sábado, 8 de diciembre de 2012

La Isla Siniestra

Autor: Jorge Elías
Shutter Island (titulada en Hispanoamérica como La isla siniestra) es una película de suspense de 2010 dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio. La producción está basada en la novela homónima escrita por Dennis Lehane. La historia cuenta la investigación de dos agentes federales enviados a una institución mental llamada Shutter Island, con el fin de buscar a Rachel Solando, una psicótica que ha escapado misteriosamente de su celda. Daniels (DiCaprio) tiene además en su mente los recuerdos del campo de concentración de Dachau.

Argumento:
En 1954, los agentes federales Edward "Teddy" Daniels (Leonardo DiCaprio) y su recientemente asignado compañero Chuck Aule (Mark Ruffalo), van al hospital de Ashecliffe para personas dementes en Shutter Island, isla situada en el puerto de Boston para investigar la desaparición de Rachel Solando, una paciente que en apariencia se evaporó de una habitación cerrada, dejando tras ella una nota en la que escribió "The law of 4; who is 67?" (La ley de 4; ¿quién es 67?). El doctor John Cawley (Ben Kingsley), el jefe de psiquiatras, le explica que Rachel fue internada tras ahogar a sus tres hijos, negándose sin embargo a aceptar la realidad de que se encuentra en un hospital mental.

Durante la búsqueda Teddy se interesa por un faro, en el cual le dicen ya se ha buscado. Piden que le muestren los archivos de los empleados del hospital, a lo que Cawley se niega, aunque le permite interrogarlos. Al respecto, resultan desconcertados cuando saben que el psiquiatra de Rachel, el doctor Sheehan, se ha ido de vacaciones. Esa noche, Teddy tiene un extraño sueño en el cual ve a su esposa Dolores Chanal (Michelle Williams), que murió en un incendio algunos años antes, quien le dice que Rachel sigue en la isla, lo mismo que Andrew Laeddis, el incendiario responsable de su muerte. Daniels concluye que el "67" de la nota es este, de quien cree que es el paciente no reconocido por la institución número 67.
Por la mañana, interrogan a los pacientes de las sesiones de terapia grupal de Rachel, una de las cuales, durante una distracción de Chuck, advierte a Teddy que corra. Luego, Teddy dice a su compañero que la razón por la que ha aceptado la misión es porque que allí se encuentra Andrew Laeddis, quien fue enviado a Ashecliffe debido a su crimen pero luego desapareció, lo cual arroja dudas sobre la institución. Teddy conoció asimismo a otro de sus pacientes, George Noyce, quien afirmaba que allí se experimentaba con los reclusos. Por su parte, Teddy está decidido a que la institución sea cerrada
De regreso a la clínica, Cawley informa a Teddy que Rachel (Emily Mortimer) ha sido hallada, y se la presenta. En su delirio, ella lo toma por su marido muerto en la Segunda Guerra Mundial, y a continuación se muestra muy angustiada. Más tarde, Teddy desarrolla migrañas de intensidad creciente acompañada de fotofobia. Por su parte, sus sueños son cada vez mas extraños, acompañadas por alucinaciones durante la vigilia. A esa altura de la situación está determinado a encontrar a Laeddis en el Sector C, que alberga a los pacientes de mayor peligrosidad. Allí encuentra a Noyce (Jackie Earle Haley) quien teme que se le lleve al faro, donde se practican lobotomías, y le dice que toda la investigación es un juego construido a su medida.
Teddy se reúne con Chuck y juntos se dirigen a los acantilados que rodean la isla, con el fin de llegar al faro. En un punto del camino, Chuck alega que continuar es demasiado peligroso y Teddy con suspicacia decide continuar solo. Sin embargo, es incapaz de llegar y, al regresar, descubre que su compañero ha desaparecido. Buscándolo al pie el acantilado, descubre a una mujer que se esconde en una cueva, la cual confirma sus sospechas revelándole que ella es la verdadera Rachel Solando (Patricia Clarkson). En una conversación junto a una fogata, la mujer le revela asimismo que era un psiquiatra en Ashecliffe hasta que se enteró de los experimentos. Para garantizar su silencio, se le encerró en la clínica. La mujer explica en fin que se están empleando medicamentos psiquiátricos para desarrollar técnicas de control mental y crear espías durmientes, advirtiéndole asimismo que es probable que él mismo esté siendo drogado desde que llegó.

Teddy regresa a Ashecliffe, donde el doctor Cawley le dice que llegó a la isla sin compañero alguno, y que nadie conoce a Chuck. Teddy logra sin embargo llegar al faro sin encontrar nada anormal en su planta baja ni en las escaleras de su interior, contrariamente a sus expectativas. En la zona superior del edificio, encuentra Cawley, quien le revela que él no es Edward Daniels, sino el ex agente Andrew Laeddis. Le revela asimismo que ha sido un paciente en Ashecliffe desde hace dos años, cuando asesinó a su esposa maníaco-depresiva en un acto de rabia tras descubrir que había asesinado a sus tres hijos, y que Rachel Solando nunca existió, ni como paciente, ni como psiquiatra. A continuación llega "Chuck", quien se presenta como el doctor Sheehan, el psiquiatra de Andrew, resultando ser una enfermera la mujer que había tomado por Solando. Sheehan y Cawley afirman que Andrew vivió el delirio de ser un agente activo, buscando a Andrew Laeddis como una manera de disociarse de lo que había hecho. Asimismo, le muestran que los nombres "Edward Daniels" y "Rachel Solando" son respectivos anagramas de "Andrew Laeddis" y "Dolores Chanal", representando "la ley de 4" (cuatro nombres) y afirmando a Laeddis como el "67".

Cawley explica que Andrew ha atravesado diferentes ciclos en los que termina por enterarse de la verdad, tan sólo para regresar en su fantasía una y otra vez, atravesando etapas en las que ha lastimado a varios empleados y pacientes, llevando a la junta administrativa a solicitar una lobotomía como solución permanente a su problema. Sheehan y Cawley explican que trataron de poner en práctica una terapia, en la cual crearon la situación de la desaparición de "Rachel" basándose en la fantasía de Andrew, con el fin de poner de manifiesto su complot imaginario, y de permitirle ver la realidad y regresar a ella de manera permanente. Andrew parece aceptar las explicaciones, echándose la culpa de haber ignorado la enfermedad mental de Dolores hasta que cometió el crimen. Tras sufrir otra migraña, que le hace revivir la muerte de sus hijos y de su mujer, Andrew pierde el sentido.

Por la mañana siguiente, Andrew llama de nuevo Chuck a Sheehan y habla de revelar al mundo exterior lo que sucede en la isla. Sheehan señala discretamente a Cawley, y algunos empleados se acercan a Andrew para llevarlo a la lobotomía. Este le pregunta a Sheehan que sería peor, "si vivir como un monstruo, o morir como un buen hombre". A continuación sale de la escena acompañado por los empleados.

Las palabras finales de Andrew (Teddy) y el hecho que no reaccione cuando Sheehan le llama Teddy por última vez, dejan el final abierto al espectador, pues deja la duda si él estaba realmente loco o fingió para ser operado y así librarse de los malos recuerdos que le provocó la guerra.

Las siguientes armas fueron empleadas en este film:

1. Revolver Smith & Wesson Modelo 10
El revolver Smith y Wesson modelo 10, fue empleado por las Fuerzas Armadas y Policía. Su producción comenzo en 1899, siendo fabricado en calibre 38. Esta arma ha sido uno de los pilares de la empresa Smith y Wesson, con una seis millones de armas de este tipo producida hasta la fecha. Ha sido descrita como el arma más exitosa de todos los tiempos.
Especificaciones:
Tipo: Revolver de servicio
Origen: Estados Unidos
Diseñado en 1899
Fabricante: Smith y Wesson
Peso: 907 g para el cañón de 102 mm, sin carga
Longitud: 254 mm, 260 mm y 286 mm
Calibre: .38 Especial, .38/200
Acción: doble acción
Velocidad inicial: 305 m/s
Capacidad del cilindro: 6 balas
Sistema de puntería: Guión y mira de acero.

2. Revolver Colt Detective Special

El Colt Detective Special es uno de los revólveres más pequeños del mundo. Por este motivo, por su reducido tamaño, esta inconfundible arma ha logrado hacerse con un hueco entre los revólveres legendarios. El modelo Detective Special no es más que una versión reducida del clásico Colt Police Positive. Con unas dimensiones que apenas alcanzan los 18 cm, este revólver se caracteriza por su facilidad de transporte y por su sencilla ocultación. En este sentido, en numerosos thrillers estadounidenses puede contemplarse cómo los detectives llevan esta arma debajo de su traje.
La primera generación de la Colt Detective Special apareció en 1927. Desde su nacimiento, este revólver de doble acción gozó de gran popularidad entre la policía, lo que llevó a que se fabricaran más de un millón y medio de unidades. Sin embargo, esta arma dejó de producirse definitivamente en 1986.
Aunque el modelo original empleaba un potente calibre .32, esta munición pronto dejó paso al célebre .38. A diferencia de los revólveres de Smith & Wesson, el cargador de tambor de la Detective Special gira siguiendo el sentido de las agujas del reloj.
Especificaciones:
Nombre: Colt Detective Special
Calibre: .32 /.38 Special
Origen: Estados Unidos
Alcance: 15-20 metros
Diseñado: 1927
Tambor: 6 proyectiles
Longitud: 17,8 cm de largo
Cañón: 5,1 cm el cañón (2")
Peso: 595 gramos.

3. Fusil M1903 Springfield

El M1903 Springfield es un fusil de cerrojo adoptado por el ejército estadounidense en la primera década del siglo XX. Hacia finales del siglo XIX, Estados Unidos no poseía más que el problemático, pesado e innecesariamente grande Krag-Jørgensen. Alemania, por el contrario, gracias a Paul Mauser logró poseer uno de los mejores fusiles de la historia: el Mauser 98, del cual muchas otras naciones adoptaron el diseño.
El desarrollo del fusil Springfield M1903 fue debida a la necesidad constatada a raíz de las experiencias obtenidas en la Guerra Hispano-Americana, de que su fusiles reglamentarios Springfield monotiro Modelo 1873 calibre 45-70 y Krag-Jørgensen calibre 30-40 eran notablemente inferiores a los Mauser Modelo 1893 utilizados por las tropas españolas, destacando entre otras deficiencias la poca potencia del cartucho empleado y la del sistema de carga. Por ello en 1900 la factoría estatal Springfield se planteó diseñar y fabricar un fusil basado en el diseño de Mauser probado satisfactoriamente en combate. Por ello inició negociaciones con la empresa alemana y finalmente compró los derechos del sistema de cerrojo Mauser por 200.000 dólares de la época.
Paralelamente a ello en 1902 se diseñó una nueva y más potente munición que disparaba una bala de punta redondeada de 220 grains (14,2 g) y que alcanzaba una velocidad aproximada en boca de 670 m/s, unos 100 m/s más que el cartucho 30-40 del Krag-Jørgensen. Este diseño y el nuevo cartucho fueron inicialmente producidos en 1903, siendo oficialmente adoptado el 19 de junio como United States Magazine Rifle, Model of 1903, Calibre 30. ó 30.03 y Cartridge, Ball, Calibre 30, Modelo de 1903. Ese diseño inicial del que empezaron a realizarse los primeros pedidos en noviembre de 1903 montaba una bayoneta de espiga, pero fue rechazado por el Presidente Theodore Roosevelt personalmente, por lo que el fusil fue enviado a fábrica para su rediseño cuando ya se habían producido más de 80.000 fusiles, a fecha enero de 1905, lo que conllevó el cambio a una bayoneta de hoja normal Modelo 1905. El desarrollo se completó con la adopción de la munición con bala puntiaguda o "spitzer" de 150 grains (9,7 g) con una velocidad de salida de 810 m/s, adoptada por los franceses y alemanes en la última década del siglo XIX (aprox. 1890). Denominado "Cartucho M1906" es la famosa munición .30-06 utilizada en innumerables fusiles y ametralladoras y que sigue estando entre los más populares cartuchos civiles de todo el mundo al día de hoy. Además se incorporó una nueva mira mejorada y retocada para compensar la velocidad y la trayectoria del nuevo cartucho.
El funcionamiento del Springfield 1903 era de cerrojo de tiro simple. Esto significa que después de cada disparo y la consecuente recarga, el cerrojo tenía que amartillarse manualmente para poder disparar otra vez. Tenía capacidad para 5 balas calibre 7,62 mm, al igual que la mayoría de los fusiles de la época.
El Springfield 1903, por ser una copia, logró mejorar el diseño del Mauser, haciendo un fusil más corto. Con la ayuda del cartucho modelo de 1906, el Springfield se convirtió en un fusil potente y muy fiable. Fue usado por los Estados Unidos en su entrada a la Primera Guerra Mundial y lo utilizó sin cambios hasta principios de la Segunda Guerra Mundial (1939).
Especificaciones:
Tipo Fusil de cerrojo
Origen Estados Unidos
En servicio 1903–1957
Diseñado 1902
Fabricante Springfield Armory
Producido 1907-1949
Peso 3,9 kg (dependiendo de la densidad de la madera)
Longitud 1115 mm
Longitud del cañón 610 mm
Munición .30-06 Springfield (7,62 x 63)
Calibre 7,62 mm
Sistema de disparo Cerrojo accionado manualmente
Cadencia de tiro 15 disparos/minuto
Alcance efectivo 600 m - máximo: 1097 m
Cargador interno fijo, alimentado mediante peines de 5 balas.

4. Pistola Walther PP
La pistola Walther PP fue introducida en 1929 en Alemania para la policía secreta. En 1931, apareció una versión aún más corta (Kurz), la PPK. También es conocida por ser el arma empleada por Adolf Hitler para suicidarse. Luego de la Segunda Guerra Mundial fue la favorita de los servicios secretos de Occidente. Su tamaño discreto y cómodo, el poco retroceso del disparo y la seguridad de su mecanismo la han popularizado a lo largo del siglo XX entre usuarios civiles. La Walther PP (y su "hermana pequeña" la PPK) fue la primera pistola semiautomática que podía llevase con una bala en la recámara sin peligro de disparo accidental por golpes o caídas.
Especificaciones:
Tipo Pistola semiautomática
Origen República de Weimar
Diseñada 1929
Fabricante Walther
Producida 1929 al presente
Peso 590 g
Longitud 155 mm
Longitud del cañón 83 mm
Munición 7,65 x 17 Browning - 9 x 17
Calibre 7,65 mm - 9 mm
Sistema de disparo Doble Acción, recarga accionada por retroceso
Cargador extraíble de 8 cartuchos 7,65 x 17 Browning (Walther PPK) y 7 cartuchos 9 x 17 (Walther PP).

5. Carabina M1
La Carabina M1 es una carabina ligera semiautomática, fue un arma estándar del Ejército de los Estados Unidos durante la II GM y la Guerra de Corea, siendo producida en diferentes versiones. Fue ampliamente utilizada por fuerzas armadas estadounidenses, extranjeras y paramilitares, siendo al mismo tiempo una popular arma civil. Las versiones con selector y capacidad de fuego automático de esta carabina son denominadas Carabina M2. La Carabina M3 era una M2 equipada con una mira telescópica infraroja activa.
El fusil M1 Garand del Ejército de los Estados Unidos fue originalmente desarrollado para utilizar el cartucho .276, pero esta característica de diseño fue descartada a comienzos de los años 30. Eventualmente, el fusil M1 sería calibrado para utilizar el mismo cartucho estándar de otras armas de la época, tales como el fusil Springfield 1903, el BAR y las ametralladoras M1917/M1919. Esto dejó al Ejército sin el fusil ligero y manejable que estaba buscando. Sumándose a las lecciones aprendidas durante guerras anteriores, la observación de otros conflictos durante los años 30 y el descontento producido por los subfusiles y fusiles existentes finalmente condujeron al desarrollo de la carabina M1.
Las tropas de retaguardia, paracaidistas o tropas de primera línea que debían cargar otros equipos (como los médicos, ingenieros y sirvientes de morteros) consideraban a los fusiles estándar demasiado voluminosos, mientras que las pistolas o revólveres eran poco precisos y potentes. Los subfusiles como el Thompson tenían potencia más que suficiente para combates a corta distancia, pero no tenían suficiente alcance efectivo y eran más difíciles de transportar o mantener que los fusiles en servicio (como el Springfield 1903 y el M1 Garand).
Los mismas consideraciones se aplicaban para las tropas aerotransportadas, un concepto que aún estaba siendo evaluado en aquel entonces. Antes del desarrollo y distribución de subfusiles tales como el M3, un subfusil como el Thompson era mucho más costoso que la mayoría de pistolas y fusiles de la época. El Garand, recién entrado en servicio, era tan pesado y voluminoso como otros fusiles en servicio. Se decidió que era necesario un nuevo tipo de arma para estos papeles. Mientras que el alcance efectivo de una pistola es de 46 m y el de los fusiles es de varios cientos de metros, se requirió que el alcance de la nueva arma sea de 274 m.
Se pensó en una versión carabina del Garand, pero el cartucho de este fusil demostró ser demasiado potente. Lo que se buscaba era un arma más ligera y maniobrable que el Garand, con menos retroceso, pero al mismo tiempo mayor alcance, precisión y poder de parada que las pistolas Colt M1911 que estaban en servicio. La Carabina M1 fue diseñada para ser utilizada por soldados que requerían un arma defensiva más ligera y compacta, así como por soldados cuya arma principal no sea un fusil.
En 1938, el Jefe de Infantería ordena al Departamento de Armamentos que desarrolle un fusil ligero o carabina, aunque la desgnación oficial del tipo de arma no fue aprobada hasta 1940. Esto condujo en 1941 a una competencia entre los principales fabricantes y diseñadores de armas de los Estados Unidos.
La compañía Winchester no envió su diseño, al hallarse más concentrada en perfeccionar el Fusil Militar Winchester calibre .30-06 (7,62 x 63). Este fusil surgió como un diseño de Jonathan "Ed" Browning, medio hermano del famoso diseñador de armas John Browning. Un par de meses tras la muerte de Ed Browning en mayo de 1939, la Winchester contrató al ex-presidiario David M. "Carbine" Williams, que había diseñado un sistema recuperador de gases con mecanismo de pistón de recorrido corto mientras cumplía una condena por asesinato. La Winchester esperaba que Williams fuese capaz de completar varios diseños inconclusos de Ed Browning. El primer cambio que hizo Williams al diseño original fue la incorporación de su sistema recuperador de gases. Tras las pruebas con fusiles semiautomáticos efectuadas por los Marines en 1940, el sistema de cerrojo oscilante de Browning fue considerado poco resistente a la arena. Como resultado, el fusil fue rediseñado para emplear un cerrojo rotativo y pistón como los del Garand.
Los prototipos de la carabina US M1 fueron calibrados para un nuevo cartucho, el .30 M1 (7,62 x 33). Este es un cartucho calibre 7,62 mm más pequeño y ligero, muy diferente en diseño y rendimiento del .30-06 empleado por el Garand.
El cartucho .30 Carbine era uno intermedio tanto en velocidad como energía de boca. Es en esencia una versión sin pestaña del obsoleto .32 Winchester Self-Loading. Tiene una bala de 7 gramos con punta redondeada, en contraste con las balas del tipo "spitzer" empleadas en la mayoría de cartuchos para fusil de la época. Desde el cañón de 460 mm de la carabina M1, el cartucho .30 Carbine producía una velocidad de boca de 600 m/s, una velocidad intermedia entre la de los subfusiles contemporáneos (300-500 m/s) y los fusiles y ametralladoras ligeras (aproximadamente unos 700-900 m/s) . Por ejemplo, el subfusil M3 calibre .45 ACP tiene una velocidad de boca de 280 m/s; la ametralladora ligera Bren calibre .303 (7,70 x 56 R) alcanza 740 m/s; el fusil M1 Garand disparando el .30-06 (7,62 x 63) tiene una velocidad de boca de 850 m/s. Dentro del alcance máximo de 274 m de la carabina M1, su bala tiene la misma energía de boca que una bala de pistola como la 8 mm Nambu. La bala tiene un descenso significativo a partir de 180 m.
Para mayo de 1941, el peso del prototipo del fusil había sido reducido a unos 3,4 kg. La Winchester contactó al Departamento de Armamentos para que examine su diseño, creyendo que este podía convertirse en una carabina que pesase entre 2 y 2,2 kg. La respuesta del Mayor René Studler no se hizo esperar: ordenó un prototipo de carabina en el menor tiempo posible.
El primer modelo fue desarrollado en 13 días por William C. Roemer y Fred Humeston. Se ensambló a partir del gatillo y sistema de acerrojado de un fusil Winchester M1905. El prototipo fue un éxito imediato entre los observadores del Ejército. Luego de las pruebas iniciales del Ejército en agosto de 1941, la Winchester procedió a desarrollar una versión más refinada. Esta compitió contra otras carabinas en septiembre del mismo año, siendo la Winchester notificada sobre su victoria un mes más tarde. Su estandarización como Carabina M1 fue aprobada el 22 de octubre de 1941. Contrariamente a la creencia popular, Williams tuvo muy poco que ver con el desarrollo de la carabina, a excepción de su sistema recuperador de gases con pistón de recorrido corto. De hecho, Williams creó un diseño propio aparte de los otros diseñadores de la Winchester. El diseño final de su carabina solo estuvo listo para ser probado en diciembre de 1941, dos meses después que la carabina Winchester M1 había sido adoptada y clasificada. Ninguna de las características adicionales del diseño de Williams fueron incorporadas a la producción posterior de la M1.
La carabina M1 fue diseñada principalmente para ofrecer a las tropas de retaguardia y a las de enlace un arma defensiva mejor que una pistola o un subfusil, con gran precisión y alcance, pero sin el retroceso, costo o peso de un fusil de infantería. También era más sencilla de disparar para los soldados con poca experiencia y personas de baja estatura que los fusiles de infantería calibre 7,62 mm de la época. La carabina les era más conveniente de portar a los oficiales, suboficiales o especialistas cargados de armas, binoculares, radios u otros equipos. Los tanquistas, choferes, sirvientes de artillería, sirvientes de mortero y demás personal iban equipados con la carabina M1 en lugar del grande y pesado Garand. Al mismo tiempo, se desarrolló una versión con culata plegable de la carabina M1 a pedido de las tropas aerotransportadas, que necesitaban un arma ligera y compacta. Las primeras carabinas M1 fueron distribuidas en 1942, teniendo prioridad inicial aquellas destinadas al Frente de Operaciones Europeo.
La M1 y su cartucho de potencia reducida nunca fueron ideados para el rol de arma principal de infantería, tampoco siendo comparables a los poderosos fusiles de asalto desarrollados a fines de la guerra. A pesar de esto, la carabina fue rápidamente suministrada a oficiales de infantería, sirvientes de ametralladoras, paracaidistas y otras unidades de primera línea. Su reputación en combate era variable. Algunos soldados y Marines, especialmente aquellos que no empleaban un fusil como arma principal, preferían la carabina al Garand debido a su reducido tamaño y peso. La carabina tuvo una muy buena aceptación por parte de las tropas aerotransportadas, que fueron equipadas con la versión M1A1 con culata plegable. Como la M1 solo empleaba cartuchos con fulminantes no corrosivos, esto fue una verdadera bendición para las tropas y personal que servían en el Frente del Pacífico, donde la corrosión del cañón era un problema significativo, aunque no tanto en Europa, donde algunos soldados reportaron fallos de ignición debido a fulminantes defectuosos.
En el Frente del Pacífico, los soldados y guerrilleros que operaban en las densas junglas y solamente tenían enfrentamientos ocasionales con el enemigo, por lo general apreciaban la carabina debido a su ligereza y precisión. Pero los soldados y Marines que sostenían a diaro frecuentes enfrentamientos (en especial aquellos que sirvieron en las Filipinas), hallaron que la carabina tenía insuficiente poder de parada y penetración. Empezaron a aparecer reportes sobre soldados japoneses que recibían varios disparos en el pecho y en el cuerpo, pero sin efectos inmediatos visibles. Como en el caso del .45 ACP, algunos soldados observaron que el cartucho .30 Carbine era incapaz de penetrar árboles pequeños y otras coberturas selváticas ligeras. Puestos al corriente de estos inconvenientes, el Ejército Estadounidense, el equipo de la Comandancia de Materiales del Pacífico y la fábrica de armas ligeras de Aberdeen continuaron trabajando en versiones acortadas del Garand durante la guerra, a pesar que ninguna de ellas fue adoptada oficialmente.
Inicialmente se planeó que la carabina M1 tuviera capacidad de fuego selectivo, pero finalmente se decidió producirla sin esta característica. La capacidad de fuego automático fue incluida en el diseño de la M2 (una versión mejorada de la M1, con fuego selectivo), introducida en 1944.
La carabina M2 continuó siendo utilizada en la Guerra de Corea. Como ya se mencionó, la M2 tenía un selector que le permitía disparar en modo automático (con una cadencia de 850-900 disparos por minuto) y un cargador de 30 cartuchos. En Corea, todas las versiones de la carabina M1/M2 rápidamente adquirieron una pésima reputación debido a que se trababan en condiciones meteorológicas de frío extremo, principalmente a causa de un inadecuado retroceso del cerrojo y a muelles recuperadores gastados. Una evaluación oficial del Ejército Estadounidense de 1951 registró los problemas causados por el frío, así como reportes de soldados que resaltaban la incapacidad del arma para detener a soldados chinos y norcoreanos vestidos con gruesos abrigos, tras varios disparos a corta distancia.
La M2 fue nuevamente suministrada a algunas tropas estadounidenses en Vietnam, especialmente a las unidades de reconocimiento y a los asesores militares como un arma estándar sustituta. Estas armas fueron reemplazadas por el M16 a fines de los años 60, siendo muchas carabinas M1, M2 y M3 entregadas al Ejército Sudvietnamita.
La carabina M1/M2 fue finalmente reemplazada por el fusil M16 a mediados de los años 60. Las carabinas M1/M2/M3 fue la más ampliamente producida familia de armas militares estadounidenses por varias décadas, siendo la mayoría de ellas la versión M1.
Especificaciones:
Tipo: Carabina semiautomática/automática
Origen: Estados Unidos
Estado: En servicio Julio 1942–1960s (EE.UU.)
Diseñada: 1938–1941
Fabricante: Contratistas militares, copias
Producida: Septiembre 1941 – Agosto 1945
Cantidad: 6,25 millones aprox.
Variantes: M1A1, M1A3, M2, M3
Peso: 2,36 kg (descargada)
Longitud: 904 mm
Longitud del cañón: 458 mm
Munición: .30 Carbine (7,62 x 33)
Calibre 7,62 mm
Sistema de disparo: recarga accionada por gas
Cadencia de tiro: Semiautomática (M1/M1A1) 800-900 disparos/min (M2/M3)
Alcance efectivo: 274 m
Cargador: extraíble de 15 o 30 proyectiles.

6. Fusil M1 Garand

El fusil M1 Garand (formalmente Fusil de los Estados Unidos, Calibre .30-06, M1) fue el primer fusil semiautomático de los Estados Unidos que llegó a ser un fusil común para la infantería. Oficialmente reemplazaba al Springfield 1903 como fusil en servicio en 1936, hasta que fue reemplazado por el M14, que derivaba del M1, en 1957.
Fue utilizado intensivamente en la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea y en menor medida en la Guerra de Vietnam. Fue usado primariamente por Estados Unidos, pero también en otros países. Continúa siendo utilizado en equipos de entrenamiento militar y es una arma de fuego civil popular.
Especificaciones:
Diseñada 1924
Fabricante Springfield Armory, Winchester, Beretta, International Harvester
Producida 1936
Cantidad 5,4 millones aprox.
Peso 4,3 kg
Longitud 1100 mm
Longitud del cañón 610 mm
Munición .30-06 (7,62 x 63)
Calibre 7,62 mm
Sistema de disparo Recarga accionada por gas, cerrojo rotativo
Alcance efectivo 550 m
Cargador interno fijo, alimentado con un peine en bloque de 8 balas.

7. Escopeta Winchester Modelo 1897
La Winchester Modelo 1897 es una escopeta de corredera con martillo externo y depósito tubular. Estaba disponible en calibre 12 y 16, con cajón de mecanismos macizo o desmontable. También estaban disponibles cañones de longitudes diversas.
 
8. Fusil Winchester Modelo 1892
El término fusil Winchester es frecuentemente empleado para describir cualquier fusil con acción de palanca fabricado en los Estados Unidos por la empresa Winchester Repeating Arms Company, aunque es habitualmente empleado para referirse específicamente a los fusiles Winchester Modelo 1873 o Winchester Modelo 1894. El Winchester es un arma creada en 1866 cuyo nombre, producto de su amplia difusión y pese a no ser el primero en su tipo, ha llegado a ser sinónimo de “fusil de repetición” con acción de palanca de la segunda mitad del siglo XIX; es decir, de aquellos primeros fusiles y carabinas que permitían disparar varias veces sin necesidad de efectuar una recarga, desalojando el casquillo usado y reemplazándolo por un cartucho nuevo mediante el accionamiento de una palanca unida al guardamonte. Este modelo fue fabricado por iniciativa de Oliver Winchester, presidente de Winchester Repeating Arms Company, en base a la copia y mejora del anterior fusil Henry, patentado en octubre de 1860 y que era fabricado en otra de las compañías de propiedad del mismo empresario.
Al Winchester se le conoce en los Estados Unidos como "el arma que conquistó el Oeste", sobre todo por su recurrente aparición en las películas del género western, como las protagonizadas por John Wayne en los años 1930s y 1940s. Esta fama no es del todo exacta, pues la primera conquista del Oeste se realizó con otros modelos de fusiles de tiro rápido, aunque la popularización del Winchester sí masificó la brecha tecnológica entre los conquistadores estadounidenses y los guerreros nativos que lucharon por su independencia durante la última fase de las Guerras Indias. En este sentido, es significativo que el conflicto que selló el triunfo de los fusiles de repetición, la Guerra de Secesión Americana (1861-1865), es anterior a la comercialización del Winchester.
El Modelo 1892, al igual que sus primeros fusiles de palanca, estaba calibrado para cartuchos de revólver más cortos y que producían una menor presión. Sin embargo, el Winchester Modelo 1892 incorpora una acción Browning (basada en la del Modelo 1886) mucho más resistente que la de los primeros fusiles derivados del Henry, de las décadas de 1860 y 1870. La empresa Winchester produjo 1.004.675 fusiles Modelo 1892. Pero aunque cesó su producción en la década de 1930, todavía son producidos bajo la marca Puma por la empresa brasileña Rossi y la empresa italiana Chiappa Firearms. En su forma moderna, empleando materiales y técnicas de producción modernos, la acción del Winchester Modelo 1892 es lo suficientemente resistente para emplear cartuchos de revólver de alta presión, tales como el .357 Magnum, .44 Magnum y el poderoso .454 Casull.
El Modelo 1892 fue diseñado como un reemplazo para el Modelo 1873. Mientras que los primeros fusiles y escopetas realmente "conquistaron el Oeste", la mayoría de fusiles de palanca vistos en las películas western clásicas son carabinas Winchester Modelo 1892 calibre .44-40 y .38-40 (para poder emplear el cartucho de fogueo "5 en 1"). John Wayne empleó estos fusiles en docenas de películas con acciones ambientadas entre las décadas de 1830 y 1880.

Fuentes: Wikipedia.org, imfdb.org y Blog Armas y Cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario