martes, 11 de junio de 2013

Desafio



Autor: Jorge Elías
Defiance ( Desafio ) es una película bélica estrenada en el año 2008, dirigida por Edward Zwick. Esta ambientada en la parte occidental de la República Socialista Soviética de Bielorrusia ocupada por los nazis, los bosques de Bielorrusia.

Argumento:
La película está basada en un hecho real ocurrido en Polonia en el año 1941. Tras la invasión de Polonia, muchos polacos y judíos fueron perseguidos por el régimen nazi, en especial los destacamentos Einsatzgruppen por lo que los pocos sobrevivientes se vieron obligados a huir de sus casas y pueblos para esconderse durante años tratando de salvar su vida.

Luego de huir de Polonia, se refugiaron en los bosques de Bielorrusia, donde se encontraron con parte de la resistencia soviética que luchaba contra el ejército nazi. Pese a que la Otriad Bielski comenzó siendo una pequeña banda que se dedicaba al pillaje y a las escaramuzas, pronto comenzaron a ser más numerosos, en parte debido a que la popularidad de la Otriad se extendía rápidamente.
 
Pero pronto surgieron las tensiones, Zus, el hermano de Tuvia y co-líder de la Otriad, estaba en desacuerdo con las tácticas a emplear de su hermano, y junto a casi la mitad de los combatientes de la Otriad se unió a los partisanos soviéticos para luchar contra los alemanes, pero pronto comenzaron a surgirles problemas pues el antisemitismo clandestino estaba presente en los líderes partisanos, mientras, la Otriad de Tuvia seguía enfrentándose a las razias alemanas, a las enfermedades como el tifus y al frío extremo, pero aun así, lograban sobrevivir a duras penas.
 
Un día, los alemanes estaban decididos a acabar de una vez con la Otriad así que el campamento fue bombardeado por Stukas alemanes, los judíos se vieron obligados a huir de los bosques hacia las ciénagas, donde tuvieron que enfrentarse incluso a tanques e infantería regular, pese a que estaban ligeramente armados, cuando un tanque Panzer IV estaba a punto de matar a Tuvia, aparece Zus con los demás combatientes judíos, los cuales destruyen el tanque, y finalmente vuelven a reunirse para continuar su éxodo.

Las siguientes armas han sido empleadas en este film:

1. Escopeta de doble cañón Baikal - 12 Gauge. (La fabrica Baikal produce una versión rusa de la escopeta  Remington Spartan.)

2. Subfusil MP40
 
El MP40 (Maschinenpistole 40) fue un subfusil automático usado de manera extensa por las tropas de la Alemania nazi (generalmente por oficiales y paracaidistas) durante la Segunda Guerra Mundial. Diseñado por Heinrich Vollmer, de Erma, con el fin de dotar a los soldados de un arma de asalto, principalmente las unidades de infantería mecanizada y paracaidistas, fue fabricado hasta el final del conflicto. Arma excelente para el combate a corta distancia (zonas urbanas, bosques, etc.), era, sin embargo, poco efectiva en combate en terrenos abiertos por su escaso alcance. Ésta fue una de las razones que motivaron el diseño del Stg-44, el predecesor de los modernos fusiles de asalto.
Luego de la llegada al poder de Hitler y del partido nacionalsocialista en 1934, una de sus principales políticas fue la de desarrollar un programa de rearme. En este contexto, se inició la investigación en torno a una nueva generación de armas. Se llevó a cabo una investigación sobre los tipos de subfusiles existentes en el mundo, incluyendo el Thompson estadounidense. El Heereswaffenamt (HWA, Oficina de Armamento del Ejército), vio la necesidad de un subfusil, adecuado para el uso por tripulaciones de vehículos blindados y paracaidistas. La firma fabricante de armas alemana Erfurter Maschinenfabrik G.m.b.h, más conocida bajo su nombre comercial Erma, comenzó el desarrollo de una nueva arma bajo las especificaciones del HWA. Cabe señalar que este nuevo subfusil no fue diseñado a partir de cero; era sólo una evolución de un arma prototipo poco conocido, provisionalmente designado como Erma MP-36., una versión compacta del conocido subfusil Erma EMP 35.
El 17 de julio de 1936 se inicia la Guerra Civil Española y Hitler, que simpatizaba con el bando nacional, envió en su ayuda a la Legión Cóndor. Su experiencia en esta guerra fue de vital importancia, ya que les dio la oportunidad de probar y estudiar una gran cantidad de armas en combate real, incluyendo los subfusiles. También los pioneros de la guerra mecanizada (Guderian, Manstein y Rommel) solicitaron el desarrollo de un subfusil para dotar a las unidades de granaderos de la infantería mecanizada (Panzergrenadier). Respondiendo a estos requerimientos, Heinrich Vollmer comenzó a desarrollar un arma de este tipo en que se plasmarían los conceptos establecidos. En 1938, el director de Erma, Berthold Giepel, fue solicitado en Berlín y se le pidió que acelerara el desarrollo del arma, que seria destinada a la infantería mecanizada y a los paracaidistas. Unos meses más tarde, el subfusil MP38 sería aprobado por el alto mando alemán. Este modelo, en comparación con otros subfusiles de la época, era mucho más fácil de fabricar y más económico debido a los materiales y métodos usados.
La guerra se iniciaría el 1 de septiembre de 1939 con la invasión de Polonia. La experiencia con estas armas indujo a realizar algunos cambios, que primero fueron presentados en una versión intermedia (MP38/40) y luego incorporados en la versión inicial del MP40. El MP40 era un rediseño del MP38, con el objetivo de facilitar su fabricación en masa y disminuir el costo: se redujeron las partes fabricadas en torno y fresadora y se cambiaron por piezas hechas en acero estampado. También se aumentó la seguridad de éste, ya que el MP38 carecía de un sistema de seguro. El nombre deriva de las iniciales de Maschinen pistole (pistola ametralladora) y del año 1940, fecha de su introducción.
El MP40 fue llamado a menudo Schmeisser por los aliados, por el diseñador de armas Hugo Schmeisser. Aunque el nombre es evocador, Hugo Schmeisser no diseñó el MP40, pero colaboró con el MP41, el cual en esencia es un MP40 con una culata de madera.
A finales de la guerra se habían construido aproximadamente 1.047.000 MP40, miles de los cuales fueron capturados por el Ejército Ruso. Esta arma permaneció en servicio entre las tripulaciones de tanques del ejército noruego hasta la década de los 80. También estuvo involucrado en el conflicto de Indochina en la década de los 50 y en Argelia.
En los MP40 producidos inicialmente, el brocal del cargador tenía los costados lisos, mientras que en la versión del contingente principal (MP40/I) llevaba estrías para fortalecerla. Dada su velocidad de expulsión, el muelle del cargador hacía que la munición saliera bastante rápido de éste, causando así atascos cuando se llenaba con las 32 proyectiles que permitía; por esto, habitualmente sólo introducían 30 como máximo.
El MP40 tenía una longitud total de 833 mm, y con la culata plegada se acortaba hasta los 630 mm. El extraño espolón cerca del final del cañón fue diseñado para permitir a los soldados fijar el MP40 en las “troneras” de los transportes blindado de tropas, como el Sdkfz 251.
Especificaciones:
Fabricante: Erfurter Werkzeug und Maschinenfabrik (Erma), Haenel y Steyr
En producción: 1940–1945
Calibre: 9 mm Parabellum
Longitud del cañón: 251 mm
Estriado: 6 estrías, dextrógiro
Capacidad del cargador: 32 proyectiles
Cadencia de fuego: 500 disparos por minuto
Velocidad inicial: 381 m/s
Miras: Punto de mira fijo y cubierto y alza ajustable a 100 y 200 m
Peso: 4,03 kg vacía - 4,70 kg cargada
Longitud: Culata extendida, 833 mm y culata plegada, 630 mm
Alcance efectivo: 200 m.

3. Pistola Walther P38
La Walther P38 es una pistola calibre 9 mm que fue desarrollada por la Walther como la pistola estándar de la WehrmachtIntencionaba reemplazar a la costosa Luger P08, cuyo cese de producción había sido programado para 1942. Fue desarrollada como una pistola militar para el ejército alemán (Wehrmacht) durante la década de 1930. Apareció por primera vez en 1938, y un pequeño número pequeño de la HP original (Heeres Pistole – pistola del ejército) fue comprado por Suecia. La idea de la P38 fue aceptada por las fuerzas armadas en 1938, pero la producción de prototipos apenas comenzó a fines de 1939. Walther inició la producción en su fábrica de Zella-Mehlis y produjo tres series de pistolas "Test". La tercera serie resolvió los problemas previos y la producción para la Wehrmacht comenzó a mediados de 1940, empleando el código "480" para identificar la producción militar de Walther.
La producción continuó hasta el fin de la guerra e incluso en la posguerra. Las primeras pistolas Walther, hasta fines de 1941, eran fabricadas casi según los estándares comerciales de ensamblaje y pulido. Como la guerra obligaba a una elevada producción, el acabado externo fue deteriorándose pero las piezas internas de la P38 continuaron manteniendo su calidad durante la guerra, especialmente aquellas fabricadas por Mauser. Después de la guerra, la mayor parte de la maquinaria de Walther terminó en Francia como reparaciones de guerra y muchos de las pistolas P38 de la posguerra realmente fueron construida en Francia, por la factoría Manurhin desde mayo o junio de 1945 hasta 1946. Estas pistolas pueden identificarse gracias a la presencia de una estrella de 5 puntas estampada en la corredera. La producción total alemana está estimada en un poco más de 1.200.000 pistolas Walther P38. La producción de la P38 fue retomada en la nueva fábrica de la Walter en Ulm, Alemania Occidental, bajo el nombre de Pistole 1 (P1) en 1958 para la Policía de Alemania Federal y el Bundeswehr. Continuó siendo producida por la Walther, en diversos modelos revisados, hasta comienzos de los años 90.
La P38 fue la primera pistola de recámara fija que empleó un gatillo de doble acción. El tirador podía introducir un cartucho en la recámara, usar la palanca de desamartillado para bajar el martillo sin disparar el cartucho y portar el arma cargada con el martillo bajado. Al jalar el gatillo estando la pistola con el martillo bajado, disparaba el primer cartucho y la acción de la pistola eyectaba el cartucho disparado e introducía uno nuevo en la recámara, todas ellas siendo características que se encuentran en varias pistolas modernas.
Los primeros modelos enviados al Ejército Alemán para ser probados tenían una recámara fija y un martillo oculto. Pero el Ejército Alemán exigió que fueran rediseñados con un martillo externo. Esto condujo a la subsecuente adopción de la P38 en 1940. En adición a la versión calibre 9 mm, fueron creadas y vendidas unas cuantas versiones en calibre 7,65 x 22 Parabellum.
El mecanismo de recámara fija funciona mediante un bloque fijador en forma de cuña situado bajo la recámara. Al dispararse la pistola, tanto el cañón como la corredera retroceden un corto trecho y es entonces cuando el bloque fijador va hacia abajo, soltando la corredera y deteniendo el movimiento del cañón. La P38 emplea un gatillo de doble acción similar en diseño al de las primeras pistolas Walter PPK, también incluyendo un indicador de cartucho en la recámara.
Especificaciones:
Tipo: Pistola semiautomática
Origen: Alemania
En servicio: 1939-1995
Fabricante: Walther
Producida: 1939-1945; 1957-2000
Cantidad 1.200.000
Peso P38 - P1: 884 g (armazón acero) y 770 g (armazón aluminio), P4:740 g
Longitud P38, P1: 216 mm y P4, 197 mm
Longitud del cañón P38, P1:125 mm y P4, 104 mm
Munición: 9 x 19
Calibre: 9 mm
Sistema de disparo: Doble acción
Alcance efectivo: ~ 50 m
Cargador monohilera: de 8 cartuchos, extraíble.

4. Revolver Chamelot-Delvigne Modelo 1873


Gustave Henry Delvigne fue uno de los más conocidos y fecundos investigadores franceses en materia de armas de todo el siglo XIX. Nació en Hamburgo el 10 de Abril de 1798, y entre sus descubrimientos se encuentran un sistema de carga de balas por la culata para el mosquetón modelo 1830 y para el fusil Rempart de 1831, y la invención de la bala Delvigne -más conocida como Minié.
El arma que le llevó a la fama fue un revólver resultado de su asociación en 1860 con un armero parisino domiciliado en Bruselas, M. Chamelot. Entre ambos, diseñaron y comenzaron a fabricar esta nueva arma en 1862, apoyándose en la invención del cartucho metálico de percusión central en 1860. Como resultado surgió el revólver Chamelot-Delvigne. El Chamelot-Delvigne inicial fue patentado en Bruselas el 7 de julio de 1862 con el número 12.861, dándose a conocer en la Gran Exposición de París de 1867. Fue adquiriendo ciertas mejoras hasta la década de 1880, saliendo al mercado varios modelos, tanto para uso civil como militar. Este revolver fue el que más éxito tuvo en Europa desde 1862 hasta 1880, ya que contaba con munición de cartucho metálico de ignición central, dejando anticuado el sistema Lefaucheux. Con la invención de este cartucho, los Estados Mayores europeos nombraron comisiones para dotar a sus ejércitos con revólveres de fuego central; a éstos acudieron las más afamadas fabricantes de armas del mundo. La más beneficiada en Europa fue el revólver Chamelot - Delvigne, siendo declarado reglamentario para oficiales y suboficiales del ejército, tropa de caballería y de artillería montada de los ejércitos de Bélgica, Francia, Dinamarca, Suiza, Suecia e Italia, entre otros.
Era un arma de construcción robusta, fabricada en acero de primera calidad. Las paredes del cilindro y el grueso del cañón tienen un espesor que le garantiza seguridad y larga vida. Su fabricación se hacía artesanal, por lo que todas sus piezas van numeradas a fin de identificarlas en caso de juntarse con otras similares. El tiro, bien a doble o simple acción, resulta eficaz, pues el arma está perfectamente equilibrada. El único defecto era el sistema de carga, consistente en una ventana lateral del tambor. Aunque a decir verdad, este sistema estaba muy popularizado y aceptado por los revólveres militares de la época. Era una potente arma y su impacto tenía suficiente poder de parada para detener a un enemigo provisto de fusil con bayoneta.
Especificaciones:
Origen: Francia
En servicio: 1873-1945
Diseñador: Delvigne Henri-Gustave/J. Chamelot
Fabricante: Fabrica de Armas de Saint-Étienne
Producido: 1873-1887
Construidas: 337.000
Variantes: MAS 1874
Peso: 1,04 kg
Longitud: 240 mm
Longitud cañón: 115 mm
Cartucho: 11 mm
Calibre: 11 milímetros
Acción: Revólver de doble acción
Índice del fuego: 20 a 30 disparos por minuto
Alcance efectivo: 50 metros
Alcance máximo: 300 metros
Sistema de alimentación: Cilindro de 6 cartuchos. 

5. Revolver Nagant M1895

El Revólver Nagant fue diseñado y producido por el armero belga Léon Nagant. Fue adoptado, en diversos modelos, por la policía y el ejército de Suecia (el M1887 en calibre 7,5 mm), Noruega (el M1893), Polonia, Francia (en calibre 8 mm) y Grecia (el Peristrofon M1895), entre otros. Aunque el usuario más conocido fue Rusia, que lo adoptó como Modelo de 1895.
El M1895 rusoLéon Nagant y su hermano Emile eran bastante conocidos en la corte del Zar y la administración militar rusa debido al importante papel que jugaron en el diseño del fusil Mosin-Nagant modelo 1891. El revólver Nagant M1895 se convirtió en el arma auxiliar estándar de los oficiales de la policía y el ejército ruso, posteriormente incluyendo a las agencias especiales como el NKVD y la KGB.
La producción para este país comenzó en Lieja, Bélgica en 1895 pero en 1898 comenzó su producción local. El revólver empezó a ser reemplazado por una pistola semiautomática más moderna, la Tokarev, en 1933, pero continuó siendo producido y empleado en grandes números durante la Gran Guerra Patriótica. Su forma y nombre característicos le ayudaron a obtener un estatus de culto en Rusia, siendo considerado a comienzos de los años 30 un gran honor que un miembro del Partido recibiera como regalo un revólver Nagant M1895 con una estrella roja grabada. Su producción y empleo continuaron hasta 1950, haciendo de él una de las armas auxiliares con más largo servicio en la historia militar moderna, aunque no tanto como el del revólver Webley (1887-1963) y la Colt 1911 A1 (1911-1984). Todavía es utilizado por la Policía Ferroviaria rusa y diversas fuerzas policiales menores.
La mayoría de revólveres presentan un pequeño espacio entre el tambor y el cañón; siendo este necesario para que el tambor pueda rotar y alinear una nueva recámara cargada ante el cañón para ser disparada. Esto obliga a la bala a cruzar el espacio al ser disparada, lo cual puede tener un efecto adverso en la precisión, especialmente si el cañón y el tambor están mal alineados, presentando también una vía de escape para los gases con alta presión y temperatura que siguen a la bala. El M1895 tiene un mecanismo que, mientras se arma el martillo, primeramente gira el tambor y luego lo empuja hacia adelante, cerrando así el espacio entre el tambor y el cañón. El cartucho, también característico, juega un importante papel en sellar y evitar los escapes de gases del arma. La bala se encuentra totalmente dentro del casquillo y este tiene un diámetro ligeramente reducido en la boca. El cañón presenta una sección cónica en la parte posterior, la cual acepta la boca del cartucho y así completa el sello de gases. Al sellarse el espacio, la velocidad de la bala es incrementada entre 15 a 45 m/s.
El sistema de fuego cerrado permitía al revólver Nagant, al contrario de otros revólveres, poder ser efectivamente equipado con un silenciador, procediéndose así. Durante la Segunda Guerra Mundial, un pequeño número de revólveres Nagant empleados por las tropas rusas de reconocimiento y observación fueron equipados con un tipo de silenciador conocido como "aparato Bramit". La Checa, el NKVD y la KGB son conocidos por haber empleado el Nagant silenciado para asesinatos. Durante la Guerra de Vietnam, las guerrillas del Vietcong emplearon revólveres Nagant silenciados, que habían sido modificados en talleres clandestinos.
Los revólveres Nagant debían cargarse cartucho por cartucho a través de una portilla de recarga, lo cual implicaba la extracción manual de cada cartucho disparado, haciendo que la recarga fuese lenta y laboriosa. A pesar de esto, el revólver cargado era seguro de portar y podía permanecer cargado por largos periodos de tiempo. Esto fue un importante factor para su longevidad en servicio: tales características hicieron que el Nagant sea una buena elección para aquellas personas que precisaban portar el arma todo el tiempo, pero que no disparaban muy a menudo, como oficiales o policías. Sumándose a esto la posibilidad de usar un silenciador y el gran número de revólveres Nagant disponibles de las reservas del Ejército Ruso, hacen que el revólver figure en la lista de opciones a tomar en cuenta para un arma de defensa personal.
El Nagant M1895 fue producido tanto en modelos de acción simple como de doble acción antes y durante la Primera Guerra Mundial. Estos son coloquialmente conocidos como "modelo Soldado" y "modelo Oficial", respectivamente. La producción del modelo de acción simple parece haberse detenido después de 1918, con algunas excepciones, como ejemplares fabricados para competiciones de tiro al blanco. La mayoría de revólveres de acción simple fueron posteriormente convertidos a doble acción, haciendo que los revólveres de acción simple sean bastante raros y buscados por los coleccionistas.
El Nagant M1895 dispara un cartucho característico, el 7,62 Nagant, también llamado 7,62 x 38 R o "Cartucho Tipo R". La bala está alojada debajo de la boca del casquillo, con la pestaña de cierre de este justo encima de ella. Al ser disparado en el revólver Nagant, la pestaña de cierre se expande en el cono de fuerza, completando el sello de gases y aumentando visiblemente la velocidad de boca a unos 23 m/s.
El calibre 7,62 fue elegido, en parte, para simplificar la producción de cañones y balas - el fusil ruso en servicio de la época era el Mosin-Nagant, que tenía un cañón del mismo diámetro y empleaba el cartucho 7,62 x 54 R.

6. Subfusil PPSh-41

El PPSh-41 (Pistolet-Pulemyot Shpágina PSh-41) fue un subfusil automático fabricado por la Unión Soviética a partir de 1941 y una de las armas de este tipo más producidas en masa durante la Segunda Guerra Mundial.
La necesidad para desarrollar el PPSh se hizo notar durante la Guerra de Invierno contra Finlandia, donde se observó que los subfusiles eran armas sumamente efectivas en combate a corta distancia en bosques o zonas urbanas. El arma fue desarrollada a mediados de 1941 y producida en una red de fábricas de Moscú, en las cuales miembros de alto rango del Partido Comunista respondían directamente por obtener las metas de producción. Unos cuantos centenares de subfusiles fueron producidos en noviembre de 1941 y otros 155.000 fueron producidos en los cinco meses siguientes. Para la primavera de 1942, las fabricas apenas producían 3000 subfusiles PPSh al día.
El PPSh-41 es un clásico ejemplo de diseño adaptado para la producción en masa (otros ejemplos de diseños para tiempo de guerra son el M3, el MP40 y el Sten). Sus piezas (excepto el cañón), podían ser producidas por trabajadores con poca experiencia empleando las herramientas y maquinarias disponibles en un taller automotriz o de hojalatería, haciendo que los trabajadores con más experiencia estén disponibles para otras tareas. El PPSh-41 tenía 87 piezas, en comparación a las 95 del PPD, pudiendo ser construido en 7,3 horas frente a las 13,7 horas de un PPD.
En combate, el PPSh demostró ser un arma durable y con poca necesidad de mantenimiento, con una cadencia de 900 disparos/minuto. Tenía un tosco freno de boca para aminorar su elevación al disparar, así como un cajón de mecanismos abisagrado para facilitar su desarme y limpieza del cañón en el frente.
Se produjeron más de 6 millones de estos subfusiles hacia el final de la guerra. Los soviéticos frecuentemente armaban regimientos e incluso divisiones con este subfusil, otorgándoles una gran potencia de fuego a corta distancia. Aunque los cargadores curvos de 35 balas estaban disponibles a partir de 1942, el soldado promedio prefería tener un tambor de gran capacidad como cargador inicial del arma. El tambor del PPSh-41 era una copia del tambor del subfusil finlandés Suomi M31, que tenía una capacidad de 71 cartuchos, pero en la práctica era frecuente que ocurran problemas de alimentación al emplearse 65 cartuchos o más. La dotación estándar probablemente era de un tambor y varios cargadores curvos, cuando estos estuvieron disponibles.
El PPSh-41 fue por antonomasia el subfusil del Ejército Rojo. De esta arma se fabricaron millones de unidades y estuvo en servicio hasta el final del conflicto. La fabricación era extremadamente espartana, aunque el arma, a pesar de ello, fue siempre fiable, incluso a bajísimas temperaturas. Fue diseñado por Georgi Shpagin como una alternativa barata al subfusil PPD-40, que era caro y tomaba tiempo en construirse. El PPSh funcionaba mediante retroceso de masas, era alimentado mediante un cargador o un tambor, empleando el cartucho 7,62 x 25 Tokarev. Era fabricado con chapa de acero estampada para facilitar su producción, mientras que su cañón con ánima y recámara cromadas lo hacía un arma muy resistente en combate. En 1941, cuando había mayor necesidad de armas, se produjeron muchos cañones cortando a la mitad los de los viejos fusiles Mosin-Nagant de 7,62 mm para obtener los de los PPSh-41.
Algunos de los problemas del PPSh-41 eran la dificultad de recarga, la tendencia de sus tambores a bloquearse (resuelta por los cargadores curvos) y el alto riesgo de disparos accidentales al caer o ser golpeado - este último siendo una falla común a todos los subfusiles que disparan a cerrojo abierto. A pesar de estos problemas, el PPSh-41 era apreciado por los soldados soviéticos debido a su poco retroceso, fiabilidad y letalidad a corta distancia. El PPSh-41 empleaba el mismo cartucho que la pistola Tokarev TT-33.
Los soldados alemanes, en muchas ocasiones, preferían emplear los PPSh-41 que capturaban al enemigo. Esto se debía en gran parte a la mayor capacidad del cargador; además, el subfusil disparaba sin problemas incluso los cartuchos de la pistola Mauser C96, idénticos en dimensiones a los 7,62 x 25 Tokarev, aunque un poco menos potentes. Algunos PPSh-41 capturados fueron recalibrados para disparar los cartuchos 9 x 19 y poder emplear el cargador del MP40, con la denominación de MP41(r). Los PPSh-41 capturados que no fueron recalibrados recibieron la denominación MP717(r) y fueron suministrados con cartuchos 7,63 x 25 Mauser. El PPSh-41 fue sustituido por el fusil de asalto AK-47, de calibre 7,62 x 39 mm, a partir de 1949.

7. Fusil Mauser Modelo 1938 (Versión del K98 - Ver abajo)


8. Fusil Mosin Nagant M91/30
El Mosin-Nagant es un fusil militar accionado por cerrojo, con cargador de cinco cartuchos, que fue utilizado por las fuerzas armadas de la Rusia Imperial y más tarde la Unión Soviética y diversas naciones del bloque oriental.
Fue el primero en utilizar munición 7,62 x 54 R. Estuvo en servicio de diversas formas desde 1891 hasta la década de 1960 en muchas naciones de Europa oriental, siendo finalmente reemplazado en su última función como un fusil de francotirador por el SVD. El Mosin-Nagant aún se puede encontrar en uso como fusil de servicio en muchos ejércitos modernos y conflictos armados, debido a su gran resistencia y amplio suministro producido durante la Segunda Guerra Mundial.
Estos fusiles fueron reutilizados y modificados en varias ocasiones y sirvieron como fusil de entrenamiento durante los años 1960 y 1970. Muchos de esos fusiles fueron producidos localmente en los años de la posguerra.
Debido a las experiencias durante la Guerra Ruso-turca, en la que las tropas rusas iban armadas con fusiles monotiro Berdan, Karle y Krnka frente a los turcos con fusiles de repetición Winchester, la Administración Principal Rusa de Artillería emprendió la tarea de producir una arma alimentada por cargador de varios disparos en 1882. Sin poder modificar adecuadamente el Berdan para solucionar los requisitos se formó una Comisión especial para pruebas de fusiles de cargador para realizar pruebas a nuevos diseños como el Mauser, Lee-Metford y Lebel.
Un joven capitán llamado Sergei Ivanovich Mosin presentó su fusil de calibre de 3 líneas (una medida antigua rusa, 3 líneas son igual a 0,3 pulgadas o 7,62 mm) en 1889 junto al diseño de 3 líneas del belga Léon Nagant. Cuando los ensayos acabaron en 1891, todas las unidades que probaron los fusiles indicaron su preferencia por el diseño de Nagant y la Comisión votó a su favor por 14 votos contra 10. Sin embargo, algunos individuos influyentes apostaron por el diseño nacional, dando por resultado un compromiso: el fusil de Mosin utilizaría el sistema de alimentación diseñado por Nagant. De este modo, el Fusil de tres líneas, Modelo 1891 vio creada designación oficial entonces. La producción comenzó en 1892 en las fábricas de artillería de Tula, Izhevsk y Sestroryetsk. Debido a la limitada capacidad de producción de estas instalaciones, se realizó un pedido de 500.000 armas a la compañía francesa Manufacture Nationale d'Armes de Châtelleraut. En el momento de la Guerra Ruso-japonesa, en 1904, se habían entregado aproximadamente 3.800.000 fusiles al ejército.
Entre 1891 y 1910 se crearon variantes y modificaciones en los fusiles ya existentes, incluyendo el cambio de la mira, un cerrojo reforzado debido a la adopción de una bala de 147 granos, la eliminación del acero detrás de la guarda del gatillo, cambios en el cañón, el reemplazo del sistema de la bandolera y se le agregó un guardamanos.
Con la entrada de Rusia en la Primera Guerra Mundial, la producción fue restringida a los modelos M1891 dragón e infantería por motivos de simplicidad. Debido a la escasez y los retrasos de la industria nacional, el gobierno ruso realizó un pedido de 1,5 millones de fusiles de infantería M1891 a Remington Arms y otros 1,8 millones a New England Westinghouse. Grandes cantidades de Mosin-Nagant fueron capturadas por fuerzas alemanas y austrohúngaras y fueron utilizados en ambas fuerzas en la retaguardia y la armada alemana. Muchas de esas armas austríacas fueron vendidas a Finlandia en los años 1920.
Durante la Guerra Civil Rusa las versiones de infantería y dragón estaban en producción, aunque en cantidades muy reducidas. Tras la victoria del Ejército Rojo un comité fue establecido en 1924 para modernizar el fusil, que ya llevaba tres décadas de servicio. Esto condujo al desarrollo del Modelo 1891/30 basado en el diseño original de la versión dragón. Antes de 1945 se habían producido 17.475.000 fusiles M1891/30.
El Mosin-Nagant fue adaptado como fusil de francotirador en 1932 y fue entregado a los francotiradores soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial. Sirvió con bastante distinción en la Batalla de Stalingrado, donde se hizo famoso junto al francotirador Vasili Záitsev. Entre sus cualidades destacaba su resistencia, fiabilidad, exactitud y facilidad de mantenimiento.
En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética dejó de producir los Mosin-Nagant y los retiró del servicio a favor de las carabinas SKS y finalmente de los fusiles de asalto AK. A pesar de esto, los Mosin-Nagant seguirían siendo utilizados en el Bloque del Este y en el resto del mundo durante varias décadas. Los fusiles y carabinas Mosin-Nagant estuvieron en varios frentes de la Guerra Fría, desde Vietnam, Corea hasta Afganistán.
Con la influencia de Rusia, y posteriormente de la Unión Soviética, en la Europa del Este, no sorprende la aparición de fusiles Mosin-Nagant en las Guerras de los Balcanes y en los ejércitos de varios países tras la Segunda Guerra Mundial, como Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría, Polonia y Rumanía.
Los fusiles fueron reutilizados y modificados en varias ocasiones y sirvieron como fusil de entrenamiento durante los años 1960 y 1970. Muchos de esos fusiles fueron producidos localmente en los años de la posguerra.China comenzó la producción de la versión de carabina M1944 del Mosin-Nagant en 1953, con la denominación de Tipo 53. Es posible que la maquinaria para la producción fuera proporcionada por la Unión Soviética a comienzos de los años 1950. Se diferencian poco con las contrapartidas soviéticas. Aunque fue sustituido en 1957, la carabina Tipo 53 continuó en servicio en las milicias provinciales hasta los años 1970 y posteriores.

9. Carabina Mosin Nagant M38
Versión basada en el Mosin Nagant M1891/30. Estuvo en servicio desde 1938 a 1945. Esencialmente es un modelo más corto del M1891/30 sin posibilidad de añadirle una bayoneta.

10. Fusil Tokarev SVT40


El SVT-40 (Samozaryadnaya Vintovka Tokareva Obrazets 1940; que significa Fusil Semiautomático Tokarev Modelo 1940) es un fusil semiautomático que entró en servicio durante la Segunda Guerra Mundial.
El diseño del fusil se remonta a inicios de los años 30, cuando Fedor Tokarev renuncia a diseñar un fusil semiautomático accionado por retroceso y se concentra en el sistema accionado por gases. Stalin tenía un gran interés en los fusiles semiautomáticos, así que en 1935 convoca un concurso de diseños del cual saldrá ganador el fusil diseñado por Sergei Gavrilovich Simonov, que será adoptado al año siguiente con la denominación de AVS36. Los problemas del AVS empezaron a manifestarse rápidamente, por lo cual se convocó otro concurso de diseños en el cual participaron Tokarev y Simonov con sus respectivos diseños mejorados. Esta vez el fusil de Tokarev fue el ganador. Este fue aprobado para producción bajo la denominación de SVT-38 y se esperaba que fuese el nuevo fusil estándar del Ejército Rojo. Se hicieron ambiciosos planes de producción, previstiendo unos dos millones de fusiles al año para 1943. La producción empezó en Tula en 1939.5
El SVT-38 era un fusil accionado por gas, con un pistón de retroceso corto situado sobre el cañón y un cerrojo oscilante,1 siendo el pionero de esta configuración ampliamente utilizada. Hay cierto debate sobre quién fue exactamente el primero en idear este sistema de operación, ya que el sistema del SVT es considerablemente parecido a los diseños contemporáneos de Dieudonne Saive. Este diseñaría más tarde el fusil FN FAL, que emplea el mismo sistema de operación del SVT.
El SVT-38 era un fusil sumamente diferente a los estándares soviéticos y rusos de su época. Las armas soviéticas eran generalmente de una construcción y robustez extrema, diseñadas para ser usadas por soldados escasamente entrenados y a veces pésimamente equipados. Al contrario, el SVT-38 había sido diseñado para ser ligero tanto en su culata, como en su cajón de mecanismos y sistema de operación. Su sistema accionado por gases era complejo para los estándares soviéticos y poco resistente al uso de munición corrosiva sin tener que limpiarlo frecuentemente.
El SVT-38 estaba equipado con una bayoneta y un cargador extraible de 10 cartuchos. El cajón de mecanismos tenía la parte superior abierta, lo cual permitía recargar el cargador con los peines de 5 cartuchos del fusil Mosin-Nagant. Normalmente, cada fusil venía con tres cargadores. Eran características sumamente avanzadas para su época el regulador de gases, el freno de boca y los rieles para montar miras telescópicas tallados en el cajón de mecanismos. La versión para francotirador tiene una hendidura extra para instalar la montura de una mira telescópica modelo 3,5X PU, que es ligeramente más corta que la mira telescópica empleada en las versiones de francotirador del Mosin-Nagant.
El SVT-38 tuvo su bautismo de fuego durante la Guerra de Invierno. La reacción inicial de la tropa ante el nuevo fusil fue negativa. Les parecía demasiado largo y voluminoso, difícil de mantener y los cargadores solían caerse solos. Algunos de estos problemas pueden atribuirse al poco entrenamiento y a un incorrecto mantenimiento, pero otros eran obviamente fallas de diseño. La producción del SVT-38 cesó en abril de 1940, luego de haberse fabricado unos 150 000 ejemplares. Al mismo tiempo, una versión mejorada denominada SVT-40 entró en producción. Este era un diseño más ligero y refinado, que incorporaba un sistema sujeta-cargadores mejorado. El guardamano y la culata eran de una sola pieza y la baqueta estaba almacenada bajo el cañón. Otros cambios se hicieron para simplificar su producción. Esta comenzó en julio de 1940 en Tula, siendo más tarde continuada en las fábricas de Ishevsk y Kovrov. Conjuntamente, se descontinuó la producción del fusil Mosin-Nagant M91/30. Como estas fábricas ya tenían experiencia tras fabricar el SVT-38, la producción aumentó rápidamente y se estima que se fabricaron unos 70 000 fusiles SVT-40 ese mismo año.
Al iniciarse la invasión alemana en 1941, el SVT-40 estaba ampliamente distribuido en el Ejército Rojo. En la Lista de Organización y Pertrechos de una división soviética, supuestamente un tercio de los fusiles eran SVT-40, aunque en la práctica rara vez se alcanzaba semejante estándar. Los primeros meses de guerra fueron desastrosos para la Unión Soviética, perdiéndose cientos de miles de estos fusiles. Para recuperar esta enorme cantidad de armas perdidas, se reintrodujo la producción del fusil Mosin-Nagant M91/30. Al contrario, el SVT-40 era más difícil de producir y las tropas poco entrenadas tenían problemas para darle un adecuado mantenimiento. Además, los subfusiles como el PPSh-41 habían demostrado su valor como armas simples y baratas, pero efectivas a la hora de aumentar el poder de fuego de la infantería. Esto condujo a una reducción gradual de la producción del SVT-40. A pesar de esto, los soldados alemanes preferían usar este fusil semiautomático cuando lo capturaban, en lugar de sus poco fiables fusiles semiautomáticos. En 1941 se produjeron más de un millón de fusiles SVT-40, pero en 1942 se le ordenó al arsenal de Ishevsk que cesara la producción del SVT-40 y retomara la del Mosin-Nagant M91/30. Solo se fabricaron 246 000 fusiles SVT-40 en 1942 y la producción continuó disminuyendo hasta que se ordenó su cese total en 1945. La producción total del SVT-38/40 fue probablemente de unos 1,6 millones de fusiles, de los cuales 55,000 fueron la versión de francotirador del SVT-40.
En combate, se observó que el SVT-40 padecía de dispersión vertical del disparo. Esto es inaceptable para un fusil de francotirador, motivo por el cual en 1942 fue cancelada la producción de la versión de francotirador del SVT-40.1 Igualmente, el tallado de rieles para monturas de miras telescópicas fue descontinuado en los fusiles estándar. Otros cambios de producción incluían un freno de boca con diseño más simple. Para cubrir la escasez de ametralladoras en el Ejército Rojo, en 1943 fue producida una versión con opción de fuego automático denominada AVT-40. Exteriormente era similar al SVT, pero su seguro actuaba al mismo tiempo como un selector. Parece que fue diseñado un cargador de 15 o 20 cartuchos para usarse con el AVT, pero es un dato aún sin confirmar debido a la falta de ejemplares. El AVT tenía una culata ligeramente más corta que el SVT, razón por la cual se usaron culatas sobrantes de AVT para hacer fusiles SVT con ellas. El AVT demostró ser una decepción en combate: el fuego automático era casi imposible de controlar y los fusiles solían romperse debido al redoblado esfuerzo que soportaban. Por lo tanto se prohibió el uso del modo automático en el AVT y su producción fue relativamente breve. Una versión carabina (llamada a veces SKT-40) fue diseñada en 1940 y probablemente producida en pequeña cantidad, pero nuevamente es un dato bastante disputado. Como modificación de campo, los fusiles SVT-40 estándar eran a veces transformados en carabinas, con diversos grados de éxito y calidad de mano de obra. Se desarrolló un prototipo recalibrado para el cartucho corto 7,62 x 39 M1943, pero no fue aprobado para producción. 

11. Ametralladora  Degtyarev DP
La Ruchnoy Pulemyot Degtyaryova Pekhotnyi (Degtyaryov, ametralladora de mano de infantería) o DP fue una ametralladora ligera utilizada por la Unión Soviética a partir de 1928. Utilizaba el cartucho 7,62 x 54 R.
En el campo de batalla, la DP fue una buena arma en su mayor parte: tenía gran poder de parada y una cadencia de fuego media para las armas de esta clase. Fue también barata y fácil de fabricar - los primeros modelos tenían menos de 80 piezas y podían ser ensamblados por trabajadores no especializados.
La DP era especialmente resistente a la tierra y el polvo. A modo de chiste, se decía que disparaba mejor si se le arrojaba arena encima. Durante las pruebas fue enterrada en arena y barro, a pesar de esto siendo capaz de disparar más de 500 cartuchos. El principal inconveniente de la DP fue su bípode; esta parte no podía resistir mucho abuso y se rompía fácilmente. También su cargador, generalmente una bandeja circular con 47 cartuchos alimentados desde arriba, era relativamente pequeño y no se podía mantener el fuego continuo por largos períodos como con otras armas de la época. Tomaba cierto tiempo insertar un cargador nuevo en la ametralladora y aún más tiempo volver a llenar con munición cada cargador. Sin embargo, la baja cadencia de fuego de la DP representaba menos riesgo que el cañón se sobrecaliente. La ametralladora DP fue complementada en los años cincuenta por la más moderna pero problemática ametralladora RPD, siendo completamente reemplazada en servicio soviético por la ametralladora de propósito general PK en los años sesenta.
Variantes:
-DPM, versión modernizada adoptada en 1943-44, con un bípode más robusto acoplado a la camisa de refrigeración y el muelle recuperador alojado en un tubo que partía de la parte posterior del cajón de mecanismos, lo cual hizo que este modelo necesitara un pistolete.
-DA (Degtyaryova Aviatsionny), para montar en aviones; DT y DTM (Degtyaryova Tankovy), para montar en tanques.
-RP-46, versión alimentada por cinta adoptada en 1946 (fabricada en China como el Tipo 58).

12. Fusil Mauser Karabiner 98

El Karabiner 98 Kurz, abreviado Kar 98k o K98k, es un fusil de repetición manual desarrollado por el fabricante alemán Mauser. Usa munición 7,92 x 57 y fue adoptado como fusil estándar de infantería en 1935 para la Wehrmacht, que lo utilizó de forma masiva durante la II GM.
Jugó un papel fundamental en la Segunda Guerra Mundial a pesar de estar algo anticuado. Aunque era un fusil con mecanismo de cerrojo y un depósito de 5 cartuchos, mientras que el Ejército Estadounidense utilizaba el fusil semiautomático M1 Garand de 8 cartuchos, igualmente dio batalla en el teatro europeo y africano. A finales de los 30, Hitler había llamado a licitación a las distintas fábricas de armas para desarrollar un nuevo fusil, más acorde con el tipo de guerra "relámpago" que se llevaría a cabo. Por tanto se necesitaba un arma más corta y liviana que el Mauser 98 con el que Alemania luchó en la I GM. Se presentaron dos proyectos de las firmas Mauser y Sauer, pero al fin se optó por el Mauser Karabiner 98k. A partir de 1940 se convirtió en el arma reglamentaria de la Wehrmacht y para 1945 se habían construido cerca de 14 millones de unidades. La cadencia de tiro de este fusil es de unos 10-13 disparos por minuto.
Especificaciones:
Tipo: Fusil de cerrojo
Origen: Alemania
Estado: En servicio 1935 – presente
Diseñado: 1935
Fabricante: Mauser
Producido: 1935 – 1945
Cantidad: 14 millones aprox.
Peso: entre 3,7 y 4,1 kg
Longitud: 1110 mm
Longitud del cañón: 600 mm
Munición: 7,92 x 57
Calibre: 7,92 mm
Sistema de disparo: cerrojo accionado manualmente
Alcance efectivo: 600 m - Aprox. 1400 m con mira telescópica
Cargador interno fijo: alimentado con un peine con 5 proyectiles.

13. Ametralladora MG34

La Maschinengewehr 34, o MG34, era una ametralladora alemana que comenzó a ser fabricada y aceptada para servicio en 1934. Las primeras unidades se distribuyeron en 1935. Era una ametralladora refrigerada por aire que disparaba cartuchos 7,92x57 mm Mauser y tenía un funcionamiento similar a otras ametralladoras medianas.
Fue diseñada tanto como arma ligera de pelotones como para tareas mayores, siendo un ejemplo temprano de ametralladora de propósito general. Como arma ligera, se pensó equiparla con un bípode y un cargador de tambor de 75 proyectiles. Como ametralladora pesada estaba montada en un trípode y utilizaba cintas de munición. En la práctica, la infantería sólo usaba la versión de bípode, dando como resultado una arma media de apoyo.
La MG34 fue empleada como ametralladora principal de la infantería durante los años 1930, y permaneció como arma defensiva antiaérea y en carros de combate. Se intentó que fuese sustituida en su servicio con la infantería por la MG42, pero nunca hubo suficientes cantidades del nuevo modelo para hacerlo, y se continuó usando la MG34 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. La MG34 era la sustituta de la MG13 y otras ametralladoras antiguas, pero finalmente estas se siguieron utilizando debido a la alta demanda. Sus balas eran muy precisas debido a su cañón estriado.
El diseño principal de la MG34 estuvo a cargo del equipo de Louis Stange de Rheinmetall, basado en el modelo Steyr-Solothurn S2-200 / MG 30, que acababa de entrar en servicio en Suiza. Los cambios más significativos fueron el traslado del mecanismo de alimentación a la posición más práctica a la izquierda de la entrada, y la adición de una cubierta alrededor del cañón. Se introdujeron cambios en el mecanismo de disparo, mejorando la cadencia de fuego a 800-900 proyectiles por minuto.
La nueva arma fue aceptada y entró en servicio casi inmediatamente, siendo generalmente bien recibida por las tropas. Fue utilizada por soldados alemanes que ayudaron al bando nacionalista en la Guerra Civil Española (1936-1939). En ese momento se introdujo una serie de características avanzadas, y llegaría a ser una influencia en el concepto de ametralladora de propósito general. Sin embargo, la MG34 era también cara, en términos de construcción y materias primas (necesitaba 49 kg de acero) y no fue posible la producción de grandes cantidades que necesitaba el ejército alemán.
También se demostró que era un arma impredecible, con facilidad a encasquillarse por la suciedad y se congelaba con las temperaturas bajas de los inviernos de 1941, 1942 y 1943 durante la invasión de la Unión Soviética, la mayor parte de los fallos provenían del mecanismo de alimentación y es muy sensible a variaciones en la munición.
La MG34 podía utilizar tanto tambores como cintas de munición 7,92x57 mm. Las cintas podían ser de 50 o 250 balas. Los cargadores de tambor tenían 50 balas en su versión estándar, y 75 balas en su versión de "doble tambor". Las primeras armas tenían que ser modificadas para poder usar tambores reemplazando una parte del arma; este cambio fue realizado posteriormente en la fábrica.
En su papel de ametralladora ligera con bípode, la MG34 sólo pesaba 12,1 kg. Como ametralladora mediana podía estar montada en dos tipos de trípodes, uno pequeño de 6,75 kg y otro mayor de 23,6 kg.
El trípode mayor, la MG34 Laffette incluía varias modificaciones, como una mira especial para realizar fuego indirecto. Las patas del trípode podían extenderse lo suficiente para ser empleada como arma antiaérea.
Las ametralladoras MG34 y MG42 fueron las primeras experiencias, a comienzos de la II Guerra Mundial, que demostraron que la alta cadencia de fuego generaba una mayor dispersión de las balas. La MG34/41 podía conseguir una cadencia de 1.200 balas por minuto (la MG34 sólo de 800 a 900 balas/min), y pesaba 14 kg, poco más que la MG34 original. Se construyó una pequeña cantidad de MG34/41, y 300 fueron enviadas al frente oriental.
A finales de los años 1930 comenzó un intento de simplificar la MG34, que concluiría en la MG42. Sin embargo, la camisa de refrigeración en forma cuadrada de la MG42 impedía que fuese utilizada en las troneras de los tanques, por lo que la MG34 siguió siendo producida y usada para este fin. Los Panzer empleaban el modelo MG34-T, que se diferenciaba del normal en tener una camisa de refrigeración más pesada y sin los orificios de ventilación.
La MG34 fue la base de un arma antiaérea, la MG81. La entrada de munición fue modificada para que pudiese alimentarse por ambos lados; y en el modelo MG81Z (de Zwilling, gemelo), se unieron dos armas utilizando un único gatillo.

14. Ametralladora MG42

La Maschinengewehr 42, o MG42, es una ametralladora desarrollada por Alemania que entró en servicio en 1942, durante la Segunda Guerra Mundial. Se creó esta arma calibre 7,92 mm para sustituir a la MG34, aunque ambas ametralladoras continuarían fabricándose hasta el final de la guerra. La MG42 posiblemente tenía la cadencia de tiro más alta entre las ametralladoras medias de un único cañón y un expediente probado de fiabilidad, durabilidad y simplicidad. Además de ser fácil de usar por la tropa, consiguió la reputación de ser una de las mejores ametralladoras creadas.
El desarrollo de la MG42 estuvo a cargo de Metall und Lackierwarenfabrik Johannes Grossfuss AG para intentar mejorar la MG34, particularmente para hacerla más fácil de fabricar. El sistema interno era aún del tipo de retroceso corto, como la MG34, pero el sistema de cerrojo era un diseño originalmente patentado por el polaco Edward Stecke.
Una tirada de unas 1500 unidades de la MG34/41, su inmediata predecesora, fue completada en 1941 y probada en ensayos de combate. Cuando la MG42 fue oficialmente aceptada en 1942, recibieron contratos para su fabricación empresas como Grossfuss, Mauser-Werke, Gustloff-Werke, entre otras. La producción total fue de unas 400000 unidades: 17915 unidades en 1942, 116725 en 1943, 211806 en 1944 y 61877 en 1945. Una MG42 se podía fabricar en la mitad de horas aproximadamente que una MG34, utilizando menos metal en el proceso.
Una de las características más notable era su alta cadencia de tiro, de unos 1200 disparos por minuto, con algunas versiones se alcanzaron los 1800 disparos por minuto, más rápida que la ametralladora Vickers británica con 600 disparos por minuto. Debido a la alta cadencia, el oído humano no podía diferenciar las balas individuales, y su sonido fue descrito como "rasgar tela", recibiendo el sobrenombre de la sierra circular de Hitler o Hitlersage.
Debido a esta alta cadencia, la MG42 era un arma temida y el Ejército de los Estados Unidos creó películas de entrenamiento para ayudar a sus soldados a enfrentarse con el choque traumático de esta arma en combate. Esta alta velocidadalta cadencia, la MG42 era un arma temida y el Ejército de los Estados Unidos creó películas de entrenamiento para ayudar a sus soldados a enfrentarse con el choque traumático de esta arma en combate. Esta alta velocidad de disparo fue el resultado de experimentos con armas anteriores, que concluía afirmando que cada soldado sólo tenía una "ventana de tiempo" corta para poder disparar al enemigo, lo que significaba que se debía incrementar el número de balas al disparar, aumentando la posibilidad de conseguir un impacto.
A finales de los años 1930, se probó satisfactoriamente la ametralladora MG34. Sin embargo, tenía desventajas, como su sensibilidad a la suciedad y su costosa producción. Uno de los intentos de mejorar la MG34 fue la MG34S, una mejora incremental del diseño básico. Un cambio más importante vino desde la firma de diseño "Metall und Lackierwarenfabrik Johannes Grossfuss AG", expertos en piezas de acero prensadas y perforadas. Como resultado de sus esfuerzos se consiguió reducir la complejidad, de 150 horas de trabajo para una MG34 a 75 horas, y de coste, de 327 marcos a 250.
El resultado fue la MG39, renombrada MG42 cuando fue adoptada en 1942, que seguía siendo en gran parte similar a la MG34, una decisión deliberada para que fuese un arma familiar entre la tropa. El único cambio desde la perspectiva del tirador fue la supresión de utilizar cargadores de tambor, dejando solamente la alimentación de munición por cintas, y el aumento de la cadencia de disparo. Aunque fabricados con partes "baratas", los prototipos demostraron también ser más resistentes al encasquillamiento que las MG34.
La MG42 pesaba 11,6 kg con bípode, algo menos que la MG34, y era fácil de transportar. El bípode, el mismo que el de la MG34, podía ser montado en la parte delantera o en el centro dependiendo en donde se utilizara. Para fuego sostenido se ajustó al trípode recién desarrollado, el Lafette 42, que pesaba 20,5 kg. El cañón era más ligero que el de la MG34, pero se sobrecalentaba con más velocidad, aunque podía ser sustituido en unos segundos por parte del tirador.
El equipo para una MG42 constaba de tres hombres: el tirador, el cargador (que llevaba la munición y los cañones de repuesto) y el observador. El tirador era preferentemente un suboficial joven. El equipo podía mantener el fuego, cesando de disparar únicamente cuando tenían que sustituir el cañón. Esto permitía al grupo de tres hombres de una MG42 alcanzar a una gran cantidad de tropas enemigas. Tanto los británicos como los estadounidenses entrenaron a sus soldados para cubrirse del disparo de una MG42 y atacar la posición mientras se realizaba el cambio del cañón.
La alta cadencia de disparo de la MG42 era una desventaja en ocasiones, ya que el arma solía ser utilizada con el efecto de mantener el fuego y consumía rápidamente la munición disponible. Debido a esta razón, no era raro que los soldados cerca de una MG42 llevasen munición, proporcionando así una reserva extra de proyectiles cuando el suministro principal se agotase.
Especificaciones:
Tipo: Ametralladora ligera
Origen: Alemania
En servicio: 1942–1959
Diseñada: 1942
Fabricante: Metall und Lackierwarenfabrik Johannes Großfuß AG
Producida: 1942–1945
Cantidad: ~ 400000 unidades
Peso: 11,57 kg
Longitud: 1.220 mm
Longitud del cañón: 533 mm
Munición 7,92x57 mm
Calibre: 7,92 mm
Sistema de disparo: Retroceso corto, cerrojo con rodillos
Cadencia de tiro: 1600–1700 balas/min
Alcance efectivo: 1000 m
Cargador: Cintas metálicas reutilizables de eslabón abierto, de 50 o 250 balas.

15. Pistola Tokarev TT-33
La Tokarev TT-33, de 7,62 mm, tiene un cargador para ocho balas. Se fabricó en Rusia entre 1933 y 1952. Fedor Tokarev diseñó un primer modelo en 1930 y en 1933 simplificó el prototipo y se empezó a fabricar la TT-33 a mayor escala. Fue la pistola oficial del Ejército Rojo durante la IIGM.Durante la década de los años cincuenta la Unión Soviética autorizó a China, Hungría, Corea del Norte, Polonia, Rumania y Yugoslavia a que fabricaran la Tokarev TT-33. Cada país hizo sus propias modificaciones sobre el modelo ruso. La variante yugoslava es la Zastava M 57, que tiene también un calibre de 7,62 mm, pero el cargador es de nueve balas. Es una pistola semiautomática, que pesa 980 gramos (cargada) y tiene un cañón de 116 mm y una longitud total de 200 mm. 
 
16. Granada de mano Modelo 24
La Stielhandgranate Modelo 24 (En español: granada de mango) fue la granada de mano estándar del ejército alemán en las dos guerras mundiales. Su muy distintiva apariencia la condujo a ser apodada granada varita o aplastador de patatas en el argot militar británico, siendo hoy en día una de las granadas de mano más fácilmente reconocibles del siglo XX.
La granada de mango fue introducida en 1915 y el diseño se desarrolló en la Primera Guerra Mundial. Usaba un detonador a fricción. Este método era poco común en otros países, pero ampliamente usado en las granadas alemanas. Se componía de un mango hueco con un detonador y una cabeza explosiva en un extremo. Dentro del mango hueco, una cuerda con una bola de porcelana iba atada al detonador. La cuerda se mantenía en su lugar por una tapa desmontable en la base. Para usar la granada se desenroscaba la tapa de la base, permitiendo a la bola y a la cuerda caer. Al tirar de la cuerda, ésta arrastraba una varilla de acero a través del detonador, causando que se enciendiese y comienzase la predetonación de cinco segundos. Esto permitía que la granada se colgase en vallas disuadiendo de su escalada; cualquier perturbación a la granada colgante haría que cayera y detonara.
Las primeras granadas de mango llevaban la cuerda al descubierto, saliendo del mango cerca de la base (en lugar de ir dentro de éste, cubierta por la tapa desmontable de la base). Esto causó que las cuerdas tuvieran tendencia a enredarse y accionar las granadas cuando los soldados alemanes las llevaban encima, causando heridas severas (y habitualmente fatales).
Las granadas de mango se almacenaban en estuches de madera (más tarde de metal) y se les colocaba el sistema detonador antes de acudir al combate.
Este tipo de granada, que incluye una carga de explosivo de alta potencia contenida en una lata delgada de acero, es un ejemplo de granada ofensiva (que produce daños por la onda expansiva) antes que defensiva (que produce daños por las esquirlas de su carcasa). En 1942 se instaló una manga de malla de acero, la cual podía ser deslizada sobre la cabeza de la granada. Los fragmentos de la manga eran esparcidos en la detonación, haciendo a la granada más efectiva contra los soldados. El mango proveía una palanca que aumentaba la distancia de lanzamiento. La granada Modelo 24 podía ser arrojada a una distancia de 24 metros, mientras que los británicos podían arrojar sus granadas a unos 12 metros. El diseño también minimizó el riesgo de que la granada rodase cuesta abajo cuando se usaba contra una colina, un parapeto o en zonas urbanas. Pero su mayor tamaño también las hacía más difíciles de transportar.
Estas granadas eran extremadamente útiles para despejar posiciones de infantería en las trincheras, aunque no eran efectivas contra vehículos blindados y fortificaciones. Se podía aumentar el poder destructivo de una granada, atando 6 cabezas explosivas sin mango alrededor de la cabeza de esta. Estas fueron conocidas como Gebalte Ladung (literalemte "cargas concentradas", en alemán).
La Stielhandgranate tuvo numerosas variantes, siendo empleadas varias versiones durante la Primera Guerra Mundial antes que un diseño estable aparezca en 1917. Al inicio de la Segunda Guerra Mundial, la granada tenía una cabeza explosiva ligeramente más pequeña y se le había retirado el innecesario gancho para colgarla de la correa.
Cada cambio era esencialmente un avance hacia una granada más ligera, sencilla y menos costosa de fabricar, haciendo que la granada Modelo 24 sea finalmente reemplazada por la granada Modelo 43, aunque la primera continuó siendo empleada hasta el final de la guerra.
Hacia el final de la guerra fueron desarrolladas numerosas variantes sustitutas, debido a la reducción de recursos y capacidad productiva de Alemania. Además de la granada de mango común, Alemania produjo una versión fumígena que es fácilmente reconocible por la línea blanca pintada alrededor del mango (en los primeros modelos) y el entalle de éste (en los últimos modelos) que permitía al usuario diferenciarla de la granada explosiva en la oscuridad solo al tacto. Debido a que el clima frío podía causar que la detonación de la granada Modelo 24 fallase, se utilizó un explosivo especial en aquellas que iban destinadas al Frente Ruso, que llevaban marcada una "K" (de Kalt, frío en alemán) en la cabeza explosiva. También se produjeron versiones inertes para entrenamiento. 

17. Tanque Panzer Mk III
 


El Panzer III fue un tanque medio desarrollado en la Alemania nazi a finales de los años 1930, ampliamente utilizado durante la Segunda Guerra Mundial. El nombre es una abreviación de su designación oficial en alemán Panzerkampfwagen III (vehículo de combate blindado modelo III), abreviado como PzKpfw III. Estaba destinado a combatir contra otros vehículos blindados de combate y servir junto al tanque de apoyo de infantería Panzer IV. Sin embargo, para enfrentarse al T-34 soviético, el Panzer III quedó obsoleto en su función y los alemanes necesitaban armas antitanque más poderosas. Como el Panzer IV tenía una torreta de mayores dimensiones, y montaba el cañón largo KwK 40 de 75 mm, intercambió el papel con el Panzer III para ocuparse de las batallas de tanques. A partir de 1942, la última versión del Panzer III montó el cañón KwK 37 de 75 mm L/24, más adecuado para apoyar a la infantería. La producción del Panzer III finalizó en 1943. No obstante, se utilizaron los chasis de Panzer III para producir cañones de asalto Sturmgeschütz III hasta el final de la guerra.
El 11 de enero de 1934, siguiendo las especificaciones de Heinz Guderian, el Departamento de Armamento del Ejército elaboró los planes para un tanque medio con un peso máximo de 24 tm y una velocidad máxima de 35 km/h. Se pensó utilizar este carro de combate como blindado principal de las Divisiones Panzer, capaz de enfrentarse y destruir las fuerzas blindadas enemigas.
Daimler-Benz, Krupp, MAN y Rheinmetall desarrollaron todos los prototipos, entrando en la fase de pruebas en 1936 y 1937; el diseño de Daimler-Benz fue escogido para su producción. El primer Panzer III A salió de la línea de montaje en mayo de 1937, y en ese año se fabricaron un total de diez unidades, dos de ellas sin armamento instalado. La producción en masa comenzó con el modelo F en 1939.
Entre 1937 y 1940 se realizaron intentos de crear piezas comunes entre el Panzer IV de Krupp y el Panzer III de Daimler-Benz. Uno de los trabajos principales en el diseño del Panzer III fue la búsqueda de una suspensión eficiente. Se probaron varios tipos de resortes de láminas entre los modelos A al D, hasta que se cambió a una suspensión de torsión de barra en el modelo E. El Panzer III junto al tanque pesado soviético KV fue uno de los primeros blindados en utilizar esta suspensión.
El Panzer III demostró ser inferior en potencia de fuego al T-34 soviético, y fue reemplazado por el Panzer IV que portaba un cañón rápido de 75 mm. En 1942, el modelo N del Panzer III incorporaba un cañón L/24 de 75 mm, pero era de velocidad lenta diseñado para apoyo y contra infantería.

Fuentes:  Wikipedia.org, imfdb.org y Blog Armas y Cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario