jueves, 18 de julio de 2013

El Puente sobre el Rio Kwai

Autor: Jorge Elias.
El puente sobre el río Kwai es una coproducción británica-estadounidense de 1957, del género bélico o de aventuras, dirigida por David Lean, protagonizada por Sir Alec Guinness, Sessue Hayakawa, Jack Hawkins y William Holden en los papeles principales. Basada en la novela homónima de Pierre Boulle. La historia relatada en el filme es ficción, pero recoge la verdadera historia de la construcción de la línea de ferrocarril de Birmania de 1942 a 1943. Fue rodada en el Reino Unido y Ceilán. Ganadora de siete premios Óscar.

Argumento:
Durante la Segunda Guerra Mundial, unos prisioneros británicos reciben la orden de los japoneses de construir en plena selva un puente de ferrocarril sobre el río Kwai, en Tailandia. El coronel Nicholson (Alec Guinness), que está al frente de los prisioneros, rehúsa hacerlo aludiendo la Convención de Ginebra que prohíbe el trabajo forzado de oficiales. El comandante japonés Saito (Sessue Hayakawa) desprecia la actitud del coronel Nicholson y lo obliga a permanecer formado a pleno sol, junto al resto de oficiales. Luego de sufrir el encierro en una choza de metal, el coronel es liberado, para júbilo de los soldados prisioneros. 
 
El coronel Saito decide continuar con la construcción, pero fracasa. Nicholson que es un típico oficial británico que busca una forma de elevar la moral y las condiciones físicas de sus hombres, ve el puente como una forma de conseguirlo, teniéndoles ocupados en la construcción y sintiéndose orgullosos de la obra. Logra convencer con argumentos técnicos a Saito, quien forzado por el atraso, acepta. Los prisioneros, que habían tratado de boicotear de muchas formas la construcción del puente, reciben la orden de Nicholson de colaborar. Por su parte, un mayor estadounidense, Shears (William Holden), prisionero en el mismo campo, sólo piensa en huir. Lo consigue y logra llegar a las líneas aliadas. En contra de su voluntad, vuelve unas semanas más tarde guiando a una unidad de comandos británicos, bajo las órdenes del mayor Warden (Jack Hawkins), cuya misión es volar el puente construido por los prisioneros, antes de que pase el primer tren japonés, cortando así la línea del ferrocarril, vital para el transporte de suministros del ejército Japonés.

Las siguientes armas han sido empleadas en esta pelicula:

1. Fusil Lee Enfield Mk III (Inconsistencia, aquí las tropas japonesas usan el Enfield en lugar del fusil Arisaka)
 
El Lee-Enfield fue el fusil de cerrojo, alimentado por cargador, estándar en el Ejército Británico desde 1895 hasta 1956. Siendo el arma en servicio durante la primera mitad del siglo XX, ha sido utilizado en ambas guerras mundiales y además por miembros de la Commonwealth, incluyendola India, Australia y Canadá. Dispara cartuchos del calibre .303 desde un cargador extraíble con capacidad para diez balas, que se rellenaba utilizando peines de cinco proyectiles, y tuvo una producción total estimada, incluyendo todas las variantes, de unos 17 millones de unidades.
El fusil Lee-Enfield era un derivado del anterior Lee-Metford, un fusil mecánicamente similar que usaba cartuchos de pólvora negra y combinaba el sistema de cerrojo de James Paris Lee con el cañón de ánima rayada diseñado por William Ellis Metford. El sistema de acción del Lee era un avance importante, más rápido y sencillo que el sistema de cerrojo de Mauser. Debido al sistema de cerrojo rápido, la introducción de los fusiles semiautomáticos se retrasó considerablemente.
El cerrojo rápido y el cargador de gran capacidad (diez proyectiles, frente los cinco que tenía la mayoría de los fusiles basados en el diseño Mauser) permitía que un tirador experto pudiera disparar entre 15 y 30 veces en un minuto, haciendo del Lee-Enfield el fusil de cerrojo más rápido de su época.
El Lee-Enfield apareció en noviembre de 1895 como .303 calibre, Rifle, Magazine, Lee-Enfield (fusil, cargador, calibre .303, Lee-Enfield) o más comúnmente Magazine, Lee-Enfield o MLE. Al año siguiente se introdujo el Lee-Enfield Calvary Carbine Mk I (carabina de Caballería Lee-Enfield Modelo I) o LEC, con un cañón de 538 mm frente los 767 mm de la versión larga. Ambos recibieron series de pequeñas modificaciones en 1899, creándose el Mk I.
La necesidad de nuevos fusiles crecía a finales de los años 1930, y el Rifle No. 4 Mk I fue adoptado en 1939, aunque su producción a gran escala no comenzó hasta 1941. El 4 era similar al Mk VI, pero más ligero y resistente. Con el sistema de cañón flotante, el n.º 4 se convirtió en el fusil de francotirador de las fuerzas británicas, utilizando una mira telescópica de 3,5 aumentos. Denominado No. 4 Mk I (T), fue recalibrado para el cartucho 7,62 x 51 OTAN y continuó en servicio hasta comienzos de los años 1990 como fusil de francotirador L42A1.
Durante la II Guerra Mundial, el Fusil n.º 4 fue simplificado para su producción en masa con la creación del No. 4 Mk I, que fue fabricado en Norteamérica. Posteriormente, se necesitó un fusil más corto y menos pesado para las junglas de Asia, desarrollándose el Rifle No. 5 Mk I, conocido como carabina de la jungla. Tenía un supresor de fogonazo característico, y pesaba casi un kilogramo menos. Sin embargo, tenía mucho retroceso y no fue popular entre las tropas.
El Lee-Enfield fue reemplazado finalmente por el L1A1 SLR, un derivado del FN FAL en 1955, aunque el fusil se mantuvo algunos años más como arma de entrenamiento.
Un total de 14 millones aproximadamente de Lee-Enfields se habían fabricado en varias factorías de distintos continentes cuando se cortó la producción en 1956. Sin embargo, se continuó fabricando hasta los años 1980 en la fábrica Ishapore de la India y en la factoría BSA de Shirley, en Birmingham. Los Lee-Enfield se siguen utilizando en las fuerzas de reserva y las fuerzas policiales de muchos países de la Commonwealth, particularmente la India y el Canadá.

2. Fusil Lee Enfield No.4 (Ver arriba)

3. Subfusil Thompson M1928 (Aquí equipan a las tropas japonesas con esta arma)
 
 
El Thompson es un subfusil automático que adquirió mala fama en la época de la Prohibición. Se le veía normalmente en las películas de gángsters de los Estados Unidos de ese tiempo, siendo usado tanto por las fuerzas policiales como por los mismos criminales. El Thompson llegó a ganarse diversos apodos en su país como Tommy Gun, Chopper, Chicago Typewriter y Chicago Piano. Fue el favorito de soldados y civiles por ser compacto, por su munición .45 ACP y por su elevada cadencia de fuego en modo automático. También es conocido por ser utilizado masivamente por el ejército estadounidense en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial.
El subfusil Thompson tenía una cadencia de aproximadamente 1.100 disparos por minuto, calibre .45 ACP (11,43 mm), en el modelo M1921 (el primero en ser introducido). Esta arma es un subfusil de los llamados de "primera generación", comparable al alemán MP18 (el primer subfusil eficaz), a diferencia del MP40 usado masivamente por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial, que era un subfusil de "segunda generación". La diferencia estriba en que los de segunda generación eran diseños simplificados y fabricados con nuevas técnicas menos costosas, por lo que resultaban mucho más fáciles y baratos de producir en masa. Era ligero, con culata de madera y, simplemente, una pistola de repetición, ya que era de un calibre pequeño.
El Thompson fue sucesivamente simplificado para abaratarlo durante la guerra, dando lugar a las versiones M1 y (sobre todo) M1A1, que lograron reducir el precio de 200 a 70$. A pesar de que los soldados preferían el Thompson, este terminó siendo reemplazado por el M3 (que las tropas apodaron por su tosco aspecto "Grease Gun", pistola engrasadora), ya de segunda generación, que sólo costaba 10$ la unidad.
El inventor de este subfusil fue el general John Taliaferro Thompson, militar que sirvió por muchos años en el departamento de artillería del Ejército de Estados Unidos. Él mismo se inspiró en el diseño del Thompson estando en una trinchera durante la Primera Guerra Mundial, desarrollando lo que el llamaría one-man, hand-held machine gun (ametralladora personal "de mano" o portátil).
Mientras buscaba la forma de que el arma funcionara con seguridad, Thompson se cruzó con un problema de patentes ante John Bell Blish. Con una manera de hacer posible su idea, Thompson encontró soporte financiero de un patrocinador y así fundó la Auto-Ordnance Corporation en 1916, con el propósito de fabricar su arma. Los diseñadores principales fueron Theodore H. Eickhoff, Oscar V. Payne, y George E. Goll. A finales de 1917 descubrieron la forma de usar el Blish lock (mecanismo de cerrojo de armas diseñado por John Bell Blish), y asimismo vieron que la única munición utilizada por el ejército en el momento, que funcionara con el cerrojo Blish, era la .45 ACP. El proyecto se llamó Aniquilador I (en inglés Annihilator I) y para 1918 ya habían resuelto casi todos los problemas de diseño.
Sin embargo, la guerra terminó antes de que pudieran enviar los prototipos a Europa. En 1919, una junta directiva de la Auto-Ordnance discutía el mercadeo del Aniquilador. Ahora que la guerra había terminado, fue oficialmente renombrado como la Thompson Submachine Gun (subfusil Thompson). Mientras otras armas se desarrollaban brevemente en ese tiempo con los mismos objetivos en mente, fue el Thompson el que fue etiquetado y marcado como "submachine gun". El arma estaba prevista como una "escoba de trincheras" (trench-broom) automática para limpiar las trincheras de tropas enemigas, llenando el papel que el BAR no era capaz de desempeñar. Irónicamente, este concepto fue adoptado por las tropas alemanas utilizando sus propias ametralladoras en conjunto con tácticas de infiltración, llamadas por ellos Sturmtruppen (tropas de asalto).
El primer Thompson en ser producido en serie fue el modelo de 1921 (Model 1921). Estaba disponible para uso civil, aunque su elevado precio resultó en pocas ventas. Los Thompson Modelo 1921 se vendieron en pequeñas cantidades al servicio postal estadounidense (para proteger al correo de una racha de delitos), seguidos por varias comisarías de los Estados Unidos y ventas internacionales menores a diversos ejércitos, policía civil, gendarmería y fuerzas paramilitares principalmente en América Central y América del Sur. También fueron adquiridos por el IRA a través de simpatizantes en los Estados Unidos y fue utilizado en eventos posteriores como la Guerra de Independencia de Irlanda y en la Guerra Civil Irlandesa. Los Thompson fueron empleados limitadamente por el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos (sólo utilizaron el modelo M1928), con el cual los Marines intervinieron en una serie de conflictos en América Central, particularmente en Nicaragua, donde era común que los Marines emplearan el Thompson M1928 en combates a corta distancia y para contrarrestar las emboscadas llevadas a cabo por la guerrilla Sandinista.
El Thompson alcanzó notoriedad por vez primera en manos de los gángsters durante la Gran Depresión y en las películas basadas en estos mismos. En aquella época, la llamada China Nacionalista también adquirió cierta cantidad para combatir a las tropas del Ejército Imperial Japonés y eventualmente terminaron fabricando copias en pequeñas cantidades de las Thompson que habían comprado para su uso en varios ejércitos y milicias.
El subfusil Thompson fue adoptado en 1938 por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos sirviendo durante la Segunda Guerra Mundial y más tarde en la Guerra de Corea, así como en primeras instancias de la Guerra de Vietnam. Otros países aliados compraron asimismo la Thompson, entre ellos el Reino Unido y Francia. Las modificaciones hechas para abaratar el precio de las unidades se realizaron en 1942, resultando en los modelos llamados M1 y M1A1 que fueron comúnmente usados por los oficiales y los suboficiales.
Había dos modelos militares del subfusil Thompson. El primero era el modelo M1928A1 que tenía un cargador recto de 20 cartuchos o un cargador tipo tambor de 50-100 cartuchos. Este modelo a su vez poseía un cañón más largo que el modelo M1A1, y la palanca de amartillado estaba en la parte superior del arma. El M1A1 tenía el cañón más corto, un cargador recto de 30 cartuchos y la palanca de amartillado estaba en el lado derecho. El M1928A1, junto con el modelo regular M1928, fueron adoptados por los USMC (Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, United States Marine Corps), mientras que el modelo M1A1 fue elegido por el Ejército.
El Thompson fue particularmente útil en manos de las tropas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial como un arma para exploradores, suboficiales y jefes de patrullas. En el teatro europeo, el arma fue ampliamente usada por las unidades Commando de británicos y canadienses, así como por paracaidistas estadounidenses y batallones de Rangers. Una versión sueca del modelo M1928A1, denominada Kulsprutepistol m/40 (pistola ametralladora m/40) sirvió en el Ejército sueco entre 1940 y 1951. A través del programa llamado Lend-Lease, que involucraba a los Estados Unidos, Reino Unido, Unión Soviética, China, Francia y a otras naciones Aliadas. La Unión Soviética también usó el Thompson, pero en la práctica no fue muy difundido debido a que ya poseía su propio subfusil (el PPSh-41).
En el Pacífico, la infantería del ejército australiano y otras fuerzas de la Commonwealth emplearon al principio el Thompson extensamente en patrullas en la jungla y en emboscadas, donde era valorado por su potencia de fuego, aunque por su considerable peso y por las dificultades de provisiones llevaron eventualmente a su reemplazo por otros subfusiles más económicos, tales como el Owen y el Austen. Los marines estadounidenses también usaron el Thompson de un modo restringido, ya que había escasez de pertrechos, especialmente durante sus primeros asaltos a las islas. Sin embargo, pronto se descubrió que los Thompson tenían un efecto limitado en la densa jungla, donde los proyectiles calibre .45 ACP (Automatic Colt Pistol) no podían penetrar los árboles de diámetro más pequeño y menos aún los cascos de los soldados japoneses o sus vestimentas protectoras (en 1923 el Ejército de los Estados Unidos desaprobó la munición tipo .45 Remington-Thompson, que poseían un poder de fuego mayor que las .45 ACP). En el ejército estadounidense, muchas patrullas dentro de la jungla estaban equipadas originalmente con Thompsons en la primera fase de la campañas de Nueva Guinea y Guadalcanal, pero poco después se empezaron a utilizar los BAR en su lugar, ante todo en lugares claves, tales como el frente y la retaguardia, creando puntos defensivos.
Para cuando estalló la Guerra de Corea, el Thompson había sido retirado del servicio como subfusil de uso estándar de las fuerzas de Estados Unidos. Fue sustituida por el subfusil M3/M3A1 y la carabina M1/M2. Muchos Thompson fueron entregadas a las fuerzas armadas chinas como asistencia militar antes de la caída del gobierno de Chiang Kai-shek en 1949 a manos de las fuerzas comunistas de Mao Tse-tung. Durante la Guerra de Corea, las tropas estadounidenses se sorprendieron al encontrarse con que las tropas chinas comunistas estaban fuertemente armadas con Thompsons, especialmente durante los asaltos sorpresa de noche. La capacidad del arma de proveer gran cantidad de fuego automático de asalto en corto rango, probó ser muy útil tanto en la defensa como en el ataque durante la primera etapa del conflicto. Muchas de estas armas fueron recapturadas y volvieron a entrar al servicio del ejército y la marina.
Especificaciones:
Tipo Subfusil semiautomático/automático según modelo
Origen Estados Unidos
Diseñada 1917-1919
Fabricante Auto-Ordnance Company (original), Colt, Savage Arms
Producida 1921-presente (réplicas)
Cantidad 1.700.000 aprox.
Variantes Persuader & Annihilator, M1921/A1, M1927, M1928/A1, M1/A1
Peso 4,9 kg M1928/A1 - 4,8 kg M1/A1
Longitud 851 mm M1918/A1 , 811 mm M1/A1
Longitud del cañón 500 mm
Munición .45 ACP (11,43 x 23) - .30 Carbine (7,62 x 33)- .22 LR (Réplica deportiva)
Calibre 11,43 mm - 7,62 mm - 5,5 mm
Sistema de disparo cerrojo de fricción (primeros modelos) accionado por retroceso (M1/M1A1)
Cadencia de tiro 700-1000 disparos/min
Alcance efectivo entre 100 y 150 m
Cargador extraíble, recto de 20-30 balas o tambor de 50-100 balas.

4. Subfusil Sten Mk. II
 
 
 
El Sten era una familia de subfusiles británicos de 9 mm, utilizados por las fuerzas de la Commonwealth durante la II Guerra Mundial y la Guerra de Corea. Sus características más notables eran su diseño sencillo y su bajo coste de producción. El nombre STEN es un acrónimo que deriva de los nombres de los diseñadores principales del arma: el Mayor Reginald Shepherd y Harold Turpin, y ENfield, la localidad de la Royal Small Arms Factory (RSAF) de Londres. Unos cuatro millones de Sten de varias versiones se fabricaron durante los años 1940. La designación oficial era Carbine, Machine, Sten (Carabina, Ametralladora, Sten), aunque no se debe confundir con la definición común de la carabina. El Sten era un típico subfusil, mientras que carabina se refiere a un fusil corto y de pequeño calibre.
El Sten fue diseñado en un momento en que Gran Bretaña se enfrentaba a la Batalla de Inglaterra y otros combates, y temía la invasión de la Alemania nazi. Muchas armas se habían perdido durante la Batalla de Dunkerque y el ejército comenzaba a crecer. Antes de 1941, los británicos estaban comprando todos los subfusiles Thompson que podían de los Estados Unidos, pero no resolvía las exigencias. La entrada de Estados Unidos en la guerra a finales de 1941 aumentó las peticiones de los subfusiles Thompson. Para facilitar equipamiento a una fuerza de combate lo suficientemente grande para detener la amenaza del Eje, la Royal Small Arms Factory de Enfield recibió el encargo de producir una alternativa barata.
Los diseñadores acreditados fueron el Mayor R. V. Shepherd, OIB, Inspector de Armamento en el Ministerio de Suministros, Departamento de Diseño del Royal Arsenal, Woolwich y Harold John Turpin, delineante senior del Departamento de Diseño de la RSAF de Enfield. De ahí el nombre: Shepherd - Turpin Enfield.
El Sten requería una mínima cantidad de operaciones mecánicas y de manufactura utilizando piezas estampadas sencillas y poca soldadura. La mayor parte de la producción podía ser realizada en pequeños talleres y las armas se montaban en Enfield. Con el paso del tiempo, la fabricación del Sten fue simplificándose aún más: el modelo básico Sten Mark III podía fabricarse en cinco horas de trabajo. Las versiones más baratas estaban construidas por sólo 47 partes diferentes. Su diseño era distinguible por ser muy básico: sólo un cañón con su cajón de mecanismos, una culata de metal y un cargador en horizontal.
El Sten fue eliminado lentamente del servicio británico durante los años 1960, siendo reemplazado por el subfusil Sterling. Las otras naciones de la Commonwealth desarrollaron sus propios reemplazos.
El subfusil Sten empleaba el cartucho de pistola 9 x 19, lo cual era una ventaja en caso de capturar munición alemana, pues se podía utilizar. El Sten era pequeño y podía dividirse en varias piezas fácilmente ocultables, y, por lo tanto, era apreciado para operaciones de los partisanos en el continente europeo. Los guerrilleros en el frente occidental y oriental se convirtieron en expertos en reparar, modificar e incluso crear clones del Sten: más de 2.000 Stens y unos 500 subfusiles similares Błyskawica fueron fabricados en la Polonia ocupada. Sin embargo, el Sten ganó mala reputación entre los soldados por su mala puntería, debido al alza y punto de mira muy básicos y a los bloqueos por el mal diseño del cargador. El cargador tenía dos columnas de cartuchos de 9 mm dispuestos en modo de zigzag. Mientras que los cargadores escalonados se alimentaban de ambas columnas, los diseñadores del cargador del Sten eligieron que los proyectiles se combinasen gradualmente en una única columna. Cualquier tipo de suciedad o partículas extrañas en esta zona de combinación causaba un encasquillamiento.
Además, el Sten era propenso a dispararse accidentalmente si caía al suelo o recibía un golpe. El diseño fue continuamente mejorando durante la guerra, y la versión Mark V, introducida en 1944, se mantuvo como arma en servicio en el Reino Unido hasta los años 1960. El Sten fue sustituido por el Sterling cuando empezó a ser producido en cantidad en 1953.
Debido a la facilidad de fabricación, los alemanes también construyeron su propia versión del Sten, el MP 3008, a finales de la guerra. Anecdóticamente, el Sten estaba inspirado en el modelo alemán MP28.
El Sten, especialmente el Mark II, tendía a recibir alabanzas y críticas por igual. Se ganó el apodo de pesadilla del fontanero y aborto del fontanero, por su diseño tosco y su fiabilidad y durabilidad cuestionables. Su ventaja principal se basaba en la gran disponibilidad para tropas, grupos de resistencia y grupos de apoyo. Los Sten fueron lanzados desde los cielos como equipos para guerrilleros de la resistencia y partisanos en la Europa ocupada. Debido a su perfil delgado y la facilidad de desmontarlo, eran fáciles de ocultar y útiles en la guerra de guerrillas.
El Sten continuó en servicio debido a las presiones económicas tras la II Guerra Mundial. Curiosamente, el Rey Jorge VI llevaba un Sten en su coche para defenderse en caso de un ataque con paracaidistas. Este Sten está expuesto en el Museo Imperial de Guerra (Imperial War Museum).
Variantes:
Los subfusiles Sten aparecieron en distintos modelos básicos, aunque el Mark IV no pasó del prototipo, y casi la mitad de la producción fue del Mark II. Todos los modelos combinados dan unos 4,5 millones de Sten fabricados durante la II Guerra Mundial, aunque el total varía dependiendo de las fuentes.
-Mark I: La primera simplificación del Mark I. Se eliminaron el mango, las partes de madera y el apaga llamas.
-Mark IIE: El modelo más fabricado, con unos dos millones de unidades. Era mucho más simple que el Mark I, de igual manera que el Mark I, sin las partes de madera y el apaga llamas. Era más corto que el Mark I, también se fabricó la versión Mk.IIS con silenciador.
-Mark II (canadiense): Durante la II Guerra Mundial, se fabricó un modelo del Sten en el Long Branch Arsenal de Ontario. Era muy similar al Mark II, pero con una calidad algo mejor y una culata distinta. Su primer uso en combate fue en 1942 en el Desembarco de Dieppe.
-Mark III: Este modelo sencillo fue el segundo en mayor producción, tras el Mk.II. Era, como el Mark II, una simplificación del Mark I. Se fabricaron tanto en el Reino Unido como en Canadá. Su diferencia visual con el Mark II era que la cubierta del cañón se extendía más allá del cañón propio. Las diferencias mecánicas estaban en el cañón fijo y en que el cuerpo estaba soldado a lo largo del centro de la tapa.
-Mark IV: El Mark IV fue una versión reducida que no pasó de la fase de prototipo. Tenía el tamaño de una pistola y una configuración diferente con un apaga llamas cónico, un mango en la parte posterior, una culata muy ligera y un cañón corto.
-Mark V: El modelo más utilizado por los paracaidistas, y fue usado en Normandía y en Arnhem. Tenía mangos de pistola de madera, una culata, una mira y montura para la bayoneta. La bandolera del Sten que llevaban los paracaidistas, contenía siete cargadores.
-Mark VI: Un modelo de mayor tamaño y peso.
Especificaciones:
En servicio 1941—1960
Diseñada 1940
Fabricante Royal Small Arms Factory, Enfield, BSA, ROF Fazakerley, Long Branch y otras empresas que fabricaban partes individuales.
Producida 1941—1946 (dependiendo de la versión)
Cantidad ~4 millones
Peso 3,18 kg
Longitud 760 mm
Longitud del cañón 196 mm
Munición 9 x 19
Calibre 9 mm
Sistema de disparo recarga accionada por retroceso
Cadencia de tiro 540 disparos/min (dependiendo de la versión)
Alcance efectivo 46 m
Cargador extraíble recto, de 32 balas.

5. Ametralladora Vickers
La Vickers es una ametralladora de calibre 7,70 mm refrigerada por agua y producida por la compañía Vickers, fabricada originalmente para el Ejército Británico a comienzos del siglo XX.
Vickers ya había producido la ametralladora Maxim original, por lo que ya contaba con una experiencia enorme en su operación y fabricación. Luego de tomar control de la compañía Maxim, Vickers mejoró el diseño de estas armas esencialmente para reducir su peso. Otra gran mejora fue la utilización de un potenciador de retroceso en la boca del cañón, lo que permitía emplear los mismos gases del proyectil disparado como un impulsor del mecanismo de recuperación, es decir, más potencia del mecanismo de recarga y mayor confiabilidad.
Esta ametralladora requería de un equipo de seis a ocho sirvientes para operar: un tirador, un suministrador de munición y otros servidores para mover la pieza y trasladar equipo adicional y repuestos. El arma se ganó una buena reputación por su gran solidez y confiabilidad, y muchos de sus operadores desarrollaron una gran devoción por ella. De hecho, pasaban gran cantidad de su tiempo en trabajos de mantenimiento realizados con gran dedicación y hasta cariño por cada una de sus piezas.
De acuerdo con Ian V. Hogg en su obra Weapons & War Machines, durante una acción de la Primera Guerra Mundial el 16 de agosto de 1916, la Compañía 100 del cuerpo de ametralladoras del ejército expedicionario británico disparó sus diez Vickers ininterrumpidamente en un lapso de 12 horas, disparando un millón de balas entre todas ellas con un recambio de 100 cañones (barrels) sin una sola falla. "Fue esta confiabilidad a prueba de tontos la que granjeó a la Vickers el cariño de todo soldado británico que alguna vez haya disparado alguna."
El peso del arma variaba según el montaje, pero oscilaba entre los 11 y 12 kg, y el del trípode entre los 18 a 23 kg. Las cajas de munición para cintas de 250 cartuchos pesaba unos 10 kg cada una. También requería un suministro de unos 4 litros de agua para accionar su sistema de refrigeración por evaporación y evitar el sobrecalentamiento. El calor del cañón hacía hervir el agua en el interior de la cubierta que lo rodeaba. El vapor resultante era conducido por un tubo flexible hacia un condensador, lo cual tenía la doble ventaja de evitar que el vapor visible delate la presencia del arma y a la vez permitía reutilizar el agua, elemento crucial en ambientes desérticos.
Durante su empleo con los británicos, la Vickers disparaba el cartucho estándar .303 British (7,70 x 56 R) que también usaba el fusil Lee-Enfield, y que debía ser cargado manualmente en la cinta de tela con refuerzos metálicos de la ametralladora. Hubo también una versión de calibre 12,7 mm utilizada como arma antiaérea, así como otros calibres para compradores extranjeros. Algunos tanques británicos en la II GM estuvieron equipados también con una Vickers calibre 12,7 mm.
La Vickers medía 1,1 m de longitud y tenía una cadencia de tiro de 450 a 600 disparos por minuto. En la práctica, 10.000 disparos por hora con un cambio de cañón en el mismo lapso, cosa que una dotación entrenada hacía en menos de dos minutos. Tenía un alcance efectivo de 740 m, pero si se utilizaba la munición Mark 8, el alcance efectivo del arma llegaba hasta los 4.100 m.

6. Mortero Stokes Trench
El Mortero Trench Stokes fue desarrollado por un inglés, Sir Wilfred Scott-Stokes, que era el director general de la empresa de ingeniería mecánica Rapier Ransome y Ipswich, de Inglaterra . Aunque Stokes no tenía una formación militar, rápidamente comprendido la necesidad de diseñar un "arma portátil" poco después de iniciada la I GM. Stokes correctamente razonó que tal arma sería útil para reducir los mortales nidos de ametralladoras que estaban empezando a causar estragos en el frente occidental. Stokes tenía un prototipo de trabajo de su mortero de trinchera listo para la prueba en diciembre de 1914, apenas cuatro meses después de que comenzó la guerra.
Especificaciones:
Calibre: 3 pulgadas
Longitud del cañón: 51 pulgadas
Peso: Tubo: 43 libras - Placa Base: £ 28 - Bipode: £ 37 - Total: 108 libras
Alcance efectivo: 750 metros
Alcance máximo: 800 metros

Fuentes: Wikipedia.org, imfdb.org y blog Armas y Cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario