una versión posterior de este, el Mk IV, que se hizo conocido durante la Guerra de los Boers (1899-1902). El Mk VI, introducido en 1915 durante la Primera Guerra Mundial, es quizás el modelo más conocido. Los Webley se encuentran entre los más potentes revólveres de apertura vertical producidos, disparando el cartucho .455 Webley. Aunque el revólver Webley calibre .455 ya no se encuentra en servicio militar, el revólver Webley .38/200 Mk IV aún es empleado como arma policial en un buen número de países.
La compañía británica Webley and Scott (P. Webley & Son antes de fusionarse con W & C Scott) produjo una gama de revólveres desde finales del siglo XIX hasta finales del siglo XX. Los primeros modelos, tales como el Webley-Green militar 1879 y el Webley-Pryse fueron fabricados durante la década de 1870.
Los revólveres más conocidos son los de la gama militar, que fueron empleados en ambas Guerras Mundiales y números conflictos coloniales, pero Webley & Scott también produjo un buen número de revólveres con marco fijo y cañón corto, incluyendo el modelo Webley RIC (Royal Irish Constabulary) y el British Bulldog, diseñado para llevarse en un bolsillo del chaleco y ser empleado en defensa personal.
En 1887, el Ejército Británico estaba buscando un revólver para reemplazar a los muy poco fiables revólveres Enfield Mk I y Mk II, así que Webley & Scott, que para entonces ya eran conocidos como fabricantes de armas de calidad y que habían vendido varias pistolas tanto a oficiales militares como civiles, ofrecieron su Revólver Auto-Extractor Webley calibre .455 para ser probado. Los militares quedaron sumamente impresionados con el revólver siendo adoptado el 8 de noviembre de 1887 como "Pistola, Webley, Mk I". El contrato inicial estipulaba 10000 revólveres Webley, al precio de 3£ la unidad y el suministro de al menos 2000 revólveres dentro de ocho meses.
El revólver Webley sufrió una serie de cambios, que culminaron en el modelo Mk VI, que fue producido entre 1915 y 1923, siendo retirado en 1947, aunque el Webley Mk IV .38/200 quedó en servicio hasta 1963 junto al revólver Enfield No. 2 Mk I. Versiones comerciales de todos los revólveres de servicio Webley también fueron ofrecidas al mercado civil, al lado de un buen número de diseños similares (como el Webley-Government y el Webley-Wilkinson) que no fueron oficialmente adoptados para servicio, pero fueron comprados individualmente por oficiales militares.
El modelo Mk VI es similar al Mk V, pero con una empuñadura cuadrada estilo "target" (al contrario del estilo "pico de pájaro" de los primeros modelos) y un cañón de 150 mm (6 pulgadas). Oficialmente adoptado el 24 de mayo de 1915 y también fabricado por la RSAF Enfield bajo la denominación de Revólver Webley, No. 1 Mk VI desde 1921 a 1926.
Especificaciones:
Tipo revólver
Origen Reino Unido
En servicio 1887 – 1963
Diseñada 1887
Fabricante Webley & Scott, RSAF Enfield
Producida 1887 - 1923
Cantidad aprox. 125000
Peso 1,1 kg, descargado
Longitud 286 mm
Munición .455 Webley Mk II (11,5 x 19 R)
Calibre 11,5 mm
Sistema de disparo Doble acción
Cadencia de tiro 20-30 balas por minuto
Alcance efectivo 46 metros; máximo: 274 metros
Cargador Tambor de 6 balas
Velocidad máxima 190 m/s. 

4. Fusil Martini-Henry Mk. IV (Ver arriba)


5. Fusil Birmingham Lee-Speed Sporter
El Lee-Seed era popular entre los oficiales británicos y cazadores que querían un fusil eficiente, pero que no podían permitirse los costosos fusiles de doble de cañón hechos por Purdy, Holland & Holland y otros fabricantes britanicos, famosos y caros. El arma era popular porque disparaba el proyectil británico en servicio en el Ejercito, y por lo tanto facil de obtener (.303 británico), aunque también fue fabricado en otros calibres. El "Lee-Speed" tenía la mismo mecanismo de acción que el Lee-Enfield, lo que le permitió a muchos cazadores británicos y colonos en África obtener piezas de repuesto y municiones de las unidades del Ejército británico basado en las colonias africanas de Gran Bretaña a finales de los 19 y principios de siglo 20.
 
6. Escopeta Charles Parker 1878 de doble cañón calibre 12 Gauge

7. Revolver Chamelot-Delvigne Modelo 1873 (11mm)
 
Gustave Henry Delvigne fue uno de los más conocidos y fecundos investigadores franceses en materia de armas de todo el siglo XIX. Nació en Hamburgo el 10 de Abril de 1798, y entre sus descubrimientos se encuentran un sistema de carga de balas por la culata para el mosquetón modelo 1830 y para el fusil Rempart de 1831, y la invención de la bala Delvigne -más conocida como Minié.
El arma que le llevó a la fama fue un revólver resultado de su asociación en 1860 con un armero parisino domiciliado en Bruselas, M. Chamelot. Entre ambos, diseñaron y comenzaron a fabricar esta nueva arma en 1862, apoyándose en la invención del cartucho metálico de percusión central en 1860. Como resultado surgió el revólver Chamelot-Delvigne. El Chamelot-Delvigne inicial fue patentado en Bruselas el 7 de julio de 1862 con el número 12.861, dándose a conocer en la Gran Exposición de París de 1867. Fue adquiriendo ciertas mejoras hasta la década de 1880, saliendo al mercado varios modelos, tanto para uso civil como militar. Este revolver fue el que más éxito tuvo en Europa desde 1862 hasta 1880, ya que contaba con munición de cartucho metálico de ignición central, dejando anticuado el sistema Lefaucheux. Con la invención de este cartucho, los Estados Mayores europeos nombraron comisiones para dotar a sus ejércitos con revólveres de fuego central; a éstos acudieron las más afamadas fabricantes de armas del mundo. La más beneficiada en Europa fue el revólver Chamelot - Delvigne, siendo declarado reglamentario para oficiales y suboficiales del ejército, tropa de caballería y de artillería montada de los ejércitos de Bélgica, Francia, Dinamarca, Suiza, Suecia e Italia, entre otros.
Era un arma de construcción robusta, fabricada en acero de primera calidad. Las paredes del cilindro y el grueso del cañón tienen un espesor que le garantiza seguridad y larga vida. Su fabricación se hacía artesanal, por lo que todas sus piezas van numeradas a fin de identificarlas en caso de juntarse con otras similares. El tiro, bien a doble o simple acción, resulta eficaz, pues el arma está perfectamente equilibrada. El único defecto era el sistema de carga, consistente en una ventana lateral del tambor. Aunque a decir verdad, este sistema estaba muy popularizado y aceptado por los revólveres militares de la época. Era una potente arma y su impacto tenía suficiente poder de parada para detener a un enemigo provisto de fusil con bayoneta.
Especificaciones:
Origen: Francia
En servicio: 1873-1945
Diseñador: Delvigne Henri-Gustave/J. Chamelot
Fabricante: Fabrica de Armas de Saint-Étienne
Producido: 1873-1887
Construidas: 337.000
Variantes: MAS 1874
Peso: 1,04 kg
Longitud: 240 mm
Longitud cañón: 115 mm
Cartucho: 11 mm
Calibre: 11 milímetros
Acción: Revólver de doble acción
Índice del fuego: 20 a 30 disparos por minuto
Alcance efectivo: 50 metros
Alcance máximo: 300 metros
Sistema de alimentación: Cilindro de 6 cartuchos. 

8. Revolver Enfield Mk II (.476 Enfield)
 
Revolver Enfield es el nombre aplicado a dos modelos completamente diferentes de revolveres de extracción automática británica diseñados y fabricados en la propiedad del Fábrica de Armas Pequeñas del Real Gobierno en Enfield , inicialmente, en calibre.476 (en realidad 11,6 mm) desde 1880 hasta 1889 y más tarde en calibre .38/200 Enfield para el No. 2 Mk I (1923 a 1957). Los revolveres Enfield Mk I y Mk II revólveres fueron el arma oficial tanto del ejército británico y como de la Policía Montada del Canadá y otras unidades coloniales en todo el Imperio Británico. El arma presento defectos. A partir de finales de 1904,  el Mark II comenzó a ser eliminado en favor del revólver Colt calibre .45, pero el Enfield se mantuvo en servicio hasta 1911. Fue reemplazado por el Webley. Su tambor tenia capacidad para 6 disparos, con un alcance efectivo de 15 a 20 metros. 

9. Revolver Webley Bulldog
 
 

El Webley fue un revólver británico. Aunque hoy en día ya sólo es un arma de coleccionista, el Webley ha sido, en varios modelos, el arma auxiliar estándar de las Fuerzas Armadas del Reino Unido, del Imperio Británico y de los países de la Commonwealth desde 1887 hasta 1963. El Webley es un revólver de apertura vertical con extracción automática; la apertura de este para recargarlo acciona el extractor, que retira los casquillos disparados del tambor. El revólver de servicio Webley Mk I fue adoptado en 1887, pero fue una versión posterior de este, el Mk IV, que se hizo conocido durante la Guerras de los Bóers (1899-1902). El Mk VI, introducido en 1915 durante la Primera Guerra Mundial, es quizás el modelo más conocido. Los revólveres de servicio Webley se encuentran entre los más potentes revólveres de apertura vertical producidos, disparando el cartucho .455 Webley. Aunque el revólver Webley calibre .455 ya no se encuentra en servicio militar, el revólver Webley .38/200 Mk IV aún es empleado como arma policial en un buen número de países.
Los revólveres de la serie British Bulldog fueron de un diseño sumamente exitoso, con marco sólido, un cañón de 64 mm (2,5 pulgadas) y calibrados para una amplia variedad de calibres gruesos, incluyendo el .442 Webley y el .450 Adams. Fueron diseñados para ser llevados en el bolsillo del chaleco o guardados en el cajón de una mesa de noche y un gran número de ellos han llegado hasta nuestros días en buen estado, debido a su poco uso. Numerosas copias de este diseño fueron fabricadas en Francia y Bélgica (especialmente en esta última) a finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, siendo bastante populares hasta la Segunda Guerra Mundial. Hoy son buscados como piezas de colección, debido a que la munición que emplean (en la mayoría de casos) ya no se fabrica. Tiene caracteristicas similares al Mk V que es a su vez semejante al Mk IV, pero con un tambor con 3 mm (0,12 pulgadas) más de ancho para permitir el uso de cartuchos con carga a base de nitrocelulosa. Oficialmente adoptado el 9 de diciembre de 1913, con un cañón de 100 mm (4 pulgadas), aunque algunos modelos producidos en 1915 tenían cañones de 130 mm (5 pulgadas) y 150 mm (6 pulgadas).
Fuentes: Wikipedia.org, imfdb.org y blog Armas y Cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario