miércoles, 27 de abril de 2011

15 minutos

Autor: Jorge Elias
15 minutos (titulo original 15 minutes) es una película dramática y de acción del año 2001 protagonizada por Robert De Niro, Edward Burns, Kelsey Grammer, Avery Brooks y Melina Kanakaredes. El título es una referencia a la famosa cita del artista estadounidense Andy Warhol (1928-1987): «En el futuro todos tendrán sus 15 minutos de fama mundial»

Sinopsis:
Cuando Oleg y Emil, dos criminales provenientes de Europa del Este, llegan a Nueva York para recoger su parte del botín de un robo, Oleg roba una cámara de video y comienza a filmar sus actividades, legales e ilegales. Cuando ven cómo los medios de comunicación estadounidenses pueden hacer ver a un asesino como víctima y además hacerlo rico, ellos planean asesinar a alguien importante para después vender la historia al popular programa sensacionalista de televisión Top Story.
El veterano detective de homicidios de la policía de Nueva York, Eddie Flemming (representado por Robert De Niro), quien es considerado una celebridad en la ciudad, investiga el presunto homicidio de una pareja proveniente de Europa del Este. Flemming presume que fueron asesinados y después quemados, es entonces cuando conoce al bombero Jordy Warsaw (representado por Edward Burns), quien también investiga la escena del incendio y a su vez llega a la conclusión que se tata de un homicidio. Ahora Flemming y Warsaw andan tras la pista de los peligrosos Oleg y Emil, que —por obtener algo de fama— están dispuestos a matar a cualquiera, inclusive a Flemming.

Las siguientes armas fueron empleadas en este film:

1. Pistola Glock 17 (en la realidad, la Policia de Bueva York autoriza el empleo de la más pequeña pistola Glock 19)
El modelo GLOCK 17 (G17) fue la primera pistola diseñada y fabricada por la compañía austríaca Glock G.m.b.H. Se caracteriza por su recámara bloqueada, retroceso corto, un cargador de mayor capacidad estándar (17 cartuchos)y una velocidad de fuego alta. Utiliza un cañón modificado del sistema de seguro Peter/Browning. El G17 fue mostrado por primera vez a inicios de los 80's para los entrenamientos del Ejército Austriaco. Entró en servicio con el nombre de P80.
A diferencia de otras pistolas, el G17 y los demás modelos GLOCK han sido producidos con el mecanismo Safe Action System (Acción Segura), que es un mecanismo de disparo de semi doble acción (el golpeador queda montado a medias) con un golpeador en vez del percutor y la aguja percutora. Su estructura está rellena de polímero y plástico sofisticado. Tampoco tiene seguros manuales, sino seguros automáticos integrados que la hacen segura de portar; sin embargo a cambio de la comodidad que es no tener que quitar el seguro antes de disparar, el gatillo de la GLOCK requiere una gran presión de unos 2.5 kilos, lo cual es una presión muy grande comparada con otras armas.
Cuando se reveló que su estructura era de polímero sorprendió ligeramente a los usuarios de armas y algunos pensaron que estaba hecha de plástico, y por lo tanto que era imperceptible para los detectores de metales. Sin embargo, la corredera, el cañón y otras piezas son de metal y por eso el modelo es percibido por los detectores de metal. La corredera y el cañón son tratados con el Proceso QPQ Tenifer, que vuelve mucho más durable su acero.
La G17 se ha vuelto muy popular por su facilidad de manejarse, larga durabilidad, precio moderado y una precisión de disparo por arriba del promedio. Es muy confiable en ambientes hostiles para las pistolas, como los desiertos, selvas y regiones árticas. La G17 ha experimentado tres revisiones importantes desde su aparición, así que la versión actual se llama la tercera generación de GLOCK 17.
También se han producido otras versiones de la tercera generación de G17:
-GLOCK 17C ("Compensado") modelo que disminuye el retroceso expulsando parte de los gases del disparo hacia arriba,a través de unos orificios practicados en el cañón y en la corredera. Especialmente útil mientras se hacen varios disparos en un lapso muy breve.
-GLOCK 17L es una versión con un cañón y una corredera más largos.
-GLOCK 17RTF es una versión con un texturado diferente en el grip que le otorga un mejor empuñamiento.
-GLOCK 18 y 18C capaces de disparar en modo automático.
La G17 es el modelo más usado por los policías, pero también es popular para uso militar, deportivo y para defensa. Más de 50 países lo utilizan.
Especificaciones:
Calibre: 9mm Parabellum (9x19).
Longitud del cañón: 114 mm.
Total, vacío: 625 g.
Capacidad del cargador: el estándar es 17+1 cartuchos).

2.  Pistola Smith & Wesson Modelo 39
La pistola Smith&Wesson Modelo 39, fue la primera pistola semiautomática con sistema de doble acción diseñada en los EE.UU. en 1954, saliendo al mercado en 1955.
Al término de la Segunda Guerra Mundial Ejército de los EE.UU. había quedado  sorprendidos por la pistola alemana Walther P38, por lo que presento una propuesta ante el Senado a fin de que se realizase un concurso de diseñadores encaminado a la fabricación de una arma de características similares a la alemana, en sustitución del la Colt 1911 del .45 ACP reglamentaria en aquella época, por otra de calibre 9 mm Parabellum, cosa que tardaría treinta años en ocurrir, hasta la llegada de la Beretta 92 ó M9.
La firma Smith&Wesson, ante las buenas perspectivas de mercado, en 1949 se puso manos a la obra: el resultado fue la Modelo 39. Inicialmente fabricado en armazón de aluminio anodizado con corredera y cañón de acero al carbono azulado y seguro manual de aleta. La palanca de retenida se encontraba situada a la parte izquierda justo encima del guardamonte similar a Colt 1911. No obstante seguía teniendo muchas semejanzas con la P38. El desconector de gatillo y martillo y la capacidad del cargador, fueron algunas de ellas. Era muy liviana, solo 750 gramos, debido a su estructura de aluminio.
Especificaciones:
Origen: EE.UU.
Fabricante: Smith & Wesson
Tipo: Semiautomática
Sistema: Doble acción
Operación: Corto retroceso
Peso: 780 gramos
Longitud total: 192 mm
Longitud cañón: 102 mm
Capacidad: 8 proyectiles en monohilera

3.  Pistola Kahr K9
La Kahr K9 es una pistola 9x19mm Parabellum semiautomática fabricada por Kahr Arms en Worcester, Massachusetts. Se introdujo en 1995 y cuenta con un mecanismo de doble acción único (DAO) y se activa por retroceso del cerrojo. Fue creada para uso civil y policial. Esta disponible en color negro, óxido de cromo y acero azulado con acabados mediante níquel electrolítico. También, se ofreció  en acero inoxidable.
Con una excelente reputación por la calidad tanto de la construcción y fiabilidad desde su introducción, la pistola se ha mantenido popular en los mercados tanto de la policía y civiles. En 1998 fue aprobado para el empleo fuera de servicio y como segunda arma  por el New York City Police Department (NYPD).
Especificaciones:
Tipo: Pistola semiautomática
Origen: Estados Unidos
Diseñador: Justin Moon
Fabricante de armas Kahr
Producida 1996-presente
Peso: 709 gr.
Longitud total: 152 mm
Longitud del cañón: 89 mm
Ancho: 23 mm
Cartucho: 9 × 19 mm Parabellum
Mecanismo: Doble acción
Sistema de alimentación: Cargador para 7 proyectiles.
Miras: fijas, sin protector.

Fuentes: Wikipedia.org, imfdb.org, Blog Armas y Cine.

 

jueves, 21 de abril de 2011

Enemigo al acecho

Autor: Jorge Elias
Enemigo a las puertas (Enemy at the gates), también conocida por Enemigo al acecho en América Latina, es una película bélica dirigida por Jean-Jacques Annaud, que intenta relatar la historia de dos francotiradores opuestos, Vasily Zaitsev por el lado ruso, y König por el lado alemán durante la Batalla de Stalingrado en 1942.
Es una adaptación de la novela homónima escrita por William Craig, basada en hecho real que relata el enfrentamiento furtivo entre el francotirador soviético, Vasili Záitsev (Hude Law), y otro alemán, el Mayor König (Ed Harris), durante la batalla de Stalingrado. Sin embargo, otra novela titulada The War of the Rats proporcionó elementos para crear el enfrentamiento relatado por el guion de la película.

El objetivo de la película es describir el papel de la propaganda en ambos bandos durante la Segunda Guerra Mundial, utilizando la imagen del francotirador como una metáfora de la lucha entre ambos ejércitos.
El filme fue criticado tanto en Rusia como en Occidente por tomarse muchas libertades con los hechos, en ambos su argumento y descripciones de sus personajes (especialmente Joseph Fiennes como Danilov, y Ed Harris como König) que difieren de los personajes y hechos reales.
Sin embargo, las escenas donde el Ejército Rojo cruza el Volga bajo el bombardeo alemán y el asalto a las líneas alemanas y las escenas en el desembarcadero han sido elogiadas. La película fue un éxito parcial de taquilla. El papel de Ed Harris como König está muy bien logrado y ha recibido buena acogida de la crítica especializada; lo mismo para Bob Hoskins como el coronel ruso Krushov. Es la producción europea más cara producida hasta la fecha con un presupuesto superior a los 100 millones de euros.

Argumento:
Modesto y reservado, Vasili Zaitsev es un hombre corriente, el típico campesino ruso que simplemente cumple con su deber con la Madre Patria y está además dotado con una destreza extraordinaria en el tiro. Danilov, un oficial encargado de la propaganda soviética, se da cuenta del enorme valor de este modesto pastor y convierte al sencillo soldado de los Urales en un héroe nacional tras salvarle la vida en la plaza roja de Stalingrado impresionado por su destreza con el fusil.
Tras una serie de derrotas a manos de los alemanes, la Unión Soviética está al borde del colapso y la pérdida de Stalingrado podría asegurar a los alemanes la victoria final en el Caúcaso. El mismo Iósif Stalin envía a Nikita Jrushchov para supervisar la defensa de la ciudad. El valiente ejemplo de Vasili, convenientemente realzado por Danilov, anima a las tropas a seguir la lucha contra unas fuerzas abrumadoramente superiores y a resistirlas a costa de pérdida abismante de soldados. Sin embargo, Danilov mostrará pronto sus celos del hombre que ha creado cuando, en medio de la guerra, ambos se enamoran de Tanya, una de las muchas intrépidas soldados que luchan al lado de los hombres. Tanya es una hermosa intérprete rusa del idioma alemán y además ésta elige a Zaitzev como su hombre. Tanya sin querer, desata una guerra personal entre Danilov y Zaitsev por su amor.
Los alemanes se dan cuenta de que mientras Zaitsev siga vivo la moral de las tropas rusas no decaerá, por lo que envían a König, un noble alemán director de la escuela de francotiradores en Alemania. Antes de partir hacia Stalingrado, König y el general Friedrich Paulus discuten sobre si la toma de la ciudad es necesaria o no. Al llegar a la ciudad, Vassili es alertado por sus dos compañeros y ambos parten hacia un edificio en ruinas donde hay un francotirador, este francotirador es König y con una habilidad increíble mata a los compañeros de Zaitsev y este logra salvarse de milagro. Danilov le informa a Zaitsev de quien es ese francotirador. Zaitsev es casi proclamado héroe nacional por él mismo Nikita Jrushchov, sin embargo este solo le ve como un elemento para aumentar la moral de las tropas rusas. Danilov entonces le asigna un guardaespaldas a Zaitsev, un veterano francotirador que estudió con König en Zosen llamado Kulikov.
Zaitsev y Kulikov acompañados de un soldado ruso llamado Volodya, buscan a König por las ruinas de Stalingrado. Pero son descubiertos y alertan a König de su posición, este captura y tortura a Volodya para que le cuente su posición, pero este rehúsa y König lo usa de blanco. Entonces König continua al acecho y mientras Zaitsev y Kulikov saltan por el hueco de un edificio, König abate a Kulikov. Entonces, Zaitsev se da cuenta de que ese francotirador alemán es muy superior a él y el mismo solo es una invención de Danilov, el cual está muy celoso por la relación que el y Tanya mantienen.
Danilov desea quitarse de en medio a Zaitsev y lo envía a una misión suicida en una fábrica. Pero Zaitsev logra sobrevivir gracias a que se queda dormido y los alemanes lo dan por muerto. König sabe que Zaitsev no está muerto y decide quedarse de incógnito en Stalingrado. König usando a Sascha, un niño contraespía ruso intenta averiguar todo lo posible sobre Zaitsev, pero cuando se da cuenta de que Sascha le está delatando, König lo ahorca. Entonces, Danilov y Tanya corren a avisar a la madre de Sascha para que huya de Stalingrado, pero mientras intentan evacuar a la madre, el impacto de un proyectil hiere gravemente a Tanya. Danilov corre a avisar a Zaitsev y la madre de Sascha logra con su salvoconducto que Tanya sea evacuada de la ciudad (no se sabe que ocurre con la madre de Sascha). Entonces, Danilov se arrepiente de sus actos por celos y se hace servir de blanco para que Zaitsev descubra la posición de König, Danilov cae abatido, y König sale de su trinchera a buscar su cuerpo, pero es sorprendido por Zaitsev el cual abate finalmente a König de un disparo en la cabeza, Zaitsev entrega el fusil de König a Danilov en muestra de afecto. Al final, se ve que Tanya no murió en el ataque y Zaitsev logra reencontrarse con ella mientras los rusos celebran la liberación de Stalingrado.

Las siguientes armas han sido empledas en este film:
 
1. Pistola Tokarev TT-33
La TT-30, posteriormente TT-33 (7,62 mm Samozarjadnyj Pistolet Tokareva obrazca 1933 goda), es una pistola semiautomática desarrollada por Fedor Tokarev como pistola de servicio para el Ejército Soviético y para reemplazar al revólver Nagant M1895, en uso desde la época del Imperio ruso. En 1930, el Consejo Militar Revolucionario aprobó una resolución para probar nuevas armas auxiliares que reemplazarían a los anticuados revólveres Nagant M1895. Durante las pruebas, se hizo notar el potencial de la pistola diseñada por Fedor Tokarev. Unas semanas más tarde, fueron ordenadas 1000 pistolas TT-30 para pruebas de campo y la pistola entró en servicio con el Ejército Rojo.
Pero mientras la TT-30 entraba en producción, se hicieron algunos cambios al diseño para simplificar su producción. Se hicieron modificaciones menores en el cañón, seguro, gatillo y armazón de la pistola, siendo las más importantes la omisión del lomo removible del mango y unos cambios a los rieles de acerrojado del cañón. Esta pistola rediseñada era la TT-33. La TT-33 fue ampliamente utilizada por las tropas soviéticas durante la Segunda Guerra Mundial, aunque no llegó a reemplazar completamente al revólver Nagant
Externamente, la TT-33 es muy similar a la pistola FN 1903 diseñada por John Browning, pero también emplea el sistema de retroceso corto de la Colt 1911 A1. Pero la Tokarev no es un clon de la Colt 1911 A1, aunque emplea un sistema de martillo y gatillo muy similar, con un martillo externo. Este sistema puede retirarse del arma como una unidad modular e incluye guías para cartuchos que le otorgan un funcionamiento confiable. Los ingenieros soviéticos también le añadieron varias otras características, como rieles de acerrojado alrededor de toda la circunferencia del cañón (no solamente en su parte superior) y otras tantas que facilitaran la producción y mantenimiento de la pistola. Incluso se llegó a incorporar al armazón los labios de alimentación que habitualmente van en el cargador, para así evitar daños y bloqueos en caso de introducirse un cargador deformado en la pistola.
La TT-33 está calibrada para el cartucho 7,62 x 25 Tokarev, que a su vez está basado en el cartucho similar 7,63 x 25 Mauser, empleado en la pistola Mauser C-96. Capaz de soportar abuso repetido, una gran cantidad de pistolas Tokarev fueron producidas durante la II GM y hasta bien entrados los años 50.
El Ejército alemán capturó una buena cantidad de pistolas Tokarev durante la Segunda Guerra Mundial y las suministró a sus unidades bajo la denominación de Pistole 615(r). Esto fue posible debido al hecho que los cartuchos soviéticos 7,62 x 25 Modelo 1930 Tipo P eran prácticamente idénticos a los cartuchos alemanes 7,63 x 25 Mauser, por lo que podían ser utilizados en las pistolas capturadas.
La producción de la TT-33 en la URSS cesó en 1954, pero se fabricaron copias (bajo licencia o sin ella) en China (como Tipo 51, Tipo 54, M20 y TU-90) y Polonia. Hungría recalibró la pistola para poder emplear el cartucho 9 x 19 (como M48) y produjo una versión de exportación para Egipto (Tokagypt 58) que fue ampliamente utilizada por las fuerzas policiales. Yugoslavia produjo la TT-33 (como M57, M65 y M70A), así como Corea del Norte (como Tipo 68 o M68). Rumania también produjo una copia de la Tokarev (la TTC o Tokarev Cugir) hasta bien entrados los años 50. Estas han sido importadas en gran número a los Estados Unidos en años recientes. Pero para poder ser importable, se les agregó un seguro que bloquea el gatillo. La mayoría de países del Bloque del Este produjeron en algún momento dado variantes de la TT-33, hasta que fue reemplazada y retirada del servicio de las tropas de primera línea por la pistola Makarov PM con cargador de 8 cartuchos calibre 9 x 18 en 1952.
Norinco, la fábrica estatal de armas para el Ejército de Liberación Popular de China, aún produce una variante comercial de la Tokarev calibrada para el cartucho más corriente 9 x 19, conocida como la Tokarev Modelo 213, así como la original en 7,62 x 25. Esta tiene un seguro, el cual falta en las TT-33 de producción soviética. Además, el Modelo 213 tiene estrías de agarre delgadas en la corredera, a diferencia de las estrías de agarre gruesas de los modelos rusos. El modelo calibre 9 mm tiene un bloque montado en la parte posterior del porta-cargadores para aceptar cargadores sin modificar. El modelo actualmente producido por Norinco no está disponible en los Estados Unidos debido a la prohibición sobre la importación de armas chinas.

2. Revolver Nagant M1895
El Revólver Nagant fue diseñado y producido por el armero belga León Nagant. Fue adoptado, en diversos modelos, por la policía y el ejército de Suecia (el M1887 en calibre 7,5 mm), Noruega (el M1893), Polonia, Francia (en calibre 8 mm) y Grecia (el Peristrofon M1895), entre otros. Aunque el usuario más conocido fue Rusia, que lo adoptó como Modelo de 1895.
León Nagant y su hermano Emile eran bastante conocidos en la corte del Zar y la administración militar rusa debido al importante papel que jugaron en el diseño del fusil Mosin-Nagant modelo 1891. El revólver Nagant M1895 se convirtió en el arma auxiliar estándar de los oficiales de la policía y el ejército ruso, posteriormente incluyendo a las agencias especiales como el NKVD y la KGB.
La producción para este país comenzó en Lieja, Bélgica en 1895 pero en 1898 comenzó su producción local. El revólver empezó a ser reemplazado por una pistola semiautomática más moderna, la Tokarev, en 1933, pero continuó siendo producido y empleado en grandes números durante la Gran Guerra Patriótica. Su forma y nombre característicos le ayudaron a obtener un estatus de culto en Rusia, siendo considerado a comienzos de los años 30 un gran honor que un miembro del Partido recibiera como regalo un revólver Nagant M1895 con una estrella roja grabada. Su producción y empleo continuaron hasta 1950, haciendo de él una de las armas auxiliares con más largo servicio en la historia militar moderna, aunque no tanto como el del revólver Webley (1887-1963) y la Colt 1911 A1 (1911-1984). Todavía es utilizado por la Policía Ferroviaria rusa y diversas fuerzas policiales menores.
La mayoría de revólveres presentan un pequeño espacio entre el tambor y el cañón; siendo este necesario para que el tambor pueda rotar y alinear una nueva recámara cargada ante el cañón para ser disparada. Esto obliga a la bala a cruzar el espacio al ser disparada, lo cual puede tener un efecto adverso en la precisión, especialmente si el cañón y el tambor están mal alineados, presentando también una vía de escape para los gases con alta presión y temperatura que siguen a la bala. El M1895 tiene un mecanismo que, mientras se arma el martillo, primeramente gira el tambor y luego lo empuja hacia adelante, cerrando así el espacio entre el tambor y el cañón. El cartucho, también característico, juega un importante papel en sellar y evitar los escapes de gases del arma. La bala se encuentra totalmente dentro del casquillo y este tiene un diámetro ligeramente reducido en la boca. El cañón presenta una sección cónica en la parte posterior, la cual acepta la boca del cartucho y así completa el sello de gases. Al sellarse el espacio, la velocidad de la bala es incrementada entre 15 a 45 m/s.
El sistema de fuego cerrado permitía al revólver Nagant, al contrario de otros revólveres, poder ser efectivamente equipado con un silenciador, procediéndose así. Durante la II GM, un pequeño número de revólveres Nagant empleados por las tropas rusas de reconocimiento y observación fueron equipados con un tipo de silenciador conocido como "aparato Bramit". La Checa, el NKVD y la KGB son conocidos por haber empleado el Nagant silenciado para asesinatos. Durante la Guerra de Vietnam, las guerrillas del Vietcong emplearon revólveres Nagant silenciados, que habían sido modificados en talleres clandestinos. Se puede ver un ejemplar de Nagant M1895 silenciado en el Museo de la CIA de Langley, Virginia.
Pero el éxito tiene su precio. Los revólveres Nagant debían cargarse cartucho por cartucho a través de una portilla de recarga, lo cual implicaba la extracción manual de cada cartucho disparado, haciendo que la recarga fuese lenta y laboriosa. A pesar de esto, el revólver cargado era seguro de portar y podía permanecer cargado por largos periodos de tiempo. Esto fue un importante factor para su longevidad en servicio: tales características hicieron que el Nagant sea una buena elección para aquellas personas que precisaban portar el arma todo el tiempo, pero que no disparaban muy a menudo, como oficiales o policías. Sumándose a esto la posibilidad de usar un silenciador y el gran número de revólveres Nagant disponibles de las reservas del Ejército Ruso, hacen que el revólver figure en la lista de opciones a tomar en cuenta para un arma de defensa personal.
El Nagant M1895 fue producido tanto en modelos de acción simple como de doble acción antes y durante la Primera Guerra Mundial. Estos son coloquialmente conocidos como "modelo Soldado" y "modelo Oficial", respectivamente. La producción del modelo de acción simple parece haberse detenido después de 1918, con algunas excepciones, como ejemplares fabricados para competiciones de tiro al blanco. La mayoría de revólveres de acción simple fueron posteriormente convertidos a doble acción, haciendo que los revólveres de acción simple sean bastante raros y buscados por los coleccionistas.
El Nagant M1895 dispara un cartucho característico, el 7,62 Nagant, también llamado 7,62 x 38 R o "Cartucho Tipo R". La bala está alojada debajo de la boca del casquillo, con la pestaña de cierre de este justo encima de ella. Al ser disparado en el revólver Nagant, la pestaña de cierre se expande en el cono de fuerza, completando el sello de gases y aumentando visiblemente la velocidad de boca a unos 23 m/s.
El calibre 7,62 fue elegido, en parte, para simplificar la producción de cañones y balas - el fusil ruso en servicio de la época era el Mosin-Nagant, que tenía un cañón del mismo diámetro y empleaba el cartucho 7,62 x 54 R. Los materiales para la recarga manual de cartuchos 7,62 Nagant son difíciles de obtener.
Los cartuchos .32 S&W, .32 S&W Largo, .32 H&R Magnum y cartuchos artesanales fabricados a partir de casquillos de .32-20 Winchester, .30 Carbine o .223 Remington - también pueden ser disparados por el revólver Nagant, pero no lograrán un efectivo sellado de los gases.

3. Fusil Mosin Nagant M91/30
El Mosin-Nagant es un fusil militar accionado por cerrojo, con cargador de cinco cartuchos, que fue utilizado por las fuerzas armadas de la Rusia Imperial y más tarde la Unión Soviética y diversas naciones del bloque oriental. Fue el primero en utilizar munición 7,62 x 54 R. Estuvo en servicio de diversas formas desde 1891 hasta la década de 1960 en muchas naciones de Europa oriental, siendo finalmente reemplazado en su última función como un fusil de francotirador por el SVD. El Mosin-Nagant aún se puede encontrar en uso como fusil de servicio en muchos ejércitos modernos y conflictos armados, debido a su gran resistencia y amplio suministro producido durante la Segunda Guerra Mundial.
Estos fusiles fueron reutilizados y modificados en varias ocasiones y sirvieron como fusil de entrenamiento durante los años 1960 y 1970. Muchos de esos fusiles fueron producidos localmente en los años de la posguerra. Debido a las experiencias durante la Guerra Ruso-turca, en la que las tropas rusas iban armadas con fusiles monotiro Berdan, Karle y Krnka frente a los turcos con fusiles de repetición Winchester, la Administración Principal Rusa de Artillería emprendió la tarea de producir una arma alimentada por cargador de varios disparos en 1882. Sin poder modificar adecuadamente el Berdan para solucionar los requisitos se formó una Comisión especial para pruebas de fusiles de cargador para realizar pruebas a nuevos diseños como el Mauser, Lee-Metford y Lebel.
Un joven capitán llamado Sergei Ivanovich Mosin presentó su fusil de calibre de 3 líneas (una medida antigua rusa, 3 líneas son igual a 0,3 pulgadas o 7,62 mm) en 1889 junto al diseño de 3 líneas del belga Léon Nagant. Cuando los ensayos acabaron en 1891, todas las unidades que probaron los fusiles indicaron su preferencia por el diseño de Nagant y la Comisión votó a su favor por 14 votos contra 10. Sin embargo, algunos individuos influyentes apostaron por el diseño nacional, dando por resultado un compromiso: el fusil de Mosin utilizaría el sistema de alimentación diseñado por Nagant. De este modo, el Fusil de tres líneas, Modelo 1891 vio creada designación oficial entonces. La producción comenzó en 1892 en las fábricas de artillería de Tula, Izhevsk y Sestroryetsk. Debido a la limitada capacidad de producción de estas instalaciones, se realizó un pedido de 500.000 armas a la compañía francesa Manufacture Nationale d'Armes de Châtelleraut. En el momento de la Guerra Ruso-japonesa, en 1904, se habían entregado aproximadamente 3.800.000 fusiles al ejército.
Entre 1891 y 1910 se crearon variantes y modificaciones en los fusiles ya existentes, incluyendo el cambio de la mira, un cerrojo reforzado debido a la adopción de una bala de 147 granos, la eliminación del acero detrás de la guarda del gatillo, cambios en el cañón, el reemplazo del sistema de la bandolera y se le agregó un guardamanos.
Con la entrada de Rusia en la Primera Guerra Mundial, la producción fue restringida a los modelos M1891 dragón e infantería por motivos de simplicidad. Debido a la escasez y los retrasos de la industria nacional, el gobierno ruso realizó un pedido de 1,5 millones de fusiles de infantería M1891 a Remington Arms y otros 1,8 millones a New England Westinghouse. Grandes cantidades de Mosin-Nagant fueron capturadas por fuerzas alemanas y austrohúngaras y fueron utilizados en ambas fuerzas en la retaguardia y la armada alemana. Muchas de esas armas austríacas fueron vendidas a Finlandia en los años 1920.
Durante la Guerra Civil Rusa las versiones de infantería y dragón estaban en producción, aunque en cantidades muy reducidas. Tras la victoria del Ejército Rojo un comité fue establecido en 1924 para modernizar el fusil, que ya llevaba tres décadas de servicio. Esto condujo al desarrollo del Modelo 1891/30 basado en el diseño original de la versión dragón. Antes de 1945 se habían producido 17.475.000 fusiles M1891/30.
El Mosin-Nagant fue adaptado como fusil de francotirador en 1932 y fue entregado a los francotiradores soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial. Sirvió con bastante distinción en la Batalla de Stalingrado, donde se hizo famoso junto al francotirador Vasili Záitsev. Entre sus cualidades destacaba su resistencia, fiabilidad, exactitud y facilidad de mantenimiento.
En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética dejó de producir los Mosin-Nagant y los retiró del servicio a favor de las carabinas SKS y finalmente de los fusiles de asalto AK. A pesar de esto, los Mosin-Nagant seguirían siendo utilizados en el Bloque del Este y en el resto del mundo durante varias décadas. Los fusiles y carabinas Mosin-Nagant estuvieron en varios frentes de la Guerra Fría, desde Vietnam, Corea hasta Afganistán.
Con la influencia de Rusia, y posteriormente de la Unión Soviética, en la Europa del Este, no sorprende la aparición de fusiles Mosin-Nagant en las Guerras de los Balcanes y en los ejércitos de varios países tras la Segunda Guerra Mundial, como Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría, Polonia y Rumanía.
Los fusiles fueron reutilizados y modificados en varias ocasiones y sirvieron como fusil de entrenamiento durante los años 1960 y 1970. Muchos de esos fusiles fueron producidos localmente en los años de la posguerra. China comenzó la producción de la versión de carabina M1944 del Mosin-Nagant en 1953, con la denominación de Tipo 53. Es posible que la maquinaria para la producción fuera proporcionada por la Unión Soviética a comienzos de los años 1950. Se diferencian poco con las contrapartidas soviéticas. Aunque fue sustituido en 1957, la carabina Tipo 53 continuó en servicio en las milicias provinciales hasta los años 1970 y posteriores.

4. Carabina Mosin Nagant M38
Versión basada en el Mosin Nagant M1891/30. Estuvo en servicio desde 1938 a 1945. Esencialmente es un modelo más corto del M1891/30 sin posibilidad de añadirle una bayoneta.

5. Fusil Mosin Nagant M91/30 (Versión para francotirador)
Versión del Modelo 1891/30 (Modelo Dragon) fabricado para la infantería soviética desde 1930 hasta 1945. Tenía una mira telescópica de 4x PE o PEM, una copia soviética de un diseño de la compañía alemana Zeiss que genera un aumento de 3.5x PU. Para su colocación, se le alargó la manivela del cerrojo y se le protegió el guión. Fue un excelente arma para tiradores selectos.

6. Subfusil PPSh-41
El PPSh-41 (Pistolet-Pulemyot Shpágina PSh-41) fue un subfusil automático fabricado por la Unión Soviética a partir de 1941 y una de las armas de este tipo más producidas en masa durante la Segunda Guerra Mundial.
La necesidad para desarrollar el PPSh se hizo notar durante la Guerra de Invierno contra Finlandia, donde se observó que los subfusiles eran armas sumamente efectivas en combate a corta distancia en bosques o zonas urbanas. El arma fue desarrollada a mediados de 1941 y producida en una red de fábricas de Moscú, en las cuales miembros de alto rango del Partido Comunista respondían directamente por obtener las metas de producción. Unos cuantos centenares de subfusiles fueron producidos en noviembre de 1941 y otros 155.000 fueron producidos en los cinco meses siguientes. Para la primavera de 1942, las fabricas apenas producían 3000 subfusiles PPSh al día.
El PPSh-41 es un clásico ejemplo de diseño adaptado para la producción en masa (otros ejemplos de diseños para tiempo de guerra son el M3, el MP40 y el Sten). Sus piezas (excepto el cañón), podían ser producidas por trabajadores con poca experiencia empleando las herramientas y maquinarias disponibles en un taller automotriz o de hojalatería, haciendo que los trabajadores con más experiencia estén disponibles para otras tareas. El PPSh-41 tenía 87 piezas, en comparación a las 95 del PPD, pudiendo ser construido en 7,3 horas frente a las 13,7 horas de un PPD.
En combate, el PPSh demostró ser un arma durable y con poca necesidad de mantenimiento, con una cadencia de 900 disparos/minuto. Tenía un tosco freno de boca para aminorar su elevación al disparar, así como un cajón de mecanismos abisagrado para facilitar su desarme y limpieza del cañón en el frente.
Se produjeron más de 6 millones de estos subfusiles hacia el final de la guerra. Los soviéticos frecuentemente armaban regimientos e incluso divisiones con este subfusil, otorgándoles una gran potencia de fuego a corta distancia. Aunque los cargadores curvos de 35 balas estaban disponibles a partir de 1942, el soldado promedio prefería tener un tambor de gran capacidad como cargador inicial del arma. El tambor del PPSh-41 era una copia del tambor del subfusil finlandés Suomi M31, que tenía una capacidad de 71 cartuchos, pero en la práctica era frecuente que ocurran problemas de alimentación al emplearse 65 cartuchos o más. La dotación estándar probablemente era de un tambor y varios cargadores curvos, cuando estos estuvieron disponibles.
El PPSh-41 fue por antonomasia el subfusil del Ejército Rojo. De esta arma se fabricaron millones de unidades y estuvo en servicio hasta el final del conflicto. La fabricación era extremadamente espartana, aunque el arma, a pesar de ello, fue siempre fiable, incluso a bajísimas temperaturas. Fue diseñado por Georgi Shpagin como una alternativa barata al subfusil PPD-40, que era caro y tomaba tiempo en construirse. El PPSh funcionaba mediante retroceso de masas, era alimentado mediante un cargador o un tambor, empleando el cartucho 7,62 x 25 Tokarev. Era fabricado con chapa de acero estampada para facilitar su producción, mientras que su cañón con ánima y recámara cromadas lo hacía un arma muy resistente en combate. En 1941, cuando había mayor necesidad de armas, se produjeron muchos cañones cortando a la mitad los de los viejos fusiles Mosin-Nagant de 7,62 mm para obtener los de los PPSh-41.
Algunos de los problemas del PPSh-41 eran la dificultad de recarga, la tendencia de sus tambores a bloquearse (resuelta por los cargadores curvos) y el alto riesgo de disparos accidentales al caer o ser golpeado - este último siendo una falla común a todos los subfusiles que disparan a cerrojo abierto. A pesar de estos problemas, el PPSh-41 era apreciado por los soldados soviéticos debido a su poco retroceso, fiabilidad y letalidad a corta distancia. El PPSh-41 empleaba el mismo cartucho que la pistola Tokarev TT-33.
Los soldados alemanes, en muchas ocasiones, preferían emplear los PPSh-41 que capturaban al enemigo. Esto se debía en gran parte a la mayor capacidad del cargador; además, el subfusil disparaba sin problemas incluso los cartuchos de la pistola Mauser C96, idénticos en dimensiones a los 7,62 x 25 Tokarev, aunque un poco menos potentes. Algunos PPSh-41 capturados fueron recalibrados para disparar los cartuchos 9 x 19 y poder emplear el cargador del MP40, con la denominación de MP41(r). Los PPSh-41 capturados que no fueron recalibrados recibieron la denominación MP717(r) y fueron suministrados con cartuchos 7,63 x 25 Mauser. El PPSh-41 fue sustituido por el fusil de asalto AK-47, de calibre 7,62 x 39 mm, a partir de 1949.

7. Ametralladora Degtyarov DPM
La Ruchnoy Pulemyot Degtyaryova Pekhotnyi (Degtyaryov, ametralladora de mano de infantería) o DP fue una ametralladora ligera utilizada por la Unión Soviética a partir de 1928. Utilizaba el cartucho 7,62 x 54 R.
En el campo de batalla, la DP fue una buena arma en su mayor parte: tenía gran poder de parada y una cadencia de fuego media para las armas de esta clase. Fue también barata y fácil de fabricar - los primeros modelos tenían menos de 80 piezas y podían ser ensamblados por trabajadores no especializados.
La DP era especialmente resistente a la tierra y el polvo. A modo de chiste, se decía que disparaba mejor si se le arrojaba arena encima. Durante las pruebas fue enterrada en arena y barro, a pesar de esto siendo capaz de disparar más de 500 cartuchos. El principal inconveniente de la DP fue su bípode; esta parte no podía resistir mucho abuso y se rompía fácilmente. También su cargador, generalmente una bandeja circular con 47 cartuchos alimentados desde arriba, era relativamente pequeño y no se podía mantener el fuego continuo por largos períodos como con otras armas de la época. Tomaba cierto tiempo insertar un cargador nuevo en la ametralladora y aún más tiempo volver a llenar con munición cada cargador. Sin embargo, la baja cadencia de fuego de la DP representaba menos riesgo que el cañón se sobrecaliente. La ametralladora DP fue complementada en los años cincuenta por la más moderna pero problemática ametralladora RPD, siendo completamente reemplazada en servicio soviético por la ametralladora de propósito general PK en los años sesenta.
Variantes:
-DPM, versión modernizada adoptada en 1943-44, con un bípode más robusto acoplado a la camisa de refrigeración y el muelle recuperador alojado en un tubo que partía de la parte posterior del cajón de mecanismos, lo cual hizo que este modelo necesitara un pistolete.
-DA (Degtyaryova Aviatsionny), para montar en aviones; DT y DTM (Degtyaryova Tankovy), para montar en tanques.
-RP-46, versión alimentada por cinta adoptada en 1946 (fabricada en China como el Tipo 58).

8. Ametralladora Maxim/Sokolov M1910-30
La Pulemyot Maxima na stanke Sokolova (ametralladora Maxim sobre afuste Sokolov, en ruso), conocida como la Pulemyot Maxima PM1910, era una ametralladora pesada empleada por el Ejército Imperial Ruso durante la Primera Guerra Mundial y el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial.
Especificaciones:
Tipo Ametralladora pesada
Origen  Unión Soviética
Estado: En servicio 1910-1945 (en la Unión Soviética)
Diseñada 1910
Producida 1910-1919 y 1941-1945
Variantes M1910/30, Maxim-Tokarev, PV-1, M/09-21 (finlandesa)
Peso 64,3 kg (sobre afuste con ruedas y con la camisa de refrigeración llena)
Longitud 1067 mm
Longitud del cañón 721 mm
Munición 7,62 x 54 R
Calibre 7,62 mm
Sistema de disparo recarga accionada por retroceso
Cadencia de tiro 600 d.p.m.
Cargador cinta de 250 balas

9. Ametralladora DShK
La DShK (Degtyareva-Shpagina Krupnocalibernyj; ametralladora de gran calibre Degtyarev-Shpagin, en ruso) es una ametralladora pesada antiaérea hecha en la Unión Soviética que emplea el cartucho 12,7 x 108. Esta ametralladora también fue empleada como ametralladora pesada de infantería, siendo montada sobre un afuste con dos ruedas y protegida por un escudo de acero. Su nombre deriva de los diseñadores de armas Vasily Degtyarev, que diseñó el arma original, y Georgi Shpagin, que mejoró el sistema de alimentación de los cartuchos. A veces es apodada Dushka (literalmente "Queridita", en ruso) debido a su abreviación.
Fue la primera ametralladora soviética de gran calibre diseñada como arma antiaérea dedicada por encargo oficial. La petición fue enviada al diseñador Vasily Degtyarev (quién diseñó la ametralladora DPM en 1929). El primer prototipo de la ametralladora de 12,7 mm, llamado DK (Degtyarev, Krupnocalibernyj; Degtyarev de gran calibre) fue construido en 1930. Esta arma fue oficialmente adoptada y se fabricó en pequeñas cantidades durante el período de 1933 - 1935. Era una arma accionada por los gases del disparo, alimentada mediante un tambor de 30 balas y con una pobre cadencia de fuego. A finales de la década de 1930, otro famoso diseñador de armas soviéticas, Eigor Shpagin (el mismo que diseñó el subfusil PPSh-41 de 7,62 x 25), diseñó un mecanismo de alimentación mediante cinta, que se podría instalar fácilmente en la DK en vez del cargador. Esta modificación apareció en 1938, y en 1939 fue adoptada oficialmente por el Ejército Rojo como “12.7 mm Krupnocalibernyj Pulemet Degtyareva-Shpagina, DShK” (Ametralladora Degtyarev-Shpagin de gran calibre). La DShK fue utilizado durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) como arma antiaérea, y también como ametralladora pesada de infantería. También fue utilizada como arma antiaérea montada en el tanque medio T-34, el tanque pesado IS-2 y el obús autopropulsado ISU-152.
Después de la guerra, se hicieron un cierto número de modificaciones para mejorar la DShK - el mecanismo de alimentación rotativo fue sustituido por uno que jalaba la cinta para hacerla más sencilla y funcional, entre otras modificaciones. La nueva arma fue adoptada como DShK-M, o DShK modernizada, siendo también conocida como DShKM-38/46. También fue utilizada como ametralladora pesada para apoyar la infantería y ametralladora antiaérea, así como montada en algunos tanques (T-55 y T-62) y vehículos blindados (BTR-155). A finales de los años 60 y años 70, la DShKM fue gradualmente reemplazada en servicio por la ametralladora más moderna NSV/NSVT. La DShKM fue ampliamente exportada a las naciones socialistas y a los regímenes pro-soviéticos. También fue fabricada en otros países, tales como China, Irán, Yugoslavia y Pakistán. Fue ampliamente utilizada en las numerosas “guerras locales”, incluyendo las campañas afganas.
La DShKM fue uno de los diseños más exitosos de su tiempo. Las balas AP de 12,7 mm (0,50 in) hechas de Magnesio, podían perforar una plancha de blindaje de acero de 15 mm de espesor a 500 m. La DShK es una ametralladora alimentada mediante cinta y accionada por los gases del disparo, refrigerada por aire.
Para emplear la DShk como ametralladora antiaérea, el afuste con dos ruedas se podía transformar en un trípode separando sus dos "colas", agregándole la pata de apoyo y retirando sus ruedas. Para este rol se le agregaban alzas y puntos de mira aéreos, así como un soporte para los hombros opcional. Algunas ametralladoras DShK fueron utilizadas como armas antiaéreas navales montadas sobre afustes de pedestal a bordo de embarcaciones pequeñas. La DShKM era casi idéntica, con la única diferencia en el mecanismo de alimentación, que era plano y más convencional. Este mecanismo también empleaba un brazo oscilante para mover la cinta, conectado al porta-cerrojo mediante la palanca de carga.
Especificaciones:
Diseñada: 1938
Peso: 34 kg (sólo el arma) / 157 kg (sobre afuste con ruedas)
Longitud: 1625 mm
Longitud del cañón: 1070 mm
Munición: 12,7 x 108
Calibre: 12,7 mm
Sistema de disparo: recarga accionada por gas
Cadencia de tiro: 600 por minuto (automático)
Cargador: cintas de 50, 100 y 200 balas.

10. Cañón antiaéreo M1940 72-K de 25mm
El cañón automático de defensa aérea de 25 mm M1940 (72-K) fue el arma antiaérea básica del ejército soviético en la II GM. Esta arma fue creada a comienzos de 1940 en la Planta de Artillería “8th Kalinin”, en Kaliningrado bajo la guía del diseñador Mikhail Loginov.
Especificaciones:
Tipo de arma de defensa aérea
Origen URSS
Peso 1,210 kg
Servidores: 5
Proyectil: 25 x 218 mm SR
Calibre 25 mm
Giro: 360 °
Alcance máximo: 2.4 kilómetros.

11. Cañón antiaéreo M1939 52-K Soviético de 85mm
El cañón antiaéreo M1939 de 85 mm (52-K) fue un cañón de defensa antiaérea soviético de 85 mm, desarrollado bajo el liderazgo de los diseñadores soviéticos M. N. Loginov y G. D. Dorokhin. Este cañón fue usado durante toda la Gran Guerra Patriótica contra bombarderos y otros blancos a altitudes altas y medias. En emergencias, podía ser utilizado como un poderoso cañón antitanque. El caño del 52-K fue la base de la familia de cañones de tanque de 85 mm soviéticos. Tenia un alcance máximo 15.65 km, requiriendo 7 servidores.
Los cañones de defensa aérea de 85 mm derribaron 4.047 aviones del Eje. La cantidad media de munición de 85 milímetros necesaria para derribar un avión enemigo fue de 598 disparos. Luego de la guerra, algunos 52-K fueron modificados para usos pacíficos, y utilizados como cañones anti-avalanchas en zonas montañosas. Todos los países detrás de la Cortina de Hierro recibieron este cañón luego de la II GM para sus defensas aéreas. En la propia URSS, estas armas fueron superadas por los cañones antiaéreos de 100 y 130 mm.
Adoptado en 1939, el M1939 de 85 mm, como su contraparte, el cañón de 88 mm, fue pensado para la defensa antiaérea. Como muchos cañones de artillería antiaérea (AA), eran provistos con munición antitanque en el caso que apareciera un carro de combate.
Los cañones M1939 de 85 mm estaban organizados en regimientos de artillería antiaérea pesada de 16 piezas. Los regimientos estaban integrados dentro de las divisiones de las fuerzas antiaéreas.
En 1943, el cañón de tanque F-34 de 76,2 mm del tanque medio T-34 se volvió severamente falto de potencia en disparos a larga distancia, comparado con el cañón largo de 88 mm del Panzer VI Tiger alemán. Los planificadores militares encargaron a la oficina de diseño de los generales V. Grabin y F. Petrov que diseñen un nuevo cañón de tanque de 85 mm basado en la munición antitanque del M1939.
Petrov desarrolló el nuevo cañón D-5 85mm, el cual fue montado en el chasis del cañón autopropulsado SU-122 para crear el caza-tanques SU-85. Grabin, trabajando en el ZiS-53 en la Fábrica Nº 92 Joseph Stalin en Gorky, fue transferido a la Oficina Central de Diseño de Artillería (TsAKB) en Moscú, y su proyecto fue re-asignado a A. Savin, de 23 años de edad. Otro equipo dirigido por K. Siderenko fue asignado para otro proyecto de cañón de 85 mm, el S-18.
Las armas resultantes fueron probadas en el campo de pruebas de Gorokhoviesky cerca de Gorky, resultando ganador el ZiS-53 de Grabin. Desafortunadamente, la torre del nuevo tanque T-34/85 había sido diseñada para el cañón D-5, que ya estaba disponible, y no podía instalarse correctamente el cañón de Grabin. La producción inicial del tanque T-34/85 fue aprobada con el cañón D-5 (designado D-5T, por "tanque").
Savin se puso a trabajar para modificar el cañón de Grabin para acomodarlo y mejorarlo  y su inicial fue agregada a la designación en reconocimiento a su tarea: ZiS-S-53. El T-34/85 Modelo 1944, que incluía una torre mejorada de 3 hombres, comenzó la producción con este cañón en la primavera (boreal) de 1944. Pruebas posteriores sobre blindajes alemanes, encontraron que el arma desarrollada a partir del cañón AA de 85 mm carecía de la potencia de su predecesor y se construyó uno nuevo, el cañón de 122 mm.

12. Pistola Luger P08
La Parabellum-Pistole (pistola Parabellum), popularmente conocida como Luger, es una pistola semiautomática accionada por retroceso. El diseño fue patentado por Georg Luger en 1898 y se produjo por la fábrica alemana de armas Deutsche Waffen und Munitionsfabriken (DWM) a partir del año 1900; es una evolución del modelo diseñado por Hugo Borchardt en 1898, conocido como C-93. La Luger se hizo popular gracias a su empleo por parte del ejército y la marina imperial alemana durante la I GM y II GM. Aunque los primeros modelos de la Luger fueron fabricados en calibre 7,65 x 22 Parabellum, es famosa por ser la pistola para la cual se desarrolló el cartucho 9 x 19 Parabellum.
La Luger emplea una corredera interna, operada mediante un brazo articulado, al contrario de la corredera externa común a casi todas las demás pistolas semiautomáticas. El mecanismo funciona de la siguiente forma: Tras disparar un cartucho, el cerrojo y el cañón (ambos unidos en ese instante) van hacia atrás gracias al retroceso. Al moverse solamente unos 13 mm, el cerrojo golpea un resalte del armazón, haciendo que la articulación comience a doblarse y que el cerrojo se desacople de la recámara. En este punto el cañón termina su recorrido impactando en el armazón, pero el cerrojo y la recámara continúan moviéndose, haciendo que la articulación se doble totalmente momentáneamente, extrayendo y eyectando el cartucho disparado. El cerrojo y la recámara inician su recorrido hacia adelante bajo la tensión del muelle recuperador y un nuevo cartucho es insertado en la recámara desde el cargador. El proceso completo ocurre en tan sólo una fracción de segundo.
Durante la Primera Guerra Mundial, al observarse que los subfusiles eran efectivos en la guerra de trincheras, se hicieron experimentos para convertir diversos tipos de pistolas semiautomáticas en pistolas automáticas; pero al contrario de la Mauser C-96, que fue transformada en Reihenfeuerpistole en grandes cantidades, la Luger demostró tener una cadencia excesiva cuando disparaba en modo automático.
La P08 fue el arma auxiliar para el personal del Ejército alemán en ambas guerras mundiales, aunque empezó a ser reemplazada por la Walther P38 a partir de 1940. En 1930, la Mauser se encargará de fabricar la P08 (hasta 1943). El Ejército suizo evaluó la pistola Luger calibre 7,65 Parabellum y la adoptó como arma auxiliar en 1900 con la denominación de Ordonnanzpistole 00 (OP 00).
La pistola Luger calibrada para el cartucho 9 x 19 Parabellum fue aceptada por la Marina alemana en 1904 y por el Ejército alemán en 1908, reemplazando al anticuado Reichsrevolver. La Lange Pistole 08 o Luger de Artillería tenía un cañón más largo y un culatín de madera, siendo a veces utilizada con un tambor de 32 cartuchos (Trommelmagazin 08).
Especificaciones:
Tipo: Pistola semiautomática
Origen: Alemania
En servicio: 1904-1945
Diseñada: 1898
Fabricante: Deutsche Waffen und Munitionsfabriken (DWM)
Producida: 1900-1942
Peso: 870 gr , descargada
Longitud: 222,25 mm
Longitud del cañón: 98-203 mm
Munición 7,65 x 22 Parabellum y 9 x 19
Calibre: 7,65 mm - 9 mm
Sistema de disparo: recarga accionada por retroceso, corredera interna articulada
Cargador: extraíble de 8 cartuchos; tambor de 32 cartuchos

13. Fusil Mauser Karabiner 98k
El Karabiner 98 Kurz, abreviado Kar 98k o K98k, es un fusil de repetición manual desarrollado por el fabricante alemán Mauser. Usa munición 7,92 x 57 y fue adoptado como fusil estándar de infantería en 1935 para la Wehrmacht, que lo utilizó de forma masiva durante la II GM.
Jugó un papel fundamental en la Segunda Guerra Mundial a pesar de estar algo anticuado. Aunque era un fusil con mecanismo de cerrojo y un depósito de 5 cartuchos, mientras que el Ejército Estadounidense utilizaba el fusil semiautomático M1 Garand de 8 cartuchos, igualmente dio batalla en el teatro europeo y africano.
A finales de los 30, Hitler había llamado a licitación a las distintas fábricas de armas para desarrollar un nuevo fusil, más acorde con el tipo de guerra "relámpago" que se llevaría a cabo. Por tanto se necesitaba un arma más corta y liviana que el Mauser 98 con el que Alemania luchó en la I GM. Se presentaron dos proyectos de las firmas Mauser y Sauer, pero al fin se optó por el Mauser Karabiner 98k. A partir de 1940 se convirtió en el arma reglamentaria de la Wehrmacht y para 1945 se habían construido cerca de 14 millones de unidades. La cadencia de tiro de este fusil es de unos 10-13 disparos por minuto.
Especificaciones:
Tipo: Fusil de cerrojo
Origen: Alemania
Estado: En servicio 1935 – presente
Diseñado: 1935
Fabricante: Mauser
Producido: 1935 – 1945
Cantidad: 14 millones aprox.
Peso: entre 3,7 y 4,1 kg
Longitud: 1110 mm
Longitud del cañón: 600 mm
Munición: 7,92 x 57
Calibre: 7,92 mm
Sistema de disparo: cerrojo accionado manualmente
Alcance efectivo: 600 m - Aprox. 1400 m con mira telescópica
Cargador interno fijo: alimentado con un peine con 5 proyectiles.

14. Fusil Mauser Karabiner 98k para tirador selecto
Versión del fusil Mauser Karabiner 98k con mira telescópica Zeiss ZF42, calibre 7.92x57mm (Ver arriba)

15. Subfusil MP38
Los subfusiles de la serie MP fueron los primeros que utilizaron culatines plegables y también los pioneros en el empleo de plástico y el metal en lugar de la madera. El uso de componentes de acero prensado y mecanizado en vez de madera simplifico y abarato su producción. Pero el MP-38 tenía un defecto grave: si se caía o recibía un golpe fuerte, podía soltar una ráfaga de fuego automático, lo que causo no pocas bajas. En su sucesora MP-40 se empleo un seguro más eficaz. Denominado “Schmeisser” (erróneamente, pues Hugo Schmeisser no tuvo nada que ver con su diseño), el MP-38 es uno de los subfusiles mas famosos de la historia. Fijo nuevas pautas al abandonar la caja de madera a favor de un culatin metálico plegable, pero su fabricación era demasiado cara larga para satisfacer la demanda de la guerra, por lo que se desarrollo una nueva versión simplificada, el MP-40. Hecho de planchas estampadas y soldaduras, el MP-40 se produjo en grandes cantidades y fue utilizado en todos los frentes. Comparado con el soviético PPSh-41, el MP-40 tiene un aspecto más pulido y mejor acabado. Pero los soldados alemanes descubrieron, a su costa, que pocas de sus armas se adaptaron al invierno ruso. Cuando el termómetro caía por debajo de los 30º bajo cero, sus subfusiles se inutilizaban al congelarse el aceite. Los 71 cartuchos del cargador de tambor del PS-41 fueron otro motivo de envidia: algunos MP-40 recibieron un cargador doble, aunque este no dio el resultado apetecido.
El MP-38 era un diseño sencillo y lineal en el que se procuro evitar la entrada de suciedad. Sin embargo, su fiabilidad no era todo lo buena que cupiera esperar. Pese a su construcción simplificada, el MP-38 todavía utilizaba muchas partes mecanizadas y remaches. En el casi idéntico MP-40 se hizo mayor uso de la estampación y la soldadura. El MP-30 fue de las primeras armas diseñadas para ser empleadas desde vehículos. En lugar de culata de madera, tenia un culatin metálico plegable que se recogía debajo del cañón y hacia que el arma fuera mucho mas manejable en espacios cerrados.

16. Subfusil MP40
El MP40 (Maschinenpistole 40) fue un subfusil automático usado de manera extensa por las tropas de la Alemania nazi (generalmente por oficiales y paracaidistas) durante la Segunda Guerra Mundial. Diseñado por Heinrich Vollmer, de Erma, con el fin de dotar a los soldados de un arma de asalto, principalmente las unidades de infantería mecanizada y paracaidistas, fue fabricado hasta el final del conflicto. Arma excelente para el combate a corta distancia (zonas urbanas, bosques, etc.), era, sin embargo, poco efectiva en combate en terrenos abiertos por su escaso alcance. Ésta fue una de las razones que motivaron el diseño del Stg-44, el predecesor de los modernos fusiles de asalto.
Luego de la llegada al poder de Hitler y del partido nacionalsocialista en 1934, una de sus principales políticas fue la de desarrollar un programa de rearme. En este contexto, se inició la investigación en torno a una nueva generación de armas. Se llevó a cabo una investigación sobre los tipos de subfusiles existentes en el mundo, incluyendo el Thompson estadounidense. El Heereswaffenamt (HWA, Oficina de Armamento del Ejército), vio la necesidad de un subfusil, adecuado para el uso por tripulaciones de vehículos blindados y paracaidistas. La firma fabricante de armas alemana Erfurter Maschinenfabrik G.m.b.h, más conocida bajo su nombre comercial Erma, comenzó el desarrollo de una nueva arma bajo las especificaciones del HWA. Cabe señalar que este nuevo subfusil no fue diseñado a partir de cero; era sólo una evolución de un arma prototipo poco conocido, provisionalmente designado como Erma MP-36., una versión compacta del conocido subfusil Erma EMP 35.
El 17 de julio de 1936 se inicia la Guerra Civil Española y Hitler, que simpatizaba con el bando nacional, envió en su ayuda a la Legión Cóndor. Su experiencia en esta guerra fue de vital importancia, ya que les dio la oportunidad de probar y estudiar una gran cantidad de armas en combate real, incluyendo los subfusiles. También los pioneros de la guerra mecanizada (Guderian, Manstein y Rommel) solicitaron el desarrollo de un subfusil para dotar a las unidades de granaderos de la infantería mecanizada (Panzergrenadier). Respondiendo a estos requerimientos, Heinrich Vollmer comenzó a desarrollar un arma de este tipo en que se plasmarían los conceptos establecidos. En 1938, el director de Erma, Berthold Giepel, fue solicitado en Berlín y se le pidió que acelerara el desarrollo del arma, que seria destinada a la infantería mecanizada y a los paracaidistas. Unos meses más tarde, el subfusil MP38 sería aprobado por el alto mando alemán. Este modelo, en comparación con otros subfusiles de la época, era mucho más fácil de fabricar y más económico debido a los materiales y métodos usados.
La guerra se iniciaría el 1 de septiembre de 1939 con la invasión de Polonia. La experiencia con estas armas indujo a realizar algunos cambios, que primero fueron presentados en una versión intermedia (MP38/40) y luego incorporados en la versión inicial del MP40. El MP40 era un rediseño del MP38, con el objetivo de facilitar su fabricación en masa y disminuir el costo: se redujeron las partes fabricadas en torno y fresadora y se cambiaron por piezas hechas en acero estampado. También se aumentó la seguridad de éste, ya que el MP38 carecía de un sistema de seguro. El nombre deriva de las iniciales de Maschinen pistole (pistola ametralladora) y del año 1940, fecha de su introducción.
El MP40 fue llamado a menudo Schmeisser por los aliados, por el diseñador de armas Hugo Schmeisser. Aunque el nombre es evocador, Hugo Schmeisser no diseñó el MP40, pero colaboró con el MP41, el cual en esencia es un MP40 con una culata de madera.
A finales de la guerra se habían construido aproximadamente 1.047.000 MP40, miles de los cuales fueron capturados por el Ejército Ruso. Esta arma permaneció en servicio entre las tripulaciones de tanques del ejército noruego hasta la década de los 80. También estuvo involucrado en el conflicto de Indochina en la década de los 50 y en Argelia.
En los MP40 producidos inicialmente, el brocal del cargador tenía los costados lisos, mientras que en la versión del contingente principal (MP40/I) llevaba estrías para fortalecerla. Dada su velocidad de expulsión, el muelle del cargador hacía que la munición saliera bastante rápido de éste, causando así atascos cuando se llenaba con las 32 proyectiles que permitía; por esto, habitualmente sólo introducían 30 como máximo.
El MP40 tenía una longitud total de 833 mm, y con la culata plegada se acortaba hasta los 630 mm. El extraño espolón cerca del final del cañón fue diseñado para permitir a los soldados fijar el MP40 en las “troneras” de los transportes blindado de tropas, como el Sdkfz 251.
Especificaciones:
Fabricante: Erfurter Werkzeug und Maschinenfabrik (Erma), Haenel y Steyr
En producción: 1940–1945
Calibre: 9 mm Parabellum
Longitud del cañón: 251 mm
Estriado: 6 estrías, dextrógiro
Capacidad del cargador: 32 proyectiles
Cadencia de fuego: 500 disparos por minuto
Velocidad inicial: 381 m/s
Miras: Punto de mira fijo y cubierto y alza ajustable a 100 y 200 m
Peso: 4,03 kg vacía - 4,70 kg cargada
Longitud: Culata extendida, 833 mm y culata plegada, 630 mm
Alcance efectivo: 200 m.

17. Subfusil MP41
La MP41 era en esencia, un subfusil MP40 con guardamanos y culata de madera, para las unidades de policía.

18. Ametralladora MG34
La Maschinengewehr 34, o MG34, era una ametralladora alemana que comenzó a ser fabricada y aceptada para servicio en 1934. Las primeras unidades se distribuyeron en 1935. Era una ametralladora refrigerada por aire que disparaba cartuchos 7,92x57 mm Mauser y tenía un funcionamiento similar a otras ametralladoras medianas.
Fue diseñada tanto como arma ligera de pelotones como para tareas mayores, siendo un ejemplo temprano de ametralladora de propósito general. Como arma ligera, se pensó equiparla con un bípode y un cargador de tambor de 75 proyectiles. Como ametralladora pesada estaba montada en un trípode y utilizaba cintas de munición. En la práctica, la infantería sólo usaba la versión de bípode, dando como resultado una arma media de apoyo.
La MG34 fue empleada como ametralladora principal de la infantería durante los años 1930, y permaneció como arma defensiva antiaérea y en carros de combate. Se intentó que fuese sustituida en su servicio con la infantería por la MG42, pero nunca hubo suficientes cantidades del nuevo modelo para hacerlo, y se continuó usando la MG34 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. La MG34 era la sustituta de la MG13 y otras ametralladoras antiguas, pero finalmente estas se siguieron utilizando debido a la alta demanda. Sus balas eran muy precisas debido a su cañón estriado.
El diseño principal de la MG34 estuvo a cargo del equipo de Louis Stange de Rheinmetall, basado en el modelo Steyr-Solothurn S2-200 / MG 30, que acababa de entrar en servicio en Suiza. Los cambios más significativos fueron el traslado del mecanismo de alimentación a la posición más práctica a la izquierda de la entrada, y la adición de una cubierta alrededor del cañón. Se introdujeron cambios en el mecanismo de disparo, mejorando la cadencia de fuego a 800-900 proyectiles por minuto.
La nueva arma fue aceptada y entró en servicio casi inmediatamente, siendo generalmente bien recibida por las tropas. Fue utilizada por soldados alemanes que ayudaron al bando nacionalista en la Guerra Civil Española (1936-1939). En ese momento se introdujo una serie de características avanzadas, y llegaría a ser una influencia en el concepto de ametralladora de propósito general. Sin embargo, la MG34 era también cara, en términos de construcción y materias primas (necesitaba 49 kg de acero) y no fue posible la producción de grandes cantidades que necesitaba el ejército alemán.
También se demostró que era un arma impredecible, con facilidad a encasquillarse por la suciedad y se congelaba con las temperaturas bajas de los inviernos de 1941, 1942 y 1943 durante la invasión de la Unión Soviética, la mayor parte de los fallos provenían del mecanismo de alimentación y es muy sensible a variaciones en la munición.
La MG34 podía utilizar tanto tambores como cintas de munición 7,92x57 mm. Las cintas podían ser de 50 o 250 balas. Los cargadores de tambor tenían 50 balas en su versión estándar, y 75 balas en su versión de "doble tambor". Las primeras armas tenían que ser modificadas para poder usar tambores reemplazando una parte del arma; este cambio fue realizado posteriormente en la fábrica.
En su papel de ametralladora ligera con bípode, la MG34 sólo pesaba 12,1 kg. Como ametralladora mediana podía estar montada en dos tipos de trípodes, uno pequeño de 6,75 kg y otro mayor de 23,6 kg.
El trípode mayor, la MG34 Laffette incluía varias modificaciones, como una mira especial para realizar fuego indirecto. Las patas del trípode podían extenderse lo suficiente para ser empleada como arma antiaérea.
Las ametralladoras MG34 y MG42 fueron las primeras experiencias, a comienzos de la II Guerra Mundial, que demostraron que la alta cadencia de fuego generaba una mayor dispersión de las balas. La MG34/41 podía conseguir una cadencia de 1.200 balas por minuto (la MG34 sólo de 800 a 900 balas/min), y pesaba 14 kg, poco más que la MG34 original. Se construyó una pequeña cantidad de MG34/41, y 300 fueron enviadas al frente oriental.
A finales de los años 1930 comenzó un intento de simplificar la MG34, que concluiría en la MG42. Sin embargo, la camisa de refrigeración en forma cuadrada de la MG42 impedía que fuese utilizada en las troneras de los tanques, por lo que la MG34 siguió siendo producida y usada para este fin. Los Panzer empleaban el modelo MG34-T, que se diferenciaba del normal en tener una camisa de refrigeración más pesada y sin los orificios de ventilación.
La MG34 fue la base de un arma antiaérea, la MG81. La entrada de munición fue modificada para que pudiese alimentarse por ambos lados; y en el modelo MG81Z (de Zwilling, gemelo), se unieron dos armas utilizando un único gatillo.

19. Ametralladora MG42
La Maschinengewehr 42, o MG42, es una ametralladora desarrollada por Alemania que entró en servicio en 1942, durante la Segunda Guerra Mundial. Se creó esta arma calibre 7,92 mm para sustituir a la MG34, aunque ambas ametralladoras continuarían fabricándose hasta el final de la guerra. La MG42 posiblemente tenía la cadencia de tiro más alta entre las ametralladoras medias de un único cañón y un expediente probado de fiabilidad, durabilidad y simplicidad. Además de ser fácil de usar por la tropa, consiguió la reputación de ser una de las mejores ametralladoras creadas.
El desarrollo de la MG42 estuvo a cargo de Metall und Lackierwarenfabrik Johannes Grossfuss AG para intentar mejorar la MG34, particularmente para hacerla más fácil de fabricar. El sistema interno era aún del tipo de retroceso corto, como la MG34, pero el sistema de cerrojo era un diseño originalmente patentado por el polaco Edward Stecke.
Una tirada de unas 1500 unidades de la MG34/41, su inmediata predecesora, fue completada en 1941 y probada en ensayos de combate. Cuando la MG42 fue oficialmente aceptada en 1942, recibieron contratos para su fabricación empresas como Grossfuss, Mauser-Werke, Gustloff-Werke, entre otras. La producción total fue de unas 400000 unidades: 17915 unidades en 1942, 116725 en 1943, 211806 en 1944 y 61877 en 1945. Una MG42 se podía fabricar en la mitad de horas aproximadamente que una MG34, utilizando menos metal en el proceso.
Una de las características más notable era su alta cadencia de tiro, de unos 1200 disparos por minuto, con algunas versiones se alcanzaron los 1800 disparos por minuto, más rápida que la ametralladora Vickers británica con 600 disparos por minuto. Debido a la alta cadencia, el oído humano no podía diferenciar las balas individuales, y su sonido fue descrito como "rasgar tela", recibiendo el sobrenombre de la sierra circular de Hitler o Hitlersage.
Debido a esta alta cadencia, la MG42 era un arma temida y el Ejército de los Estados Unidos creó películas de entrenamiento para ayudar a sus soldados a enfrentarse con el choque traumático de esta arma en combate. Esta alta velocidadalta cadencia, la MG42 era un arma temida y el Ejército de los Estados Unidos creó películas de entrenamiento para ayudar a sus soldados a enfrentarse con el choque traumático de esta arma en combate. Esta alta velocidad de disparo fue el resultado de experimentos con armas anteriores, que concluía afirmando que cada soldado sólo tenía una "ventana de tiempo" corta para poder disparar al enemigo, lo que significaba que se debía incrementar el número de balas al disparar, aumentando la posibilidad de conseguir un impacto.
A finales de los años 1930, se probó satisfactoriamente la ametralladora MG34. Sin embargo, tenía desventajas, como su sensibilidad a la suciedad y su costosa producción. Uno de los intentos de mejorar la MG34 fue la MG34S, una mejora incremental del diseño básico. Un cambio más importante vino desde la firma de diseño "Metall und Lackierwarenfabrik Johannes Grossfuss AG", expertos en piezas de acero prensadas y perforadas. Como resultado de sus esfuerzos se consiguió reducir la complejidad, de 150 horas de trabajo para una MG34 a 75 horas, y de coste, de 327 marcos a 250.
El resultado fue la MG39, renombrada MG42 cuando fue adoptada en 1942, que seguía siendo en gran parte similar a la MG34, una decisión deliberada para que fuese un arma familiar entre la tropa. El único cambio desde la perspectiva del tirador fue la supresión de utilizar cargadores de tambor, dejando solamente la alimentación de munición por cintas, y el aumento de la cadencia de disparo. Aunque fabricados con partes "baratas", los prototipos demostraron también ser más resistentes al encasquillamiento que las MG34.
La MG42 pesaba 11,6 kg con bípode, algo menos que la MG34, y era fácil de transportar. El bípode, el mismo que el de la MG34, podía ser montado en la parte delantera o en el centro dependiendo en donde se utilizara. Para fuego sostenido se ajustó al trípode recién desarrollado, el Lafette 42, que pesaba 20,5 kg. El cañón era más ligero que el de la MG34, pero se sobrecalentaba con más velocidad, aunque podía ser sustituido en unos segundos por parte del tirador.
El equipo para una MG42 constaba de tres hombres: el tirador, el cargador (que llevaba la munición y los cañones de repuesto) y el observador. El tirador era preferentemente un suboficial joven. El equipo podía mantener el fuego, cesando de disparar únicamente cuando tenían que sustituir el cañón. Esto permitía al grupo de tres hombres de una MG42 alcanzar a una gran cantidad de tropas enemigas. Tanto los británicos como los estadounidenses entrenaron a sus soldados para cubrirse del disparo de una MG42 y atacar la posición mientras se realizaba el cambio del cañón.
La alta cadencia de disparo de la MG42 era una desventaja en ocasiones, ya que el arma solía ser utilizada con el efecto de mantener el fuego y consumía rápidamente la munición disponible. Debido a esta razón, no era raro que los soldados cerca de una MG42 llevasen munición, proporcionando así una reserva extra de proyectiles cuando el suministro principal se agotase.
Especificaciones:
Tipo: Ametralladora ligera
Origen: Alemania
En servicio: 1942–1959
Diseñada: 1942
Fabricante: Metall und Lackierwarenfabrik Johannes Großfuß AG
Producida: 1942–1945
Cantidad: ~ 400000 unidades
Peso: 11,57 kg
Longitud: 1.220 mm
Longitud del cañón: 533 mm
Munición 7,92x57 mm
Calibre: 7,92 mm
Sistema de disparo: Retroceso corto, cerrojo con rodillos
Cadencia de tiro: 1600–1700 balas/min
Alcance efectivo: 1000 m
Cargador: Cintas metálicas reutilizables de eslabón abierto, de 50 o 250 balas

20. Granada de mango Modelo 24
La Stielhandgranate Modelo 24 (En español: granada de mango) fue la granada de mano estándar del ejército alemán en las dos guerras mundiales. Su muy distintiva apariencia la condujo a ser apodada granada varita o aplastador de patatas en el argot militar británico, siendo hoy en día una de las granadas de mano más fácilmente reconocibles del siglo XX.
La granada de mango fue introducida en 1915 y el diseño se desarrolló en la Primera Guerra Mundial. Usaba un detonador a fricción. Este método era poco común en otros países, pero ampliamente usado en las granadas alemanas.
La granada se componía de un mango hueco con un detonador y una cabeza explosiva en un extremo. Dentro del mango hueco, una cuerda con una bola de porcelana iba atada al detonador. La cuerda se mantenía en su lugar por una tapa desmontable en la base. Para usar la granada se desenroscaba la tapa de la base, permitiendo a la bola y a la cuerda caer. Al tirar de la cuerda, esta arrastraba una varilla de acero a través del detonador, causando que se encendiese y comenzase la predetonación de cinco segundos. Esto permitía que la granada se colgase en vallas disuadiendo de su escalada; cualquier perturbación a la granada colgante haría que cayera y se encendiera el fusible.
Las primeras granadas de mango llevaban la cuerda al descubierto, saliendo del mango cerca de la base (en lugar de ir dentro de éste, cubierta por la tapa desmontable de la base). Esto causó que las cuerdas tuvieran tendencia a enredarse y accionar las granadas cuando los soldados alemanes las llevaban encima, causando heridas severas (y habitualmente fatales).
Las granadas de mango se almacenaban en estuches de madera (más tarde de metal) y se les colocaba el sistema detonador antes de acudir al combate. Dentro de la tapa del estuche se hallaba el siguiente recordatorio: "Vor gebrauch sprengkaspel einsetzen", (en español: insertar el detonador antes de usar).
Este tipo de granada, que incluye una carga de explosivo de alta potencia contenida en una lata delgada de acero, es un ejemplo de granada ofensiva (que produce daños por la onda expansiva) antes que defensiva (que produce daños por las esquirlas de su carcasa). En 1942 se instaló una manga de malla de acero, la cual podía ser deslizada sobre la cabeza de la granada. Los fragmentos de la manga eran esparcidos en la detonación, haciendo a la granada más efectiva contra los soldados. El mango proveía una palanca que aumentaba la distancia de lanzamiento. La granada Modelo 24 podía ser arrojada a una distancia de 24 metros, mientras que los británicos podían arrojar sus granadas a unos 12 metros. El diseño también minimizó el riesgo de que la granada rodase cuesta abajo cuando se usaba contra una colina, un parapeto o en zonas urbanas. Pero su mayor tamaño también las hacía más difíciles de transportar.
Estas granadas eran extremadamente útiles para despejar posiciones de infantería en las trincheras, aunque no eran efectivas contra vehículos blindados y fortificaciones. Se podía aumentar el poder destructivo de una granada, atando 6 cabezas explosivas sin mango alrededor de la cabeza de esta. Estas fueron conocidas como Gebalte Ladung (literalmente "cargas concentradas", en alemán).
La Stielhandgranate tuvo numerosas variantes, siendo empleadas varias versiones durante la Primera Guerra Mundial antes que un diseño estable aparezca en 1917. Al inicio de la Segunda Guerra Mundial, la granada tenía una cabeza explosiva ligeramente más pequeña y se le había retirado el innecesario gancho para colgarla de la correa.
Cada cambio era esencialmente un avance hacia una granada más ligera, sencilla y menos costosa de fabricar, haciendo que la granada Modelo 24 sea finalmente reemplazada por la granada Modelo 43, aunque la primera continuó siendo empleada hasta el final de la guerra.
Hacia el final de la guerra fueron desarrolladas numerosas variantes sustitutas, debido a la reducción de recursos y capacidad productiva de Alemania. Además de la granada de mango común, Alemania produjo una versión fumígena que es fácilmente reconocible por la línea blanca pintada alrededor del mango (en los primeros modelos) y el entalle de este (en los últimos modelos) que permitía al usuario diferenciarla de la granada explosiva en la oscuridad solo al tacto. Debido a que el clima frío podía causar que la detonación de la granada Modelo 24 fallase, se utilizó un explosivo especial en aquellas que iban destinadas al Frente Ruso, que llevaban marcada una "K" (de Kalt, frío en alemán) en la cabeza explosiva. También se produjeron versiones inertes para entrenamiento.
El concepto de la granada de mango también fue empleado en el Lejano Oriente por el Ejército Imperial Japonés y el Ejército Nacional Revolucionario Chino durante la Segunda Guerra Mundial, posteriormente por el Ejército de Liberación Popular Chino, el cual suministró granadas de producción local "Tipo 67" al NFL y al Ejército Norvietnamita.

21. Avión bombardero Junkers Ju-87B Stuka
El Junkers Ju 87 o Stuka (Sturzkampfflugzeug, «bombardero en picado») fue un avión de ataque a tierra biplaza —piloto y artillero de cola— alemán de la Segunda Guerra Mundial. Diseñado por Hermann Pohlmann, el Stuka voló por primera vez en 1935 y se estrenó en combate en 1936 durante la Guerra Civil Española como parte de la Legión Cóndor enviada por la Luftwaffe alemana.
El avión era fácilmente reconocible por sus alas de gaviota invertidas, su tren de aterrizaje carenado y fijo, y los bramidos de su infame sirena Jericho-Trompete («trompeta de Jericó»), convirtiéndose en el símbolo de la propaganda del poder aéreo alemán y de las victorias de la Blitzkrieg entre 1939 y 1942. El diseño del Ju 87 incluía varias características innovadoras, como el izado automático de los frenos de picado de las alas para asegurar que la aeronave se recuperaba de un ataque en picado incluso si el piloto se desmayaba debido a la alta aceleración. Aunque resistente, preciso y muy efectivo en sus ataques, el Ju 87 era vulnerable a los entonces modernos aviones de caza, al igual que muchos otros bombarderos en picado de la guerra. Sus defectos se hicieron evidentes durante la Batalla de Inglaterra; su pobre maniobrabilidad, baja velocidad y poco armamento defensivo significaba que el Stuka necesitaba una fuerte escolta de cazas para operar eficientemente.
El Stuka operó con mayor éxito después de la Batalla de Inglaterra, y su potencia como avión de ataque de precisión fue muy valiosa para las fuerzas alemanas en la Campaña de los Balcanes, en el teatro norteafricano y Mediterráneo y en las primeras etapas del Frente Oriental, campañas donde la resistencia de cazas Aliados era escasa y desorganizada. Posteriormente, una vez que la Luftwaffe perdió la superioridad aérea en todos los frentes, el Ju 87 pasó a ser una vez más un blanco fácil para los cazas enemigos. A pesar de esto, debido a que no tenía un sustituto mejor, el modelo continuó en producción hasta 1944. Hacia el final del conflicto, el Stuka había sido sustituido en gran medida por las versiones de ataque a tierra del Focke-Wulf Fw 190, pero aún fue usado hasta los últimos días de la guerra. Se estima que fueron producidos unos 6.500 ejemplares Ju 87 en todas sus versiones entre 1936 y agosto de 1944.
Su diseño y construcción se inició durante el periodo de reactivación de las fuerzas armadas alemanas tras su desmantelamiento después de la derrota de la Primera Guerra Mundial.
La técnica del bombardeo en picado ya era familiar en la Primera Guerra Mundial, pero no existió ningún avión diseñado específicamente para esta misión hasta los años veinte. Uno de los primeros fue el Junkers K 47, del que volaron dos ejemplares en 1928 con motores Bristol Jupiter, y otros doce con motor Pratt & Whitney Hornet fueron vendidos a China. Con ellos se llevaron a cabo intensas experiencias, demostrándose que el picado a 90º era el más preciso, aunque la idea exigía un avión robusto y un piloto decidido, más un indicador de ángulo de picado.
Muchos de los que más tarde serían dirigentes de la Luftwaffe de Hitler quedaron convencidos de que el bombardeo en picado debía ser el arma principal de una fuerza aérea dedicada al apoyo cercano de las tropas terrestres. Cuando se planificaron los nuevos aviones de combate de la Luftwaffe, en 1933, se adoptó provisionalmente para esta función un elegante biplano, el Henschel Hs 123, mientras Junkers trabajaba intensamente para poner a punto el Stuka definitivo.
El equipo de diseño, dirigido por Hermann Pohlmann, adoptó inicialmente la misma configuración del K 47: un monomotor monoplano de ala baja con tren de aterrizaje fijo y doble deriva. El Ju 87 difería en su construcción completamente metálica con estructura de revestimiento resistente, sin el exterior corrugado utilizado anteriormente en los aviones metálicos Junkers, y en su ala quebrada en «gaviota invertida» o W. Como en el K 47 todo el borde de fuga estaba ocupado por los flaps y alerones en «doble ala», una patente Junkers, y la tripulación se acomodaba espalda contra espalda bajo una gran cubierta acristalada.
El prototipo voló en la primavera de 1935 con un motor Rolls-Royce Kestrel de 640 caballos. A pesar de la instalación de frenos aerodinámicos de picado en el intradós, en una de las primeras recuperaciones de la maniobra de picado, se produjo un fallo en la estructura de la cola y el avión se estrelló.
Después de un largo desarrollo, en el curso del cual se cambió el motor por otro alemán Junkers Jumo 210 Ca de 640 CV, que accionaba una hélice tripala de paso variable; y se adoptó una nueva deriva simple, el Ju 87A-1 entro en producción en serie a principios de 1937. Se fabricaron aproximadamente 200 ejemplares entre A-0, A-1 y A-2 de serie, todos con amplios carenados de pantalón en el tren de aterrizaje, y el A-2 con el más potente motor Jumo 210Da de 680 CV y hélice mejorada VDM.
En 1939 todos los aviones de la serie A fueron transferidos a unidades de entrenamiento, y las crecientes filas de las Stukageschwader (escuadras de bombardeo en picado) fueron equipadas con el bastante más capaz Ju 87B. Visualmente la mayor diferencia eran los carenados del tren, más reducidos y aerodinámicos, pero la diferencia clave residía en la potencia, doblada gracias al nuevo motor Jumo 211 A, que movía una ancha hélice de velocidad constante. El primer subtipo de serie, Ju 87 B-1, llevaba el Jumo 211Da de 1200 CV, con inyección directa de combustible que lo inmunizaba contra la formación de hielo y contra las paradas súbitas en vuelo invertido o en maniobras con g negativa, dándole plena capacidad acrobática.
La fabricación fue transferida de Dessau a la Weser Flugzeugbau instalada en el gran edificio oval de la terminal del aeropuerto berlinés de Tempelhof, donde se construían hasta 60 al mes hacia mediados de 1939.
El Ju 87 era un avión monomotor y monoplano de ala en voladizo de construcción completamente metálica. Tenía tren de aterrizaje fijo y podía llevar dos tripulantes. El principal material de su construcción era duraluminio, las cubiertas externas eran hechas de chapas de duraluminio también. Las partes que tenían que ser de construcción sólida, como los hipersustentadores de las alas (flaps), eran hechos de una aleación denominada Pantal y sus componentes de una aleación de magnesio muy ligera conocida como Elektrón. Los pernos y las partes que tenían que aguantar fuertes tensiones eran de acero.
El Ju 87 disponía de escotillas y cubiertas desmontables para facilitar las operaciones de mantenimiento y las revisiones. Los diseñadores evitaron las partes soldadas en la medida de lo posible, prefiriendo en su lugar piezas creadas mediante fundición y molde. Era posible intercambiar grandes segmentos de la estructura como una unidad completa, lo que aumentaba la velocidad de reparación. La estructura también está subdividida en secciones que permitían su transporte por carretera o ferrocarril.
De acuerdo con el Centro de Certificación de Aeronaves, el Ju 87 había alcanzado los requisitos de resistencia estructural adecuados para un bombardero en picado. Era capaz de soportar velocidades en picado de 600 km/h y una velocidad horizontal máxima de 340 km/h cerca del nivel de la tierra, y un peso en vuelo de 4.300 kg. El rendimiento en los ataques en picado era mejorado con la introducción de frenos de picado bajo las alas, que consistían en unos largos listones rectangulares bajo el borde de salida, que al rotar perpendicularmente al flujo de aire permitían que el Ju 87 mantuviese una velocidad constante y una posición estable para ayudar a apuntar al piloto. También evitaban que la tripulación sufriera altas aceleraciones y fuerzas G extremas durante la recuperación del picado.
El fuselaje tenía una sección transversal ovalada y alojaba en su parte delantera un motor V12 Junkers Jumo 211 refrigerado por agua. La carlinga estaba protegida del motor por un cortafuegos antes de la sección central del ala donde se localizaban los depósitos de combustible. En la parte trasera de la cabina el mamparo estaba cubierto por una cubierta de lienzo que podía ser rasgada por los tripulantes en caso de emergencia, permitiendo que pudieran escapar por el fuselaje principal. La cabina estaba dividida en dos secciones unidas por un fuerte armazón de acero soldado. La cubierta estaba hecha de Plexiglás y cada uno de los dos compartimentos de los tripulantes tenía su propia abertura deslizante.
El motor iba montado en dos estructuras trianguladas de soporte principal que salían del fuselaje y eran aguantadas por dos montantes tubulares. El motor estaba atornillado a ellas por la parte más alta del mismo. El cortafuegos, hecho de mallas de amianto con láminas de duraluminio por ambos lados, estaba unido mediante juntas universales. Todos los conductos que pasaban a través de él tenían que ser dispuestos de manera que los gases nocivos no pudieran penetrar en la cabina.
El sistema de combustible estaba compuesto por dos depósitos ubicados en la sección central de ambas alas, cada uno con una capacidad de 250 litros. Esos tanques tenían un límite predeterminado que, si era pasado, avisarían al piloto mediante una luz roja de advertencia en la cabina. El combustible era inyectado en al motor desde los depósitos por medio de una bomba hidráulica. En caso de que esta fallara, el combustible podía ser bombeado manualmente usando una bomba manual.
El sistema de refrigeración del motor tenía dos contenedores de agua hechos de aluminio, uno de 10 litros con forma de anillo situado entre la hélice y el motor, y otro de 20 litros debajo del motor.
Las superficies de control en gran parte eran similares a las de otros aviones, con la excepción del innovador sistema automático de recuperación de picado. Éste iniciaba la recuperación y ascenso tras la desactivación de los frenos de picado. El piloto podía anular el sistema ejerciendo una fuerza significativa en la palanca de control para tomar el control manual. El ala del Ju 87 era la característica más inusual. Estaba formada por una sección central y dos secciones externas instaladas mediante cuatro juntas universales. La sección central tenía un gran diedro negativo y las superficies externas un diedro positivo. Esto creaba la ala doblada con forma de W, o «ala de gaviota» invertida, a lo largo del borde de ataque. La forma del ala mejoraba la visibilidad del piloto hacia la tierra y también permitía un tren de aterrizaje más corto.
El armamento ofensivo lo formaban dos ametralladoras MG 17 de 7,92 mm montadas en las alas, que eran accionadas mediante un sistema neumático mecánico desde la palanca de control del piloto. Por otra parte el artillero de cola y operador de radio operaba una ametralladora MG 15 también de 7,92 mm montada en un afuste móvil para labores defensivas. La carga bélica habitual era una bomba SC 500 de 500 kg montada en una horquilla que la extraía de su posición bajo el fuselaje para dejarla caer fuera del alcance de la hélice.
El control automático de picado era fijado por el piloto a la altura de recuperación deseada mediante un altímetro de contacto. Tras efectuar una lista de diez acciones vitales, el piloto abría los frenos de picado de intradós, lo que inmediatamente colocaba en picado al avión, y ajustaba el ángulo manualmente alineando las líneas rojas a 60°, 75° o 80° en la ventana lateral de la cabina con el horizonte. Después, el piloto apuntaba al objetivo con la mira de las ametralladoras como en un caza, utilizando los timones para conseguir la correcta alineación con el objetivo. Cuando la luz de aviso del altímetro se encendía, el piloto presionaba un botón sobre la palanca de mandos para la recuperación automática, normalmente a una altura de 450 m sobre el terreno. Si ésta no se producía, el piloto debía tirar hacia atrás de la palanca con todas sus fuerzas, ayudándose con una cuidadosa utilización del compensador de los timones de profundidad. La velocidad llegaba a los 550 km/h, y fue una práctica común instalar sirenas —conocidas como «trompetas de Jericó»— en las cubiertas superiores de las patas del tren de aterrizaje para aterrorizar a quienes se encontrasen en las cercanías del objetivo. En misiones cercanas, podían cargarse además cuatro bombas SC50 de 50 kg bajo las alas. El piloto podía disparar dos ametralladoras MG 17 de 7,92 mm montadas en las alas, junto al ángulo del diedro, mientras que el operador de radio disponía de una MG 15 del mismo calibre en montaje móvil trasero para la defensa hacia arriba y detrás.
El Ju 87B y sus derivados causaron una amplia devastación en Europa en los primeros años de la II Guerra Mundial, donde encontraron un único obstáculo serio. Sobre Inglaterra sus pérdidas fueron inaceptablemente altas, con 41 derribos en los días del 13 al 18 de agosto de 1940, por lo que a partir del 19, los Stuka fueron retirados de los ataques contra objetivos británicos.
Ya al comienzo de la guerra el diseño de Ju 87 podía considerarse algo anticuado, pero ese hecho quedó oculto por su fantástico éxito. Al igual que ocurrió con otros tipos de la Luftwaffe, la falta de un sustituto eficaz determinó la prolongación excesiva de su fabricación en serie; y como el Messerschmitt Bf 110 y el Heinkel He 111, su producción aumentó de 1941 a 1944.
Se construyeron varias variantes. El tipo básico estándar durante ese período fue el Ju 87D, diseñado en 1940, volado por vez primera a comienzos de 1941 y utilizado en combate en el frente del Este y el norte de África. Estaba propulsado por un motor Jumo 211 J-1 de 1.400 CV que movía una hélice VD-11 de palas muy anchas, proporcionando mejores prestaciones de vuelo, traducidas en mayores cargas ofensivas. La carga máxima de bombas alcanzó los 1.800 kg; podía llevar en el soporte central una bomba perforante PC1400 de 1.400 kg, y en los subalares sendas SC500 o una amplia gama de cargas, incluidos contenedores con seis ametralladoras MG 81 de 7,92 mm o dos cañones de 20 mm. El armamento defensivo trasero fue sustituido por un montaje doble MG 81 Z, armas excepcionalmente ligeras de una alta cadencia de tiro con alimentación por cinta en lugar de los peines de 75 disparos. Además las líneas del avión se refinaron para reducir la resistencia; la mejora más notable correspondió al capó y a la cubierta de la cabina. El tren de aterrizaje fue también rediseñado, y a partir de 1942, las carenas de las ruedas y de las patas fueron progresivamente desechadas.
La variante más numerosa fue el Ju 87D-3, que incorporaba mejor protección para la tripulación y las partes vitales del aparato como consecuencia de su creciente utilización como Schlachtflugzeug (avión de asalto o apoyo cercano). Desde 1942 todas las versiones comenzaron a efectuar misiones diferentes del bombardeo en picado, tales como remolque de planeadores, ataque contra las guerrillas de partisanos y pequeño transporte con una gran diversidad de cargas. Unos cuantos Ju 87D-4 fueron equipados como torpederos, y la siguiente variante principal fue el Ju 87D-5, con mayor envergadura para contrarrestar el aumento de peso de la serie Dora. El Ju 87D-7 fue una variante nocturna motivada por las fuertes pérdidas en las misiones de asalto diurno, con motor Jumo 211P más potente y largos apagallamas en los escapes que sobrepasaban el borde de fuga alar. Como en la variante D-8, las ametralladoras fijas fueron sustituidas por cañones MG 151 de 20 mm y desaparecieron los frenos de picado. El Ju 87D-8 fue la última versión de serie; el total de ejemplares construidos a finales de septiembre de 1944 —cuando cesó prácticamente la producción de aviones, a excepción de cazas— alcanzó la cifra generalmente aceptada de 5.709.
Existieron planes para otros sucesores, como el Ju 87F y el Ju 187, pero sólo se construyeron conversiones del ubicuo modelo D. La más importante de ellas fue el subtipo Ju 87G, del que únicamente llegó a ser operacional el Ju 87G-1. Era una versión especializada anticarro, equipada con dos cañones BK 3,7 (Flak 18) suspendidos bajo las alas justo al lado del tren de aterrizaje. Este cañón de 37 mm era un arma formidable, que pesaba 363 kg y había sido ampliamente utilizada como antiaérea. Sin embargo el cañón tenía un serio inconveniente: a pesar de la alta velocidad inicial (850 m/s) de su proyectil perforante, disponía sólo de seis cartuchos por arma en peine metálico, y una cadencia de tiro de 160 disparos por minuto, lo que suponía una duración total de la ráfaga de 2,25 s o de escasamente dos proyectiles por segundo.
Al más importante usuario de Ju 87G-1, Hans Ulrich Rudel, se le acreditan 519 vehículos acorazados soviéticos destruidos (cifra comprobada). Este piloto, que siguió volando después de perder una pierna en 1944, realizó 2.530 misiones de combate y continuaba al mando de formaciones de Stuka en misiones diurnas, bastante tiempo después de que los restantes Stukagruppen hubiesen reemplazado sus vulnerables aviones por los más seguros Focke-Wulf Fw 190 F y G.
Otra variante producida mediante conversión de células ya existentes de la serie Ju 87D fue el entrenador biplaza de doble mando Ju 87H. Inicialmente no se había considerado necesario un entrenador para el Ju 87, pero en 1943 el arte de sobrevivir con tal avión se había convertido en una tarea tan especializada e importante en el Frente del Este, que incluso veteranos pilotos de caza y bombardeo muy experimentados habían de volar con instructores de Ju 87 antes de ocupar sus nuevos puestos en las diezmadas filas de los Stukagruppen
Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, la Luftwaffe contaba con 336 Ju 87B. La primera misión de combate en la IIGM fue efectuada por tres Ju 87B-1, que despegaron de Elbing a las 4:26 del 1º de septiembre de 1939 para destruir el dispositivo de voladura polaco del puente de Dirchau sobre el río Vístula, lo que cumplieron a las 4:34, es decir unos 11 minutos antes de la declaración de guerra a Polonia.
Fue muy utilizado en las primeras campañas alemanas de Polonia, Francia, en la invasión de Rusia, en el norte de África y en el Mediterráneo, con buenos resultados especialmente en los ataques a buques y a unidades móviles. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, se habían construido 5.709 unidades en múltiples variantes (esta es la cifra generalmente aceptada), usándose en casi todos los escenarios europeos y norteafricanos.

22. Avión bombardero Heinkel 111H
El Heinkel He 111 fue un avión alemán diseñado por los hermanos Siegfried y Walter Günter a principios de los años 1930. Se lo hizo pasar por un avión de transporte, pero su propósito fue proporcionar un veloz bombardero medio a la Luftwaffe, violando el Tratado de Versalles.
Quizás el bombardero alemán más reconocido debido al distintivo morro acristalado estilo «invernadero» de las versiones más modernas, el He 111 fue el principal y más numeroso bombardero de la Luftwaffe durante las etapas iniciales de la Segunda Guerra Mundial. Le fue bien hasta la Batalla de Inglaterra, donde su débil armamento defensivo, relativa baja velocidad y reducida maniobrabilidad quedaron expuestos. Sin embargo, demostró ser capaz de soportar graves daños y mantenerse en vuelo. A medida que la guerra avanzaba, el He 111 fue usado en variedad de funciones en todos los frentes del teatro europeo. Fue utilizado como bombardero estratégico durante la Batalla de Inglaterra, como avión torpedero durante la Batalla del Atlántico, y como bombardero medio y avión de transporte en los frentes Occidental, Oriental, Mediterráneo, de Oriente Medio, y del Norte de África.
Aunque fue mejorado constantemente, el Heinkel He 111 quedó obsoleto durante la última parte de la guerra. Iba a ser reemplazado por el proyecto Bombardero B de la Luftwaffe, pero los retrasos y la posterior cancelación del proyecto forzó a la fuerza aérea alemana a continuar usando el He 111 hasta el final de la guerra. Su fabricación cesó en 1944, punto en el que debido al curso que tomaba la guerra la producción de bombarderos con motores de pistones fue en gran parte detenida en favor de los cazas. Con la desaparición de la fuerza de bombarderos alemanes, el He 111 fue usado para transporte y logística.
Este diseño de Heinkel perduró después de la guerra con el CASA 2.111, producido bajo licencia en España por Construcciones Aeronáuticas S.A. y que prácticamente sólo se diferenciaba del alemán en los motores. El descendiente del He 111 continuó en servicio hasta 1973, momento en el que fue retirado.
El Heinkel 111 fue diseñado como un avión de pasajeros; sin embargo su potencial militar era notorio. El primer prototipo, Heinkel 111 V1, era un desarrollo agrandado del Heinkel He 70 Blitz y que equipado con dos motores BMW VI OZ de 600 cv, voló por primera vez el 25 de febrero de 1935. En el segundo y tercer prototipos (He 11 V2 He V3) se adoptaron alas de menor envergadura. El He 111 V2 era un transporte civil con capacidad para 10 plazas y sacas de correo, mientras que el V3 fue el primer prototipo de aparato de bombardeo. Antes de que terminase el año 1936, seis unidades de serie He 111C, derivados del V4, habían entrado en servicio con Lufthansa, propulsados con diferentes motores, entre ellos el BMW 132. A principios de 1936 voló el He 111 V5, prototipo de la serie militar He 111B, que estaba equipado con dos motores Daimler Benz DB 600A de 1.000 cv. A finales de 1936 tuvieron efecto las primeras entregas a una unidad operativa, el 1./KG 154 de Fassberg, y en febrero de 1937 treinta He 111B-1 fueron entregados a dos Staffel de bombardeo de la Legión Cóndor, el Kampfgruppe K/88, que llevó a cabo su primera misión operativa con el nuevo modelo el día 9 de marzo. Posteriormente la Legión Cóndor empezó a recibir la versión mejorada He 111B-2 y, más tarde la He 111E-1.
El primer prototipo, He 111 V1 voló por primera vez desde Rostock-Marienehe el 24 de febrero de 1935. Fue seguida por la versión civil V2 y V4 equipados en mayo de 1935. El V2 utilizaban la bodega de bombas como "compartimento de fumar" con cuatro asientos y otros seis asientos en la parte trasera del fuselaje.
El V2 entró en servicio en Lufthansa en 1936, junto con cinco versiones de nueva construcción conocida como el He 111C. El diseño se hace pasar como un sólo avión. El avión estaba destinado a ser un bombardero de la Luftwaffe cuando comenzó el rearme. Los informes iniciales del piloto de pruebas Gerhard Nitschke, eran favorables. El rendimiento de vuelo y el pilotaje fueron impresionantes a pesar de que disminuyó su pérdida de sustentación en el ala. Como resultado de ello en la variante de pasajeros, las alas se redujeron de 25 a 23 metros. El avión militar, la V1, V3 y V5 abarcó sólo 22,6 metros.
Los primeros prototipos se equipaban con motores de 578 cv B.M.W. VI 6,0 de seis cilindros en línea. Esta potencia fue aumentada a 999 cv con la instalación de los motores Daimler-Benz DB 600 en el prototipo V5, que se convirtió en el prototipo de la la serie B. Los seis primeros aparatos fueron probados por la Lufthansa para el uso civil con dos motores BMW, aunque no tuvo éxito. Posteriormente se incorporaron motores Daimler-Benz DB 605. Los últimos llevarían dos motores Junkers Jumo 211, de 1340 cv modelo 21 IF-I.
Sólo diez He 111 A-0 modelos basados en el prototipo V3 se construyeron, pero el primero evaluado en Rechlin resultaron ser de pobres prestaciones; faltos de potencia a plena carga bélica, fueron rechazados y vendidos a China; allí los He 111 entraron por primera vez en combate, siendo diezmados por los cazas japoneses, principalmente a causa de la falta de pericia de las tripulaciones. Adelantándose al problema de la falta de potencia, Heinkel produjo El He 111B, cuya preserie He 111 B-0 era propulsada por motores Daimler-Benz DB 600A de 1.000 cv. A pesar del considerable aumento de peso, esta versión contaba con una velocidad máxima de 360 km/h y realizó su primer vuelo en el otoño de 1936. Después de las mejoras, el (Reichsluftfahrtministerium RLM) ordenó 300 He 111B-1 de serie; los primeros se entregaron en enero de 1937.
En 1937 se construyó el B-2, provisto de motores DB 603CG de 950 CV, seguido por los escasos ejemplares de las series D-0 y D-1, cuyos motores DB 600Ga de 950 CV no fueron suministrados a ritmo adecuado. En 1938 se pasó a la fabricación del He 111E, propulsado por Junkers Jumo 211A-1 de 1.000 CV, se produjeron casi 200 ejemplares de esta variante, capaz de transportar una carga de 2.000 kg de bombas.
Entretanto se habían efectuado trabajos de simplificación de la estructura alar para facilitar la fabricación, apareciendo en el séptimo prototipo una planta alar nueva con bordes de ataque y de fuga rectos. La nueva ala fue introducida en los aparatos de la serie He 111F, que salieron de la nueva factoría Heinkel de Oranienburg en 1938. 24 He 111F-1, propulsados por Jumo 211A-3 de 1.100 CV. fueron vendidos a Turquía, mientras que la versión de la Luftwaffe fue la He 111F-4. La serie He 111G comprendió sólo nueve ejemplares, de los que cinco (movidos por motores radiales B.M.W.132Dc y B.M.W.132H-1 y lineales DB 600G) fueron entregados a Lufthansa y los restantes vendidos a Turquía como He 111G-5. Producida simultáneamente con la serie G, la serie J fue desarrollada como versión de bombardeo-torpedeo, fabricándose unos 90 ejemplares, que, sin embargo, sirvieron como bombarderos normales en el KGr 806, asignado a la Kriegsmarine durante 1939.
En febrero de 1937, embarcaron en secreto hacia España los primeros cuatro ejemplares de He 111B-1 del casi centenar de He 111 de diversas versiones que combatieron en la Guerra Civil.
El Heinkel He 111E-1 entra en producción en febrero de 1938, sirviendo también en la Legión Cóndor a partir de marzo. El fuselaje tenía cuatro hileras para bombas. En posteriores modelos se ampliaron hasta 8; podían transportar una SC 250 o cuatro SC50, cada uno, almacenadas de manera vertical. Esto era una característica propia de los bombarderos iniciales, algo que fue abandonado en modelos posteriores. A la versión E-3 se incorporaron soportes exteriores y en el E-5 se reduce la carga de bombas para aumentar la capacidad de transporte de combustible y con ello, el alcance. Su escasa capacidad defensiva les hacía vulnerables a los cazas, si bien la aviación republicana contaba con pocos efectivos. Al terminar la guerra, quedaban unos 50 aparatos que permanecieron en España formando parte del Ejército del Aire hasta los años 70.
En septiembre de 1939 al inicio de la Segunda Guerra Mundial, el He 111 estaba sólidamente establecido en las unidades operacionales de la Luftwaffe, que contaban con 400 ejemplares, además de 349 He 111P, 38 He 111E y 21 He 111J. De estos 808 aviones, 705 estaban disponibles en vísperas del ataque alemán a Polonia. Durante la campaña los Heinkel de las KG 1, 4, 26, 27, 53, 152 y el II/LG 1 estuvieron constantemente en acción, comenzando con incursiones profundas y lanzando devastadores ataques sobre la capital polaca cuando los polacos se retiraron hacia Varsovia.
Debido a la falta de aeródromos adecuados, sólo tres unidades equipadas con He 111 operaron en la campaña noruega, mientras las restantes Geschwader se prepararon para el ataque en el Oeste, que comenzó el 10 de mayo de 1940.
Hasta entonces los He 111 habían tenido un perfil convencional "escalonado" a la altura del parabrisas, pero el He 111P, siguiendo la configuración del octavo prototipo de enero de 1938, adoptó la característica proa acristalada elíptica, que incluía un montaje asimétrico Ikaria para una MG 15 , además incorpora el Daimler-Benz DB 601A-1. Estas mejoras le permiten volar a una velocidad de crucero de 370 km/h. Cargado totalmente, esta velocidad se reduce a 300 km/h. En 1937 se mejora el diseño para evitar algunos problemas de visibilidad. Un gran número de He 111P sirven durante la campaña de Polonia, de manera que el He 111 y el Dornier Do 17 forman la base de la Kampfwaffe mientras no llega el Junkers Ju 88.
Al comenzar la Batalla de Inglaterra, el He 111H había sustituido casi completamente a los He 111P. El He 111H, que desarrollaba una velocidad máxima de 435 km/h, demostró ser un avión más difícil de derribar que el Dornier Do 17 y capaz de resistir fuertes daños de combate. Los 17 Gruppen que emplearon el He 111H durante la batalla utilizaron una media de 500 aviones (unos 40 He 111P cumplieron misiones de reconocimiento con los Aufklärungsgruppen) perdiendo 246 en combate aéreo en el curso de cuatro meses. Entre los ataques más sobresalientes de los He 111 se encuentra el efectuado por la KG 55 sobre la fábrica de aviones de Bristol, el 25 de septiembre, y la devastadora incursión de la misma unidad sobre la factoría de Supermarine en Southampton, al día siguiente. La mayoría de los He 111H empleados durante la Batalla de Inglaterra eran H-1, 2, 3 y 4, los dos últimos accionados por motores Jumo 211D de 1.100 CV. Quizás una de las causas de importancia de las pérdidas experimentadas resida en que iban tripulados por cinco hombres, en lugar de los cuatro que llevaban los restantes bombarderos Do 17 y Ju 88.
La siguiente variante en incorporarse a las Kampfgeschwader fue el He 111H-5, que llevaba bajo las bodegas de bombas depósitos adicionales de combustible cargables en dos soportes externos con capacidad para 1.000 kg cada uno; el peso total se elevó a 14.055 kg. Aviones de este tipo fueron intensamente utilizados durante los ataques Blitz del invierno de 1940-41, arrojando la mayoría de las bombas y minas lanzadas en paracaídas que cayeron en las ciudades británicas durante esa campaña. El He 111H-5 podía también llevar en su exterior una única bomba de 1.800 kg.
El He 111H-6, que entró en producción a finales de 1940, se convirtió en la versión más ampliamente utilizada. Capaz de llevar un par de torpedos LT F5b de 765 kg, estaba armado con seis ametralladoras MG 15 de 7,92 mm y un cañón de tiro frontal de 20 mm en proa de la góndola ventral. Algunos ejemplares disponían de una ametralladora en la cola accionada por control remoto y otros tuvieron en el mismo sitio un lanzagranadas. A pesar de su capacidad para utilizar torpedos, la mayoría de los H-6 fueron empleados como bombarderos ordinarios. La primera unidad que voló equipada con torpedos fue la I/KG 26, que actuó contra los convoyes del Ártico desde las bases de Bardufos y Banak, en el norte de Noruega, desde junio de 1942 y participó destacadamente en la casi completa aniquilación del convoy PQ 17.
Las designaciones He 111H-7 y He 111H-9 se relacionaban con variantes menores en el equipo del H-6, mientras que el He 11H-8 contaba con un dispositivo en las puntas alares diseñado para cortar los cables de los globos cautivos de las barreras antiaéreas; una vez descubierta su escasa utilidad, los H-8 supervivientes fueron destinados a remolque de planeadores con la denominación He 111H-8/R2. El He 111H-10 era similar al H-6 pero incluía un cañón Ikaria MG FF de 20 mm en la góndola ventral y cortacables Kuto-Nase en las alas.
El éxito de los He 111H como señalizadores-guías con el KGr 100, influyó fuertemente en los desarrollos siguientes: El He 111H-14, el H-16/R3 y el H-18 fueron dotados de equipos de radio FuG Samos, Peil-GV, APZ5 y FuG Korfu para tales misiones; los He 111H-14 fueron utilizados en operaciones por el Sonderkomando Rastedter de la KD 40 en 1944.
A medida que se iban uniendo al He 111 bombarderos más modernos como el Heinkel He 177 Greif, el Dornier Do 217 y otros, se emprendieron desarrollos paralelos de versiones de transporte; el He 111H-20/R1 fue equipado para acomodar a 16 paracaidistas y el He 111H-20/R2 como transporte de carga y remolque de planeadores. No obstante, las variantes de bombardeo continuaron en servicio, especialmente en el frente del Este, donde el He 111H-20/R3, con una carga de bombas de 2.000 kg y el He 111H-20/R4, que transportaba 20 bombas de fragmentación de 50 kg, operaban durante la noche.
La operación quizás más sobresaliente, pero también la más desesperada de todas las realizadas por los bombarderos y transportes He 111H fue el apoyo al intento de la Wehrmacht de auxiliar al 6º Ejército en Stalingrado, entre noviembre de 1942 y febrero de 1943. Como la flota completa de transportes Junkers Ju 52 /3m era inadecuada para las tareas de aprovisionamiento, bombarderos He 111 de tres KG se unieron a los K Grzb V5 y V20 (empleando un conglomerado de transportes He 111D, F, P y H) embarcándose en la misión de llevar alimentos y municiones al cercado 6º Ejército. Hacia final de la campaña de Stalingrado la Luftwaffe había perdido 165 He 111, un sacrificio del que las Kampfgeschwader ya no se recuperarían.
Entre las operaciones finales de los bombarderos He 111 fue destacable el ataque al aeródromo soviético de Poltava, en la noche del 21-22 de junio de 1944. El día anterior, 114 Boeing B-17 de la USAAF y sus escoltas North American P-51 habían volado a la URSS en una misión "lanzadera" después de bombardear Berlín. Los Heinkel He 111 de la KG 4, 27, 53 y 55 sorprendieron a los norteamericanos y, a la luz de bengalas destruyeron 43 B-17 y 15 P-51 en el suelo.
Sólo el fracaso del Heinkel He 177 Greif y del programa B hace que el He 111 permanezca en producción hasta 1944, fabricándose un total de 7.300 He 111.
Especificaciones:
Tripulación: 4 (piloto, navegador/bombardero/artillero frontal, artillero ventral, artillero dorsal/operador de radio)
Longitud: 16,4 m
Envergadura: 22,6 m
Altura: 4 m
Perfil alar: 87,6 m²
Peso vacío: 8.680 kg
Peso cargado: 12.030 kg
Peso máximo al despegue: 14.000 kg
Planta motriz: 2× Motor V12 invertido refrigerado por líquido Jumo 211F-1 o 211F-2.
Potencia: 986 kW (1.300 HP el F-1 o 1.340 HP el F-2) cada uno.
Velocidad máxima operativa (Vno): 440 km/h
Alcance: 2.300 km con la carga máxima de combustible
Régimen de ascenso: 5.185 m en 20 minutos
Carga alar: 137 kg/m²
Potencia/peso: 0,082 kW/kg
Armamento: Hasta 7× ametralladoras MG 15 o MG 81 de 7,92 mm, algunas reemplazadas o complementadas por:
1× Ametralladora MG 131 de 13 mm (en posiciones dorsal y/o ventral hacia atrás)
1× Cañón automático MG FF de 20 mm (en posición central del morro o posición ventral hacia adelante)
Bombas: Hasta 2.000 kg en la bodega interna (ocho bombas de 250 kg) o hasta 2.500 kg con dos soportes externos.

Fuentes: Wikipedia.org, imfdb.org, blog Armas y Cine, impdb.og