sábado, 3 de agosto de 2013

Operación Amsterdam


http://bimg1.mlstatic.com/afiche-de-cine-operacion-amsterdam_MLA-F-3885655385_022013.jpgAutor: Jorge Elías
Operación Amsterdam es una película de acción realizada en 1959 de origen británico, dirigida por Michael McCarthy, con Peter Finch , Eva Bartok y de Tony Britton como protagonistas . Se basa en una historia real descripta en el libro de David E Walker. La historia abarca unos días en mayo de 1940, cuando los alemanes invadieron los Países Bajos.

Argumento:
En mayo de 1940, la invasión alemana de los Países Bajos está en marcha, el gobierno británico decide enviar a un equipo de espionaje a los Países Bajos a bordo HMS Walpole para asegurar las existencias de la industria de diamantes antes de que los invasores puedan llegar a ellos. Cuenta con dos holandeses expertos en diamantes, Jan Smit (Peter Finch) y Walter Keyser (Alexander Knox) y con un oficial de inteligencia del Ejército británico, el Mayor Dillon (Tony Britton). Desembarcan del buque en la costa holandesa. Esquivando las bombas alemanas y policías holandeses y soldados, en un automovil conducido por Anna (Eva Bartok), a quien acaban de salvar de tratar de cometer suicidio, arriban los cuatro a Amsterdam . Se reunen con los distribuidores de diamantes tratando de persuadirlos que los lleven ese día para el transporte a Gran Bretaña. Pero como son muchas piedras las almacenados en una bóveda del banco cuya puerta esta bloqueada por un control de tiempo no se abre durante 24 horas, deben reclutar a un grupo de sabotaje expertos de forzar la entrada.
Bajo la sospecha de la policía holandesa, que los creen quintacolumnistas, el grupo se las arregla para ingresar en la bóveda y recuperar los diamantes. Los tres visitantes efectúan su escape, mientras que los ayudantes holandeses armados mantienen un tiroteo con  la policía y los soldados. Conducen un vehículo hasta la costa, logrando apenas esquivar el accionar de los bombarderos alemanes. Embarcan en un remolcador para llevarlos de vuelta a la nave que los espera, es entonces que Anna decide permanecer en los Países Bajos y trabajar con el incipiente movimiento de resistencia contra los alemanes.

Las siguientes armas han sido empleadas en este film:

1. Revolver Smith & Wesson Modelo Victory (Versión del S&W Modelo 10, en cal .38 Special)
John Bailey-SW-VM.jpg
 
2. Pistola Walther PPK
 
La pistola Walther PP fue introducida en 1929 en Alemania para la policía secreta. En 1931 apareció una versión aún más corta (Kurz), la PPK. También es conocida por ser el arma empleada por Adolf Hitler para suicidarse. Luego de la Segunda Guerra Mundial fue la favorita de los servicios secretos de Occidente. Su tamaño discreto y cómodo, el poco retroceso del disparo y la seguridad de su mecanismo la han popularizado a lo largo del siglo XX entre usuarios civiles. La Walther PP(y su "hermana pequeña" la PPK) fue la primera pistola semiautomática que podía llevase con una bala en la recámara sin peligro de disparo accidental por golpes o caídas. 
Especificaciones:
Tipo Pistola semiautomática
Origen  República de Weimar
Diseñada 1929
Fabricante Walther
Producida 1929 al presente
Peso 590 g
Longitud 155 mm
Longitud del cañón 83 mm
Munición 7,65 x 17 Browning - 9 x 17
Calibre 7,65 mm - 9 mm
Sistema de disparo Doble Acción, recarga accionada por retroceso
Cargador extraíble de 8 cartuchos 7,65 x 17 Browning (Walther PPK) y 7 cartuchos 9 x 17 (Walther PP).

3. Pistola Luger P08
Tim Turner-LugerP08.jpg
 
La Parabellum-Pistole (pistola Parabellum), popularmente conocida como Luger, es una pistola semiautomática accionada por retroceso. El diseño fue patentado por Georg Luger en 1898 y se produjo por la fábrica alemana de armas Deutsche Waffen und Munitionsfabriken (DWM) a partir del año 1900; es una evolución del modelo diseñado por Hugo Borchardt en 1898, conocido como C-93. La Luger se hizo popular gracias a su empleo por parte del ejército y la marina imperial alemana durante la I GM y II GM. Aunque los primeros modelos de la Luger fueron fabricados en calibre 7,65 x 22 Parabellum, es famosa por ser la pistola para la cual se desarrolló el cartucho 9 x 19 Parabellum.
La Luger emplea una corredera interna, operada mediante un brazo articulado, al contrario de la corredera externa común a casi todas las demás pistolas semiautomáticas. El mecanismo funciona de la siguiente forma: Tras disparar un cartucho, el cerrojo y el cañón (ambos unidos en ese instante) van hacia atrás gracias al retroceso. Al moverse solamente unos 13 mm, el cerrojo golpea un resalte del armazón, haciendo que la articulación comience a doblarse y que el cerrojo se desacople de la recámara. En este punto el cañón termina su recorrido impactando en el armazón, pero el cerrojo y la recámara continúan moviéndose, haciendo que la articulación se doble totalmente momentáneamente, extrayendo y eyectando el cartucho disparado. El cerrojo y la recámara inician su recorrido hacia adelante bajo la tensión del muelle recuperador y un nuevo cartucho es insertado en la recámara desde el cargador. El proceso completo ocurre en tan sólo una fracción de segundo.
Durante la Primera Guerra Mundial, al observarse que los subfusiles eran efectivos en la guerra de trincheras, se hicieron experimentos para convertir diversos tipos de pistolas semiautomáticas en pistolas automáticas; pero al contrario de la Mauser C-96, que fue transformada en Reihenfeuerpistole en grandes cantidades, la Luger demostró tener una cadencia excesiva cuando disparaba en modo automático.
La P08 fue el arma auxiliar para el personal del Ejército alemán en ambas guerras mundiales, aunque empezó a ser reemplazada por la Walther P38 a partir de 1940. En 1930, la Mauser se encargará de fabricar la P08 (hasta 1943). El Ejército suizo evaluó la pistola Luger calibre 7,65 Parabellum y la adoptó como arma auxiliar en 1900 con la denominación de Ordonnanzpistole 00 (OP 00).
La pistola Luger calibrada para el cartucho 9 x 19 Parabellum fue aceptada por la Marina alemana en 1904 y por el Ejército alemán en 1908, reemplazando al anticuado Reichsrevolver. La Lange Pistole 08 o Luger de Artillería tenía un cañón más largo y un culatín de madera, siendo a veces utilizada con un tambor de 32 cartuchos (Trommelmagazin 08).
Especificaciones:
Tipo: Pistola semiautomática
Origen: Alemania
En servicio: 1904-1945
Diseñada: 1898
Fabricante: Deutsche Waffen und Munitionsfabriken (DWM)
Producida: 1900-1942
Peso: 870 gr , descargada
Longitud: 222,25 mm
Longitud del cañón: 98-203 mm
Munición 7,65 x 22 Parabellum y 9 x 19
Calibre: 7,65 mm - 9 mm
Sistema de disparo: recarga accionada por retroceso, corredera interna articulada
Cargador: extraíble de 8 cartuchos; tambor de 32 cartuchos.

4. Fusil Steyr Mannlicher M1895
 
El fusil Steyr M1895, también conocido como Steyr-Mannlicher M95 fusil de cerrojo recto, fue desarrollado por el famoso diseñador de armas austriaco Ferdinand Ritter Von Mannlicher. Basado en su diseño previo, el M1890, este fusil fue manufacturado en el imperio austro-húngaro por las compañías de armas estatales en Steyr (Austria) y Budapest (Hungría). Más de 3 millones de fusiles M95 se produjeron entre 1895 y 1918. Este fusil estaba en dotación en el ejército Austro-húngaro, y después de la caida del imperio, en los ejércitos Austriaco y Húngaro. Originalmente se produjo en el calibre 8x50R, pero en 1924 algunos M95 fueron transformados para disparar la munición 7,92x57 Mauser. Estos fusiles convertidos tenían un cañón más corto de 58 cm, siendo designados como M95/24 y usados en Yugoslavia y Bulgaria. Esta conversión continuaba con el clip de munición en bloque de Mannlicher y los reemplazaron por clips extraíbles de Mauser. Desde 1930 Austria convirtiómuchos de sus fusiles M95 a la munición más potente 8x56R M30, usando los mismos clips de bloque de Mannlicher. Estos fusiles fueron designados como M95/30 y marcados con la letra "S" en el anillo del cajón de mecanismos. Hungría empezó a convertir sus fusiles a la misma munición 8x56R en 1931, con los fusiles mejorados marcados con una "H" en el anillo del cajón de mecanismos. Muchos de los fusiles M95 fueron usados en la Segunda Guerra Mundial por los ejércitos Húngaros, Bulgaros e Italianos, así como por algunas fuerzas policiales alemanas.

5. Fusil Lee-Metford
 


El Lee-Metford fue un fusil de cerrojo del ejército británico que combinaba el sistema James Paris Lee (cerrojo trasero para bloqueo) y el cargador de 10 proyectiles y un cañón de ánima rayada de 7 estrias diseñado por William Ellis Metford, sustituyendo al fusil Martini-Henry en 1888, pero después de nueve años de desarrollo y pruebas, se mantuvo en servicio por un corto tiempo hasta que fue reemplazado por el similar Lee-Enfield.
6. Subfusil MP40
El MP40 (Maschinenpistole 40) fue un subfusil automático usado de manera extensa por las tropas de la Alemania nazi (generalmente por oficiales y paracaidistas) durante la Segunda Guerra Mundial. Diseñado por Heinrich Vollmer, de Erma, con el fin de dotar a los soldados de un arma de asalto, principalmente las unidades de infantería mecanizada y paracaidistas, fue fabricado hasta el final del conflicto. Arma excelente para el combate a corta distancia (zonas urbanas, bosques, etc.), era, sin embargo, poco efectiva en combate en terrenos abiertos por su escaso alcance. Ésta fue una de las razones que motivaron el diseño del Stg-44, el predecesor de los modernos fusiles de asalto.
Luego de la llegada al poder de Hitler y del partido nacionalsocialista en 1934, una de sus principales políticas fue la de desarrollar un programa de rearme. En este contexto, se inició la investigación en torno a una nueva generación de armas. Se llevó a cabo una investigación sobre los tipos de subfusiles existentes en el mundo, incluyendo el Thompson estadounidense. El Heereswaffenamt (HWA, Oficina de Armamento del Ejército), vio la necesidad de un subfusil, adecuado para el uso por tripulaciones de vehículos blindados y paracaidistas. La firma fabricante de armas alemana Erfurter Maschinenfabrik G.m.b.h, más conocida bajo su nombre comercial Erma, comenzó el desarrollo de una nueva arma bajo las especificaciones del HWA. Cabe señalar que este nuevo subfusil no fue diseñado a partir de cero; era sólo una evolución de un arma prototipo poco conocido, provisionalmente designado como Erma MP-36., una versión compacta del conocido subfusil Erma EMP 35.
El 17 de julio de 1936 se inicia la Guerra Civil Española y Hitler, que simpatizaba con el bando nacional, envió en su ayuda a la Legión Cóndor. Su experiencia en esta guerra fue de vital importancia, ya que les dio la oportunidad de probar y estudiar una gran cantidad de armas en combate real, incluyendo los subfusiles. También los pioneros de la guerra mecanizada (Guderian, Manstein y Rommel) solicitaron el desarrollo de un subfusil para dotar a las unidades de granaderos de la infantería mecanizada (Panzergrenadier). Respondiendo a estos requerimientos, Heinrich Vollmer comenzó a desarrollar un arma de este tipo en que se plasmarían los conceptos establecidos. En 1938, el director de Erma, Berthold Giepel, fue solicitado en Berlín y se le pidió que acelerara el desarrollo del arma, que seria destinada a la infantería mecanizada y a los paracaidistas. Unos meses más tarde, el subfusil MP38 sería aprobado por el alto mando alemán. Este modelo, en comparación con otros subfusiles de la época, era mucho más fácil de fabricar y más económico debido a los materiales y métodos usados.
La guerra se iniciaría el 1 de septiembre de 1939 con la invasión de Polonia. La experiencia con estas armas indujo a realizar algunos cambios, que primero fueron presentados en una versión intermedia (MP38/40) y luego incorporados en la versión inicial del MP40. El MP40 era un rediseño del MP38, con el objetivo de facilitar su fabricación en masa y disminuir el costo: se redujeron las partes fabricadas en torno y fresadora y se cambiaron por piezas hechas en acero estampado. También se aumentó la seguridad de éste, ya que el MP38 carecía de un sistema de seguro. El nombre deriva de las iniciales de Maschinen pistole (pistola ametralladora) y del año 1940, fecha de su introducción. 
El MP40 fue llamado a menudo Schmeisser por los aliados, por el diseñador de armas Hugo Schmeisser. Aunque el nombre es evocador, Hugo Schmeisser no diseñó el MP40, pero colaboró con el MP41, el cual en esencia es un MP40 con una culata de madera.
A finales de la guerra se habían construido aproximadamente 1.047.000 MP40, miles de los cuales fueron capturados por el Ejército Ruso. Esta arma permaneció en servicio entre las tripulaciones de tanques del ejército noruego hasta la década de los 80. También estuvo involucrado en el conflicto de Indochina en la década de los 50 y en Argelia.
En los MP40 producidos inicialmente, el brocal del cargador tenía los costados lisos, mientras que en la versión del contingente principal (MP40/I) llevaba estrías para fortalecerla. Dada su velocidad de expulsión, el muelle del cargador hacía que la munición saliera bastante rápido de éste, causando así atascos cuando se llenaba con las 32 proyectiles que permitía; por esto, habitualmente sólo introducían 30 como máximo. 
El MP40 tenía una longitud total de 833 mm, y con la culata plegada se acortaba hasta los 630 mm. El extraño espolón cerca del final del cañón fue diseñado para permitir a los soldados fijar el MP40 en las “troneras” de los transportes blindado de tropas, como el Sdkfz 251.
Especificaciones:
Fabricante: Erfurter Werkzeug und Maschinenfabrik (Erma), Haenel y Steyr
En producción: 1940–1945
Calibre: 9 mm Parabellum
Longitud del cañón: 251 mm
Estriado: 6 estrías, dextrógiro
Capacidad del cargador: 32 proyectiles
Cadencia de fuego: 500 disparos por minuto
Velocidad inicial: 381 m/s
Miras: Punto de mira fijo y cubierto y alza ajustable a 100 y 200 m
Peso: 4,03 kg vacía - 4,70 kg cargada
Longitud: Culata extendida, 833 mm y culata plegada, 630 mm
Alcance efectivo: 200 m

7. Ametralladora Lewis
Ns-Lewis-MG-OA.jpg
 
La ametralladora Lewis fue diseñada en Estados Unidos antes de la Primera Guerra Mundial y fue usada en esta por las fuerzas del Imperio Británico. La Lewis es fácilmente identificable debido al amplio tubo de refrigeración alrededor del cañón y al cargador montado en la parte superior del arma.
A principios del año 1910, el teniente coronel Isaac Newton Lewis tuvo contactos con la firma fabricante de armas Automatic Arms Co. de Buffalo, Nueva York, en los cuales se le ofreció un paquete de acciones de dicha firma si diseñaba para su producción una ametralladora basada en patentes que ya poseía u otra de concepción original suya; estando de acuerdo en esta proposición aceptó unirse a la firma, y de esta el diseño de una ametralladora refrigerada por aire. Sin menoscabo hacia la habilidad que Lewis mostró en el montaje de uno de los más ligeros y más confiables mecanismos de disparo jamás ideados, debe recordarse que los principios básicos de funcionamiento ya eran propiedad de la Automatic Arms Co, antes de que Lewis se convirtiera en un miembro de la firma a finales de 1910. En el momento de la organización de la empresa Samuel Neal McClean había cedido todos los derechos de patente de su ametralladora, mejor conocido como Fusil Automático McClean-Lissak. Los productores del arma hicieron varios intentos fallidos para interesar al gobierno en ella, pero, McClean como muchos otros inventores, no pudo conseguirlo.
También, el coronel Lewis después de presentar el arma en diversas pruebas se frustró intentando persuadir al Ejército de los Estados Unidos para que adoptara el arma, por lo que decidió retirarse del servicio activo y se dirigió a Bélgica estableciendo en la ciudad de Lieja la firma conocida como Armes Automatiques Lewis SA. Los belgas rápidamente adoptaron el innovador diseño en 1913, utilizando munición .303 British (7,70 x 56 R). Poco tiempo después la empresa inglesa Birmingham Small Arms Company (BSA) adquirió la licencia para producirla. El primer lote de 50 ametralladoras de la BSA fue completado a mediados de 1913, en siete calibres diferentes, con el objetivo evidente de la comercialización de estas armas en toda Europa. Su cadencia de tiro era de 550 disparos por minuto y pesaba 11,8 Kg, casi la mitad de sus contemporáneas por lo que fue elegida para ser cargada y utilizada por un solo soldado. Era utilizada para acompañar a las tropas tanto en los avances como en las retiradas por lo reducido de su peso. Además, era barata (un sexto del costo de la Vickers) por lo que fue ampliamente distribuida entre los soldados.
En total, el arma estaba compuesta por 62 partes y debido a su ligereza fue muy popular como ametralladora montada en aeroplanos, sobre todo porque el enfriamiento producido por la velocidad del aire hacía innecesario el tubo enfriador, aligerando aún más el peso del arma.
La Lewis era accionada por los gases del disparo y tenía un pistón bajo el cañón. La parte de atrás del pistón soporta otro pistón vertical que era encajado en una ranura espiral en el cerrojo, de modo que al accionar el pistón, el cerrojo es girado para abrirse y después retroceder. El percutor está unido al pistón que golpea el cartucho a la vez que el pistón recupera su posición delantera.
La Lewis podía utilizar dos tipos diferentes de tambores, uno de 47 cartuchos y otro de 96. El último fue diseñado para ser utilizado en las armas montadas en los aviones ya que era muy pesado para que lo use la infantería. Algunas Lewis fueron adaptadas como armas antiaéreas para el ejército británico en el año 1916, utilizando el tambor de 96 cartuchos.
Los británicos rápidamente la adoptaron en los últimos meses de 1915. Cada ametralladora Lewis requería un equipo de dos soldados, uno para dispararla y el otro para trasladar municiones y recargarla, sin embargo, cada soldado de infantería estaba entrenado para dispararla en caso de que los sirvientes fuesen incapacitados.
Los tanques británicos Mark I estaban armados con ametralladoras Lewis. Fue utilizada en aviones británicos y franceses tanto como arma para los observadores como para los artilleros y pilotos, en algunos casos fue usada como arma adicional a la ametralladora Vickers. En 1917, el Ejército de los Estados Unidos adoptó el arma en calibre .30-06 pero fue rápidamente reemplazada en septiembre de 1918 por el BAR (Browning Automatic Rifle). En la Guerra del Chaco, esta ametralladora tuvo una buena participación, tanto en aviación como en infantería. Era superada en número por la Vickers. En II GM, la Lewis fue reemplazada por la ametralladora Bren.

8. Ametralladora Schwarzlose Modelo 07/12
Ns-Schwarzlose-OA.jpg
 
La Maschinegewehr Patent Schwarzlose M1907 fue la ametralladora media estándar del Ejército austrohúngaro durante la Primera Guerra Mundial. También fue empleada por los ejércitos de los Países Bajos, Grecia y Hungría durante la Segunda Guerra Mundial. Era una ametralladora enfriada por agua y alimentada mediante cinta, diseñada por el inventor alemán Andreas Wilhelm Schwarzlose (que ya era bien conocido en el continente hacia el año 1900 por haber producido muchos diseños para pistolas semiautomáticas) en 1902 y que posteriormente vendió la patente a la firma austriaca Steyr que empezó a fabricarla en 1905 y después de dos años de pruebas, finalmente fue adoptada por el ejército austrohúngaro como Schwarzlose M1907. Esta ametralladora también fue aceptada por los Países Bajos, Suecia (donde se construyó bajo licencia hasta la década de los 30), Bulgaria, Grecia, Rumania, Serbia y Turquía antes de la guerra.
En 1912 se modificó, con diferencias en ciertas piezas y en el cañón, dando lugar al modelo Schwarzlose M1907/12. Generalmente iba montada sobre un trípode y era muy parecida a las ametralladoras derivadas de la Maxim, tales como la Vickers británica y la Maschinegewehr 08 alemana. Sin embargo, la Schwarzlose tenía un diseño más simple y era accionada mediante un inusual mecanismo de retroceso retardado que solamente tenía un muelle recuperador. Las variantes iniciales de la M.07/12 tenían una cadencia de 400 disparos/minuto, pero esta fue aumentada a 580 disparos/minuto durante la Primera Guerra Mundial al equipar su mecanismo de retroceso retardado con un muelle recuperador más fuerte. La Schwarzlose era un arma robusta y fiable en el papel de ametralladora de infantería, pero al contrario de las sumamente adaptables ametralladoras derivadas de la Maxim, tuvo menos éxito al ser empleada en papeles para los cuales no había sido diseñada.
La Schwarzlose tuvo una moderada exportación en los años previos a la Primera Guerra Mundial. Además del Ejército austrohúngaro (en calibre 8 mm), fue adoptada por los ejércitos de Grecia (6,5 mm), Países Bajos (6,5 mm) y Suecia (empleando el cartucho 6,5 x 55 y con la denominación Kulspruta m/1914). Tras la Primera Guerra Mundial, la Schwarzlose continuó siendo empleada por los nuevos países que emergieron de la disolución del Imperio austrohúngaro; por ejemplo, la Schwarzlose M.07/12 permaneció en servicio activo en Hungría después de la guerra, en donde a partir de 1931, algunas Schwarzlose fueron modificadas para utilizar el cartucho 8 x 56 R M.31 "Hegyes" denominándolas modelo 07/31. Ametralladoras Schwarzlose capturadas fueron empleadas esporádicamente por unidades rusas e italianas durante la Primera Guerra Mundial. En la Segunda Guerra Mundial, ametralladoras Schwarzlose de diversos tipos capturadas fueron empleadas por unidades de segunda línea del Wehrmacht, especialmente durante las desesperadas batallas que tuvieron lugar a fines de aquel conflicto.

Fuentes: Wikipedia.org, imfdb.org y blog Armas y Cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario