lunes, 21 de marzo de 2011

Lawrence de Arabia

Autor: Jorge Elías

Lawrence de Arabia es una película británica de 1962, de género épico, basada en la participación en la Rebelión Árabe de Thomas Edward Lawrence durante la Primera Guerra Mundial. El filme fue dirigido por el británico David Lean, lanzando al estrellato a Peter O'Toole, acompañado de un reparto de prestigiosos actores internacionales, como Omar Sharif, Anthony Quinn, Sir Alec Guinness, Jack Hawkins, Sir Anthony Quayle, José Ferrer y Fernando Sancho. Fue producido por Sam Spiegel, la banda sonora estuvo a cargo de Maurice Jarre y la espectacular fotografía en Super Panavisión 70 fue realizada por Freddie Young. El filme ganó 7 Premios Óscar al mejor Director, la mejor Escenografía, la mejor Fotografía, la mejor Película, el mejor Montaje, la mejor Banda sonora y el mejor Sonido. Recibió además 4 premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión y otros.

Argumento: La película narra la historia de Thomas Edward Lawrence, un oficial inglés que durante sus años destinado en Arabia logró agrupar a las tribus árabes para luchar contra los turcos y por su independencia, convirtiéndose en un mito viviente.

La historia real: Thomas Edward Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia (Tremadoc, Gales, Reino Unido, 15 de agosto de 1888 – Clouds Hill, Inglaterra, Reino Unido, 19 de mayo de 1935), fue un militar, arqueólogo y escritor británico.
T.E. Lawrence era hijo ilegítimo de Thomas Robert Tighe Chapman, un pequeño terrateniente irlandés que abandonó a su mujer y a sus cuatro hijas para marcharse con la madre de Lawrence, Sarah Junner, institutriz de las niñas. Segundo de cinco hermanos, durante su infancia la familia se trasladó varias veces de domicilio: Irlanda, Inglaterra, Gales, Escocia y Francia, terminando esa vida nómada en Oxford, donde la familia se asentó definitivamente.
Lawrence tenía una apariencia menuda, medía 1,66 m, era de complexión delgada, con una gran cabeza y un aspecto frágil. Se matriculó en el Jesus College de la Universidad de Oxford, donde se graduó como historiador (1910), con una notable tesis titulada La Influencia de las Cruzadas en la arquitectura militar europea (The influence of the Crusades on european military architecture), publicada después de su muerte con el título de Crusader Castles.

Influido por su profesor David George Hogarth, un arqueólogo especialista en Oriente Medio, viajó hasta Siria en junio de 1909 para trabajar en los yacimientos hititas de Karkemish, a orillas del río Éufrates, y es allí, (recorriendo un total de 1.400 km a pie durante 4 años) cuando comenzó a conocer la zona, la lengua y las costumbres de sus gentes. Su principal afición en esos tiempos consistía en dibujar las edificaciones militares de origen cruzado. Gracias al ejercicio físico constante, transformó su delgada figura adquiriendo una complexión resistente y de aspecto atlético, de la cual se enorgullecía.

Ese conocimiento de la región llamó la atención del servicio secreto, para el que Lawrence empezó a trabajar en enero de 1914. En febrero de ese mismo año Lawrence se unió a la expedición arqueológica de Leonard Woolley y al capitán Stewart Newcombe para una prospección de la península de Sinaí, patrocinada por la Palestine Exploration Fund. Oficialmente, la expedición pretendía estudiar el éxodo de los judíos desde Egipto, pero el objetivo de la expedición era proveer de una respetable apariencia a la actividad "investigadora" de Lawrence, en realidad destinada a obtener información sobre el ejército otomano presente en la región.
Al estallar la I Guerra Mundial (julio de 1914), Lawrence ingresó en la Geographical Section of the General Staff (GSGS), primero como civil y más tarde como Segundo Teniente e intérprete (2nd Lieutenant-Interpreter), y en noviembre es destinado a El Cairo, a la oficina de Inteligencia. Su trabajo consistía en cartografiar mapas y en entrevistar a potenciales agentes de inteligencia.

Aunque era indisciplinado y un soldado poco convencional, sus oficiales superiores y sus compañeros quedaron sorprendidos por su mente ágil, su entusiasmo por el trabajo y su "extraordinaria capacidad para salirse con la suya calladamente". Lawrence fue condecorado el 18 de marzo de 1916 con la Legión de Honor por su admirable trabajo en la oficina de inteligencia.

En abril de 1916 fue enviado a Kutal-Amara (Irak), donde los turcos asediaban al ejército inglés del general Townshend, en una misión secreta: sobornar al comandante de las fuerzas turcas, Khalil Pasha, con un millón de libras para que levantara el sitio y, de paso, sondear la disposición de las tribus árabes para rebelarse contra los turcos. Fracasó en ambas misiones y regresó a la oficina de El Cairo.

El 5 de junio de 1916, Husayn ibn Ali, jerife de La Meca inicia la Revuelta Árabe contra los turcos otomanos, dueños de la península arábiga. Lawrence fue enviado, como gran conocedor de la zona y del idioma, a reunirse con él. Y así en octubre de ese mismo año se reunió con los cuatro hijos de Husayn: Ali, Faysal, Abd Allah y Zayd, y concluye que es Faysal el más adecuado para dirigir la revuelta: "(...) es el hombre que vine a buscar en Arabia, el líder que dará gloria a la rebelión árabe..." dijo al conocerle; de ahí nacería la amistad entre Lawrence y el príncipe hachemí.

Acompañado por Lawrence, Faysal (futuro Faysal I de Irak 1921-1933) comenzó la ofensiva contra las tropas otomanas. Con la asesoría de Lawrence, desarrolló una estrategia que era adecuada para el terreno, la capacidad y el número de hombres de que disponía: los rebeldes libraron una guerra de guerrillas que aterrorizó a sus enemigos y fue ganándose el reconocimiento de otras tribus, que se le fueron uniendo. Esquivando siempre las fortalezas turcas, realizaron diversos ataques (marzo-abril) contra el ferrocarril del Hiyaz.

En enero de 1917 habían tomado el puerto Wejh, en el mar Rojo, y en julio, con la rendición de Aqaba, la campaña del Hiyaz terminó en una aplastante victoria para los árabes. A finales de 1917, Lawrence hizo dos incursiones de reconocimiento tras las líneas enemigas para enardecer a los árabes sirios, y en una de ellas, disfrazado de árabe, se había acercado a inspeccionar la población de Deraa. En el curso de su misión fue sorprendido por los soldados turcos. Confundido, en virtud del color claro de su piel, de sus ojos y de sus cabellos, con un desertor circasiano, fue detenido y esa misma noche llevado ante la presencia de un mandatario turco, que pudo ser el comandante de la guarnición Bimbashi Ismail Bey o el jefe de milicias Ali Riza Bey. Este no pretendía interrogarle, como hubiera sido lógico esperar, sino mantener relaciones homosexuales con el prisionero. La respuesta del cautivo fue de rechazo, y el resultado final fue que los soldados lo torturaron y, al parecer, fue violado. Pudo escapar esa noche gracias a la ayuda de algunos de los mismos soldados que le habían torturado, que le curaron y facilitaron la huida.

Como relata el propio Lawrence en su libro Los Siete Pilares de la Sabiduría, tras la paliza sufrida: "esta vez me rechazó [el rey] a toda prisa, por estar demasiado desgarrado y ensangrentado para entrar en su cama (...) Me llevaron (...) hasta una dependencia (...) un practicante armenio apareció para lavarme y vendarme (...) Luego, todos se fueron, retrasándose el último soldado (...) para decirme con su acento druso que la puerta que daba a la habitación contigua no estaba cerrada (...) Me ayudó a sobrellevar una carga que el paso de los días no dejó de confirmarme: que en Deraa, aquella noche, la ciudadela de mi integridad se había perdido irrevocablemente"  Este episodio cambiaría la vida del personaje, provocándole graves secuelas mentales.

De nuevo junto a Faysal, vuelve a la acción y toma parte en distintas escaramuzas (ataques a ferrocariles) y batallas (batalla de Tafileh) y dedica los meses de abril a julio a realizar tareas de enlace con los militares británicos, a la vez que prepara la toma de Deraa y el futuro gobierno árabe. El 28 de septiembre de 1918 los árabes conquistan Deraa y provocan la desbandada del ejército otomano.

Lawrence marcha a Damasco, donde el 4 de octubre se reúnen por primera vez Faysal y el general Allenby, máximo responsable del ejército británico. Con la victoria asegurada y creyendo que los árabes van a poder comenzar su propio gobierno, Lawrence recibe permiso de sus superiores para volver a Gran Bretaña.
En mayo de 1916, Inglaterra y Francia habían firmado el tratado Sykes-Picot (por los dos firmantes del acuerdo: Mark Sykes por Gran Bretaña y Charles-George Picot por Francia), un acuerdo secreto que dividía el territorio turco del Oriente Medio en dos esferas de influencia: la inglesa y la francesa, impidiendo el deseo de Faysal y de Lawrence de un Estado árabe.

Faysal tuvo noticias del acuerdo estando en Damasco, y Lawrence, insistiendo en que nada sabía del tratado secreto, pidió que Allenby lo relevara de su cargo y le permitiera regresar a Inglaterra. Volvió a su casa de Oxford el 24 de octubre, tras 9 días de trayecto desde Port Said. "... Como yo no era un perfecto estúpido, pude ver que las promesas a los árabes eran huecas", escribió en Los Siete Pilares de la Sabiduría, el libro sobre su aventura árabe.

A partir de entonces todos los esfuerzos de Lawrence se dedicaron a tratar de impedir que se aplicara el Tratado Sykes-Picot. Su propia propuesta era dividir Mesopotamia y Siria en tres reinos dirigidos por tres de los hijos de Hussein, con Faysal presidiendo Damasco. Mientras esperaba la decisión del gobierno, Lawrence cablegrafió a Hussein sugiriendo que enviara a Faysal como representante a la Conferencia de Paz que se iniciaría en París en 1919. Pero, nuevamente, Lawrence tuvo malas noticias para Faysal: al recibirlo el 26 de noviembre en Marsella, le informó que Francia había vetado su participación en la conferencia.

Lawrence incluso forzó una reunión entre Faysal y el primer ministro francés, Georges Clemenceau, sin obtener nada positivo de ello. Decepcionado por las consecuencias del tratado y la falta de apoyo a la causa árabe, Lawrence abandonó Francia y se recluyó en Oxford, donde comenzó a redactar Los Siete Pilares de la Sabiduría, el libro donde reflejó toda su experiencia junto a los árabes y que tuvo que escribir dos veces, ya que al parecer el primer manuscrito fue robado.

Aunque Lawrence no permaneció mucho tiempo retirado del servicio ni de sus amigos los árabes, puesto que en febrero de 1921 aceptó la propuesta de Winston Churchill de trabajar para el Departamento de Medio Oriente y volvió a Egipto para preparar la Conferencia del Cairo, que acabaría con Faysal proclamado Rey de Siria (aunque fue depuesto por los franceses más tarde). Pero esta vez chocó con la intransigencia del viejo Husayn y, desesperado, volvió a Londres en diciembre de 1921.

En agosto de 1922, el ex-coronel se enroló en la fuerza aérea inglesa con el seudónimo de John Hume Ross y fue destinado en noviembre a la Escuela de Fotografía de la RAF de Farnborough. Pero la prensa reveló la verdadera identidad de Lawrence y la RAF temiendo "la mala publicidad", le dio de baja en el servicio activo. En febrero de 1923 se alistó, como soldado raso, en la unidad de tanques bajo otro seudónimo, T.E. Shaw (por su amistad con George Bernard Shaw). Dos años después consiguió ser transferido a la fuerza aérea (luego de amenazar con suicidarse al ser rechazada reiteradamente su petición), donde sirvió como mecánico en varios destinos en su país y en la India (Karachi y Miranshah, que ahora forman parte de Pakistán) durante los restantes diez años de su vida; a la vez publicaba otras obras como "Revolt in the Desert", "The Mint" o una traducción de "La Odisea" para los Estados Unidos.

Lawrence vivió esta época sumido en la depresión, debida según su propia confesión a que a un hombre que "había amado mucho más las cosas que a las personas" la fama le resultaba sumamente incómoda; en todas partes se le homenajeaba y se le trataba como lo que era, una leyenda. Sin embargo, lo único que quería él era pasar inadvertido.

El 13 de mayo de 1935 Lawrence fue a la oficina de correos de Bovington a enviar un telegrama a su amigo Henry Williamson. A la vuelta, cerca ya de su casa de Clouds Hill, se vio obligado a realizar una brusca maniobra con su motocicleta Brough (de la que era un auténtico admirador, pues tuvo varios modelos de esa marca) al cruzarse con dos niños montados en bicicleta. Lawrence salió despedido y se golpeó la cabeza al caerse. Como resultado del accidente estuvo seis días en coma y falleció el 19 de mayo de 1935. De este modo se extinguió una de las figuras militares más controvertidas, complejas e interesantes que hayan surgido en la historia inglesa. Fue enterrado en el cementerio de Moreton, y en la Iglesia de St. Martin, en Wareham, se erigió una estatua yacente, obra de Eric Kennington, en la que está representado con ropas árabes. En el lugar donde se estrelló se puso hace algunos años una placa conmemorativa.

“Existen dos clases de hombres: aquellos que duermen y sueñan de noche y aquellos que sueñan despiertos y de día... esos son peligrosos, porque no cederán hasta ver sus sueños convertidos en realidad” - Thomas Edward Lawrence

Las siguientes armas y equipos fueron empleados en este laureado film:

1. Revolver Webley Mk.VI
El revólver Webley (también conocido como Revólver de apertura vertical Webley y Revólver Auto-Extractor Webley) ha sido, en varios modelos, la pistola de servico estándar de las Fuerzas Armadas del Reino Unido, del Imperio Británico y de los países de la Commonwealth desde 1887 hasta 1963.
El Webley es un revólver de apertura vertical con extracción automática; la apertura de este para recargarlo acciona el extractor, que retira los casquillos disparados del tambor. El revólver de servicio Webley Mk I fue adoptado en 1887, pero fue una versión posterior de este, el Mk IV, que se hizo conocido durante la Guerra de los Boers (1899-1902). El Mk VI, introducido en 1915 durante la Primera Guerra Mundial, es quizás el modelo más conocido.
Los revólveres de servicio Webley se encuentran entre los más potentes revólveres de apertura vertical producidos, disparando el cartucho .455 Webley. Aunque el revólver Webley calibre .455 ya no se encuentra en servicio militar, el revólver Webley .38/200 Mk IV aún es empleado como arma policial en un buen número de países.
La compañía británica Webley and Scott (P. Webley & Son antes de fusionarse con W & C Scott) produjo una gama de revólveres desde finales del siglo XIX hasta finales del siglo XX. Los primeros modelos, tales como el Webley-Green militar 1879 y el Webley-Pryse fueron fabricados durante la década de 1870. Los revólveres más conocidos son los de la gama militar, que fueron empleados en ambas Guerras Mundiales y números conflictos coloniales, pero Webley & Scott también produjo un buen número de revólveres con marco fijo y cañón corto, incluyendo el modelo Webley RIC (Royal Irish Constabulary) y el British Bulldog, diseñado para llevarse en un bolsillo del chaleco y ser empleado en defensa personal.
En 1887, el Ejército Británico estaba buscando un revólver para reemplazar a los muy poco fiables revólveres Enfield Mk I y Mk II, así que Webley & Scott, que para entonces ya eran conocidos como fabricantes de armas de calidad y que habían vendido varias pistolas tanto a oficiales militares como civiles, ofrecieron su Revólver Auto-Extractor Webley calibre .455 para ser probado. Los militares quedaron sumamente impresionados con el revólver (fue visto como una gran mejora sobre los revólveres Enfield que entonces estaban en servicio, los cuales carecían de un sistema de extracción práctico), siendo adoptado el 8 de noviembre de 1887 como "Pistola, Webley, Mk I". El contrato inicial estipulaba 10000 revólveres Webley, al precio de 3£ la unidad y el suministro de al menos 2000 revólveres dentro de ocho meses.
El revólver Webley sufrió una serie de cambios, que culminaron en el modelo Mk VI, que fue producido entre 1915 y 1923, siendo retirado en 1947, aunque el Webley Mk IV .38/200 quedó en servicio hasta 1963 junto al revólver Enfield No. 2 Mk I. Versiones comerciales de todos los revólveres de servicio Webley también fueron ofrecidas al mercado civil, al lado de un buen número de diseños similares que no fueron oficialmente adoptados para servicio, pero fueron comprados individualmente por oficiales militares.
El modelo Mk VI es similar al Mk V, pero con una empuñadura cuadrada estilo "target"  y un cañón de 150 mm. Oficialmente adoptado el 24 de mayo de 1915 y también fabricado por la RSAF Enfield bajo la denominacón de Pistola, Revólver, Webley, No. 1 Mk VI desde 1921 a 1926.
Especificaciones:
Tipo revólver
Origen  Reino Unido
En servicio: Hasta 1963
Fabricante Webley & Scott
Cantidad aprox. 500000
Peso 1,1 kg , descargado
Longitud 266 mm
Munición .38/200 Revolver Mk IIz (9 x 19 R)
Calibre 9 mm (según modelo)
Sistema de disparo Doble acción
Cadencia de tiro 20-30 balas por minuto
Alcance efectivo 46 metros; máximo: 274 metros
Cargador Tambor de 6 balas
Velocidad máxima 190 metros/segundo

2. Fusil Lee-Enfield SMLE
El Lee-Enfield fue el fusil de cerrojo, alimentado por cargador, estándar en el Ejército Británico desde 1895 hasta 1956. Siendo el arma en servicio durante la primera mitad del siglo XX, ha sido utilizado en ambas guerras mundiales y además por miembros de la Commonwealth, incluyendo la India, Australia y Canadá. Dispara cartuchos del calibre .303 desde un cargador extraíble con capacidad para diez balas, que se rellenaba utilizando peines de cinco proyectiles, y tuvo una producción total estimada, incluyendo todas las variantes, de unos 17 millones de unidades.
El fusil Lee-Enfield era un derivado del anterior Lee-Metford, un fusil mecánicamente similar que usaba cartuchos de pólvora negra y combinaba el sistema de cerrojo de James Paris Lee con el cañón de ánima rayada diseñado por William Ellis Metford. El sistema de acción del Lee era un avance importante, más rápido y sencillo que el sistema de cerrojo de Mauser. Debido al sistema de cerrojo rápido, la introducción de los fusiles semiautomáticos se retrasó considerablemente.
El cerrojo rápido y el cargador de gran capacidad (diez proyectiles, frente los cinco que tenía la mayoría de los fusiles basados en el diseño Mauser) permitía que un tirador experto pudiera disparar entre 15 y 30 veces en un minuto, haciendo del Lee-Enfield el fusil de cerrojo más rápido de su época. La mejor marca fue fijada en 1914 por un sargento del Ejército Británico, que realizó 38 aciertos en un blanco de 30 cm a unos 300 m en un minuto.
El Lee-Enfield apareció en noviembre de 1895 como .303 calibre, Rifle, Magazine, Lee-Enfield (fusil, cargador, calibre .303, Lee-Enfield) o más comúnmente Magazine, Lee-Enfield o MLE. Al año siguiente se introdujo el Lee-Enfield Calvary Carbine Mk I (carabina de Caballería Lee-Enfield Modelo I) o LEC, con un cañón de 538 mm frente los 767 mm de la versión larga. Ambos recibieron series de pequeñas modificaciones en 1899, creándose el Mk I.
El 1 de enero de 1904, se introdujo una nueva versión más ligera y corta que el MLE original, denominada Rifle, Short, Magazine, Lee-Enfield, o SMLE. La longitud del cañón estaba a medio camino del fusil original y la carabina, con 640 mm. La marca visual del SMLE era el extremo de su corto cañón que sólo sobresalía unos centímetros del cuerpo del fusil. El nuevo fusil incorporaba un sistema de carga mediante peines, una innovación tomada de los Mauser capturados a los Boers. Su corta longitud fue polémica en su momento, pues se pensaba que no era demasiado corto para usar en caballería, ni demasiado largo para realizar disparos a largas distancias con precisión.
El SMLE Mk III de 1907 presentaba una mira mejorada y una guía del cargador fija. Se perfeccionaron el guardamano y el cargador. Muchos de los primeros modelos del tipo MLE y SMLE fueron actualizados al estándar del Mk III. Durante la I Guerra Mundial, se encontró al Mk III demasiado complicado de fabricar y se buscaron simplificaciones. En 1916 se creó el Mk III que incorporaba varias mejoras. A causa de la incapacidad de las principales fábricas (RSAF Enfield, Birmingham Small Arms, y London Small Arms) de satisfacer los pedidos de producción militares, se comenzó a fabricar piezas o las armas completas en distintas compañías, creando un pequeño escándalo político.
Durante la Segunda Guerra de los Bóers, los británicos tuvieron que enfrentarse a la precisión del fusil Mauser M1895 de calibre 7 x 57 mm. Como respuesta a esta munición de pequeño calibre, el Departamento de Guerra desarrolló su propio cartucho utilizando un calibre de .276 que usaba el fusil canadiense Ross. Se creó un fusil basado en el Mauser, el Pattern 1913 Enfield (P13), aunque el comienzo de la guerra y las necesidades logísticas detuvieron su fabricación. Se adaptó el sistema de disparo a la munición .303 para crear el Pattern 1914 Enfield (P14), con un cargador interno de cinco balas. Sin embargo, debido a la falta de capacidad industrial sólo se fabricó una pequeña cantidad, y existía cierto rechazo de cambiar el arma a mitad de la contienda. De cualquier modo, se empleó como fusil de francotirador y arma de reserva.
En 1926, el ejército británico cambió la nomenclatura y el SMLE pasó a llamarse Rifle No. 1 Mk III o III, quedando obsoletos los MLE y LEC junto con los primeros modelos del SMLE. Muchos Mk III y III se convirtieron a un calibre menor .22 para entrenamiento, y fueron designados Rifle No. 2; el Pattern 14 pasó a ser el Rifle No. 3.
El diseño del SMLE era bastante costoso de fabricar por la cantidad de operaciones mecánicas que necesitaba. En los años 1920 se realizaron varios experimentos para solventar estos problemas, reduciendo el número de piezas complejas. El SMLE Mk V, posteriormente Rifle No. 1 Mk V, utilizaba un nuevo sistema de puntería, moviendo el alza a su anterior posición sobre el cañón, lo cual aumentaba la distancia entre las miras y mejoraba el radio de puntería. Se hicieron modificaciones en el cargador y en el cañón. Sin embargo, este diseño era aún más complicado de fabricar que el Mk III, produciéndose aproximadamente unas 20.000 unidades entre 1922 y 1924.
Entre 1930 y 1933 se fabricó una nueva versión, el No. 1 Mk VI, que tenía un cañón "flotante", que no estaba conectado rígidamente a la recámara, permitiendo que la expansión y contracción del cañón no se deformase debido al calor. Su producción fue únicamente de 1.025 unidades.
La necesidad de nuevos fusiles crecía a finales de los años 1930, y el Rifle No. 4 Mk I fue adoptado en 1939, aunque su producción a gran escala no comenzó hasta 1941. El 4 era similar al Mk VI, pero más ligero y resistente. Con el sistema de cañón flotante, el n.º 4 se convirtió en el fusil de francotirador de las fuerzas británicas, utilizando una mira telescópica de 3,5 aumentos. Denominado No. 4 Mk I (T), fue recalibrado para el cartucho 7,62 x 51 OTAN y continuó en servicio hasta comienzos de los años 1990 como fusil de francotirador L42A1.
El Lee-Enfield Rifle No. 5 Mk I, conocido como Jungle Carbine. Durante la II GM, el Fusil n.º 4 fue simplificado para su producción en masa con la creación del No. 4 Mk I, fue fabricado en Norteamérica. Posteriormente, se necesitó un fusil más corto y menos pesado para las junglas de Asia, desarrollándose el Rifle No. 5 Mk I, conocido como carabina de la jungla. Tenía un supresor de fogonazo característico, y pesaba casi un kilogramo menos. Sin embargo, tenía mucho retroceso y no fue popular entre las tropas.
Después de la guerra, se creó el fusil No. 4 Mk II, una versión refinada y mejorada del n.º 4. Los antiguos n.º 4 Mk I fueron rediseñados siguiendo los estándares del Mk II, denominándose No. 4 Mk I/2, mientras que los n.º 4 Mk I también fueron reutilizados como el fusil No. 4 Mk I/3. Tanto el n.º 4 como el n.º 5 fueron usados durante la Guerra de Corea.
El Lee-Enfield fue reemplazado finalmente por el L1A1 SLR, un derivado del FN FAL en 1955, aunque el fusil se mantuvo algunos años más como arma de entrenamiento.
Durante los años 1960, el gobierno británico y el Ministerio de Defensa convirtieron una cantidad de Lee-Enfield n.º 4 al calibre 7,62 x 51 OTAN como parte de un programa para mantener el Lee-Enfield como arma de retaguardia y emergencia durante la Guerra fría. Estos fusiles fueron designados L8 y utilizaban un cargador de diez balas, nuevas miras y el cañón recalibrado.
La apariencia externa del L8 no se diferenciaba de los n.º 4 originales, exceptuando el cargador y el cañón. Los resultados de los ensayos con el L8 no fueron exitosos y el Ministerio de Defensa decidió no convertir los restantes fusiles n.º 4. Sin embargo, los ensayos sirvieron para convertir los antiguos fusiles de francotirador n.º 4 (T) al nuevo calibre de 7,62 mm, designándose como L42A1. El L42A1 continuó siendo el fusil de precisión del ejército británico hasta los años 1990, cuando fue sustituido por el AW/L96.
En los años 1970, la RSAF Enfield fabricó el Enfield Enforcer, un fusil de francotirador para los tiradores de la policía de Gran Bretaña. Un total de 14 millones de Enfield se habían fabricado en varias factorías de distintos continentes cuando se cortó la producción en 1956. Sin embargo, se continuó fabricando hasta los años 1980 en la fábrica Ishapore de la India y en la factoría BSA de Shirley, en Birmingham. Los Lee-Enfield se siguen utilizando en las fuerzas de reserva y las fuerzas policiales de muchos países de la Commonwealth, y en la India. Los informes televisivos de la invasión soviética de Afganistán mostraron que las tribus afganas estaban armadas con fusiles Lee-Enfield. Fue usado por el IRA Provisional como fusil de francotirador.
Especificaciones:
Tipo Fusil
País de origen Reino Unido
En servicio 1939–1999
Diseñada 1902
Fabricante Enfield
Producida 1907–1956
Cantidad 4.981.849 unidades
Variantes No. 4 Mk I (T)
Peso 4,17 kg
Longitud 1128 mm
Longitud del cañón 640 mm
Munición .303 British (7,70 x 56 R) SSA Mk VI, Mk VII
Calibre .303 (7,70 mm)
Sistema de disparo Cerrojo accionado manualmente
Cadencia de tiro 15 a 30 disparos/min
Alcance efectivo 503 m - Máximo: 1830 m
Cargador extraíble con capacidad para 10 balas, cargado con dos peines de 5 balas
Velocidad máxima 774 m/seg

3. Fusil Mauser M43
Versión del afamado fusil Mauser, denominado Mauser Español (1916), calibrado para disparar proyectiles 7 x 57mm.

4. Ametralladora Browning M1919 (Es un anacrónismo ya que la acción se desarrollaba entre 1916 y 1918).
La Browning M1919 es una ametralladora media calibre 7,62 mm que fue ampliamente empleada durante el siglo XX. Fue empleada como arma de apoyo, coaxial, a bordo de vehículos, aviones y como antiaérea por los Estados Unidos y varios países, especialmente durante la II GM, la Guerra de Corea y la Guerra de Vietnam. Aunque fue reemplazada por nuevas ametralladoras a mediados de la segunda mitad del siglo XX (como la M60), continuó siendo empleada por varios países miembros de la OTAN y otros durante más tiempo. Varias ametralladoras M1919 fueron recalibradas para el nuevo cartucho 7,62 x 51 OTAN, sirviendo hasta la década de 1990 e incluso hasta hoy en día en algunos países. La Marina estadounidense también recalibró varias ametralladoras M1919, denominándolas Mk 21 Mod 0; estas fueron empleadas por lo general a bordo de lanchas patrulleras fluviales en Vietnam, durante los 60 y 70.
La M1919 es una ametralladora refrigerada por aire desarrollada a partir de la ametralladora pesada estadounidense estándar de la I GM, la Browning M1917.Esta ametralladora originalmente empleaba el cartucho M1, posteriormente el M2 Ball, en cintas de tela o eslabón metálico alimentadas desde el lado izquierdo.
Para cargar la ametralladora, se abría primero la cubierta del cajón de mecanismos y se levantaba el extractor. Luego se insertaba la nueva cinta de munición en la bandeja de alimentación y se bajaba el extractor sobre el primer cartucho de la cinta. Al cerrarse la cubierta, el tirador se aseguraba con ayuda de su pulgar derecho que la palanca de alimentación se encuentre a la izquierda para que esta encaje en el entalle del trinquete de alimentación, un entalle en la parte superior del cerrojo. Una vez que la cubierta era cerrada y asegurada, la palanca de carga era tirada hacia atrás con la palma de la mano mirando hacia arriba (para evitar la dislocación del pulgar en caso que el cañón esté demasiado caliente y "encienda" un cartucho), para luego soltarla e insertando así el primer cartucho en la recámara del cañón de la ametralladora.
Como arma de apoyo para compañía o batallón, la M1919 necesitaba por lo menos un equipo de dos hombres. Pero en la práctica, cuatro hombres se ocupaban de esta; el tirador, el cargador (que ayudaba con la recarga y también transportaba el arma o su trípode) y dos transportadores de munición.
La idea original era que la ametralladora sea más sencilla de transportar, por lo que la M1919A1 tenía un cañón ligero y un bípode cuando fue introducida en servicio por vez primera. Desafortunadamente, se vio con rapidez que el arma era demasiado pesada como para facilitar su transporte y al mismo tiempo era demasiado ligera como para resistir los disparos de ráfagas continuas. Esto condujo al desarrollo de la M1919A2, que tenía un cañón más pesado y un trípode, pudiendo disparar ráfagas continuas por más tiempo.
La M1919A4 pesaba 14 kg y por lo habitual iba montada sobre un trípode bajo y ligero cuando era empleada por la Infantería. También fue montada a bordo de vehículos. Fue ampliamente empleada durante la II GM a bordo de jeeps, porta-tropas, tanques y vehículos anfibios. La M1919A4 jugó un papel clave en el poder de fuego de la compañía de infantería del ejército estadounidense de la II GM.
La A5 fue una adaptación de la A4 con un punto de anclaje frontal para poder montarla en tanques y vehículos blindados. Esta ametralladora, junto con la M37 y la Browning M2, fueron el armamento secundario más frecuente de los vehículos Aliados durante la II GM.
Otra versión de la M1919A4, la M1919A6, fue un intento de transformarla en una ametralladora ligera al instalarle una culata y un cañón más ligero - 1,8 kg, en lugar de 3,2 kg. De hecho, la versión A6 era más pesada que la A4 sin su trípode, con 15 kg, aunque su bípode diseñado para despliegue rápido permitió prescindir de un hombre del equipo de ametralladoristas (el transportador del trípode).La A6 fue empleada en cantidades cada vez mayores a finales de la II GM y fue extensivamente empleada en Corea. La A6 tenía un bípode plegable montado en la parte delantera del cañón, una culata de chapa de acero estampada, manija de transporte y un cañón con la boca estrechada. Aunque las modificaciones intentaban hacer del arma una ametralladora ligera de escuadrón, solamente era una solución temporal..
A finales de los 50, se desarrolló una ametralladora M1919 diseñada para dispararse a control remoto con un gatillo solenoide, para emplearla en el subsistema de armamento para helicópteros XM1/E1 y que era denominada M37C. La Marina estadounidense posteriormente recalibró un buen número de ametralladoras M1919A4 para emplear cartuchos 7,62 x 51 OTAN y las denominó Mk 21 Mod 0; algunas de estas ametralladoras recalibradas fueron empleadas en Vietnam a bordo de lanchas patrulleras fluviales.
Con la ayuda de los ingenieros armeros de la Fabrique Nationale de Herstal, Bélgica, la ametralladora M1919 fue totalmente rediseñada como la ametralladora aérea M2 AN (Army-Navy) de calibre .30 (7,62 x 63). La Browning M2 AN fue ampliamente adoptada tanto como arma fija (ofensiva) y arma flexible (defensiva) a bordo de aviones. Las ametralladoras aéreas deben ser ligeras, fiables y tener una cadencia de fuego razonable, pero lograr obtener estas tres características demostró ser un reto difícil. Las paredes del cajón de mecanismos y otras piezas de la M2 fueron adelgazadas y aligeradas. Y a causa del aire producido por la velocidad del avión, los diseñadores fueron capaces de reducir el peso y el perfil del cañón. Como resultado, la M2 pesaba dos tercios de la M1919A4 y su mecanismo aligerado le otorgaba una cadencia de fuego cercana a los 1200 disparos por minuto (algunas variantes podían efectuar 1500 disparos por minuto), muy necesaria para enfrentar veloces aviones. El mecanismo de alimentación de la M2 debía levantar por sí mismo la cinta de munición desde su caja e introducirla en el arma, lo que equivale a un peso de 5 kg (11 libras). Entre los encargados de los pertrechos, la ametralladora Browning M2 AN tiene la reputación de ser una de las armas ligeras más difíciles de reparar de todo el arsenal de las Fuerzas Armadas estadounidenses.
La M1919 fue producida en los Estados Unidos durante la II GM por varias empresas, incluyendo a la General Motors y el Arsenal de Rock Island.
Especificaciones:
Diseñada: 1919
Producida: 1919-1945
Peso: 14 kg
Longitud: 1.143 mm
Longitud del cañón: 609 mm  
Munición: 7,62 x 63 - 7,62 x 51 OTAN- 7,70 x 56 R - -7,92 x 57 Mauser
Calibre: 7,62 mm - 7,70 mm- 7,92 mm
Sistema de disparo: Recarga por retroceso
Cadencia de tiro: 400-600 d.p.m.
Alcance efectivo: 1.370 metros
Cargador: cinta de tela o de eslabones metálicos, de 250 cartuchos

5. Ametralladora Vickers
La Vickers es una ametralladora de calibre 7,70 mm refrigerada por agua y producida por la compañía Vickers, fabricada originalmente para el Ejército Británico a comienzos del siglo XX.
Vickers ya había producido la ametralladora Maxim original, por lo que ya contaba con una experiencia enorme en su operación y fabricación. Luego de tomar control de la compañía Maxim, Vickers mejoró el diseño de estas armas esencialmente para reducir su peso. Otra gran mejora fue la utilización de un potenciador de retroceso en la boca del cañón, lo que permitía emplear los mismos gases del proyectil disparado como un impulsor del mecanismo de recuperación, es decir, más potencia del mecanismo de recarga y mayor confiabilidad.
Esta ametralladora requería de un equipo de seis a ocho sirvientes para operar: un tirador, un suministrador de munición y otros servidores para mover la pieza y trasladar equipo adicional y repuestos. El arma se ganó una buena reputación por su gran solidez y confiabilidad, y muchos de sus operadores desarrollaron una gran devoción por ella. De hecho, pasaban gran cantidad de su tiempo en trabajos de mantenimiento realizados con gran dedicación y hasta cariño por cada una de sus piezas.
De acuerdo con Ian V. Hogg en su obra Weapons & War Machines, durante una acción de la Primera Guerra Mundial el 16 de agosto de 1916, la Compañía 100 del cuerpo de ametralladoras del ejército expedicionario británico disparó sus diez Vickers ininterrumpidamente en un lapso de 12 horas, disparando un millón de balas entre todas ellas con un recambio de 100 cañones (barrels) sin una sola falla. "Fue esta confiabilidad a prueba de tontos la que granjeó a la Vickers el cariño de todo soldado británico que alguna vez haya disparado alguna."
El peso del arma variaba según el montaje, pero oscilaba entre los 11 y 12 kg, y el del trípode entre los 18 a 23 kg. Las cajas de munición para cintas de 250 cartuchos pesaba unos 10 kg cada una. También requería un suministro de unos 4 litros de agua para accionar su sistema de refrigeración por evaporación y evitar el sobrecalentamiento. El calor del cañón hacía hervir el agua en el interior de la cubierta que lo rodeaba. El vapor resultante era conducido por un tubo flexible hacia un condensador, lo cual tenía la doble ventaja de evitar que el vapor visible delate la presencia del arma y a la vez permitía reutilizar el agua, elemento crucial en ambientes desérticos.
Durante su empleo con los británicos, la Vickers disparaba el cartucho estándar .303 British (7,70 x 56 R) que también usaba el fusil Lee-Enfield, y que debía ser cargado manualmente en la cinta de tela con refuerzos metálicos de la ametralladora. Hubo también una versión de calibre 12,7 mm utilizada como arma antiaérea, así como otros calibres para compradores extranjeros. Algunos tanques británicos en la II GM estuvieron equipados también con una Vickers calibre 12,7 mm.
La Vickers medía 1,1 m de longitud y tenía una cadencia de tiro de 450 a 600 disparos por minuto. En la práctica, 10.000 disparos por hora con un cambio de cañón en el mismo lapso, cosa que una dotación entrenada hacía en menos de dos minutos. Tenía un alcance efectivo de 740 m, pero si se utilizaba la munición Mark 8, el alcance efectivo del arma llegaba hasta los 4.100 m.

6. Pistola para señales Wesley (empleado para desencadenar el ataque contra el ferrocarril turco)

7. Pistola Mauser C96
La C-96 fue una pistola semiautomática que conoció un amplio uso. Fue producida desde 1896 hasta 1936 en Alemania, así como de forma modificada - bajo licencia o sin ella - en otros países tales como España y especialmente China.
Las principales características que distinguen a la C-96 es el cargador interno situado delante del gatillo, el largo cañón, el culatín de madera que a la vez le sirve de funda y el mango con forma del cabo de una escoba, que le hizo ganarse el apodo de "Broomhandle" en los países angloparlantes. La Mauser C-96 puede considerarse una de las primeras armas para defensa personal, ya que su largo cañón y potente cartucho le otorgaban un mayor alcance y mejor capacidad de penetracion que la mayoría de pistolas de la época.
Existen diversas variantes, que incluyen a la "Bolo" con cañón corto y mango pequeño (llamada así por los grandes pedidos del gobierno bolchevique de la Unión Soviética durante los años 20, cuando los fabricantes alemanes de armas tenían que atenerse a la restricción del Tratado de Versailles sobre la longitud del cañón), las variantes con cargadores extraíbles cuya capacidad fluctúa entre los 6 y 40 cartuchos y modelos como la pistola automática M712 Schnellfeuer (fuego rápido, en alemán) de 1932, capaz de disparar ráfagas. Todas las versiones fueron construídas para emplear un culatín desmontable de madera, que a la vez les sirve de funda. También fue fabricado un pequeño número de modelos carabina con culata de madera, guardamano de madera y un cañón más largo.
Durante la I GM, el Ejército Imperial Alemán encargó a la Mauser un lote de 150 000 pistolas C-96 recalibradas para el cartucho 9 x 19. Esta variante fue llamada "Red 9", por el gran número grabado y pintado en rojo sobre las cachas para que los usuarios de la pistola no la carguen por error con cartuchos 7,63 x 25 Mauser. De las 150 000 pistolas encargadas, aproximadamente unas 135 000 fueron suministradas antes del fin de la guerra. Esta fue la única vez que el Ejército Alemán empleó oficialmente la C-96.
La C-96 fue originalmente calibrada para el cartucho 7,63 x 25 Mauser, pero varias fueron producidas en calibre 9 x 19 y 9 mm Mauser Export (9 x 25), un cartucho más potente que el 9 mm Parabellum. Las versiones en calibre .45 ACP fueron producidas por China en la provincia de Shanxi. También se fabricaron cantidades limitadas de pistolas C-96 calibradas para cartuchos como el 7,65 x 25 Borchardt, 9 mm Mauser, 7,65 x 22 Parabellum, 9 mm Largo (Bergmann) y 8,15 mm Mauser.
La C-96 fue vendida en todo el mundo. Era el arma predilecta de Winston Churchill, que utilizó una de ellas en la Batalla de Omdurmán y la Guerra de los Boers. Estas pistolas sirvieron en diversos conflictos coloniales, la Primera Guerra Mundial, la Guerra Civil Española, la Guerra del Chaco y la Segunda Guerra Mundial, entre otros. Varias pistolas C-96 fueron vendidas a Rusia antes, durante y después de la Revolución de Octubre. La Mauser produjo significativas cantidades de la variante con cañón corto por encargos soviéticos durante los años 20, apodando a esta versión "Mauser Bolo" (abreviación de bolchevique). La Mauser Bolo estaba calibrada para el cartucho 7,63 x 25 Mauser.
Modelos importados y copias locales de la C-96 fueron extensivamente empleados por los chinos durante la Segunda Guerra Sino-japonesa y la Guerra Civil China. Fue apodada "caja cañón" debido a que se guardaba en su funda-culatín de madera, así como por su característico cargador interno. Algunas copias locales chinas incluso tenían grabados números de serie de pistolas C-96 originales.
La C-96 fue utilizada por revolucionarios hindúes durante la lucha por la independencia de la India. Líderes tales como Bhagat Singh, Chandrasekhar Azad, Asfhqulah Khan, Sukhdev Thapar y otros utilizaron pistolas Mauser traficadas desde China. La C-96 fue el arma preferida de los guardias judíos en la Palestina Otomana y de los paramilitares de la Haganah en el Mandato Británico de Palestina. La mayoría de pistolas habían sido compradas tanto por particulares como agentes del movimiento de asentamientos judíos en Europa y enviadas a Palestina.
Especificaciones:
Tipo: pistola semiautomática
Origen: Alemania
Estado: En servicio (1896-presente)
Operadores: Alemania y República de China
Diseñada: 1895
Fabricante: Mauser
Producida: 1896-1936
Variantes: "Bolo" (cañón corto y mango pequeño), "Red 9" (calibre 9 x 19) y M712 "Schnellfeuer" (con selector y capacidad de fuego automático)
Peso: 1130 g , descargada
Longitud total: 288 mm (Longitud del cañón: 140 mm)
Munición: 7,63 x 259 x 19 mm Mauser Export (9 x 25, rara) y 11,43 x 23 (China)
Calibre: 7,63 mm, 9 mm y 11,43 mm
Sistema de disparo: recarga accionada por retroceso
Velocidad de la bala: 425 m/s
Alcance efectivo: 200 m
Cargador: interno o extraíble, de 6, 10 o 20 cartuchos; también se fabricaron cargadores extraíbles de 40 cartuchos

8. Ametralladora M1914 Hotchkiss
La ametralladora Hotchkiss Mle 1914 fue la ametralladora estándar del Ejército francés durante la I GM. Era fabricada por la compañía de armamento francesa Société Anonyme des Anciens Etablissements Hotchkiss et Cie., fundada en la década de 1860 por el industrial estadounidense Benjamin B. Hotchkiss.
El sistema Hotchkiss, esencialmente formulado en 1895, es ciertamente el precursor conceptual de la mayoría de diseños de ametralladoras accionadas por gas hasta el día de hoy. La Mle 1914 fue la última versión de una serie de diseños de Hotchkiss casi idénticos: la Mle 1897, Mle 1900 y la Mle 1908. La pesada Hotchkiss Mle. 1914 no debe ser confundida con la más ligera Hotchkiss M1909 Benet-Mercie estadounidense o la Hotchkiss Mark I británica. Al inicio de la Primera Guerra Mundial, la St.Etienne M1907 era la ametralladora estándar del ejército francés. Pero debido al inferior desempeño en combate de la St.Etienne, la Hotchkiss Mle 1914 se convirtió en la ametralladora estándar de la infantería francesa a finales de 1917. La Fuerza Expedicionaria Estadounidense (AEF, por sus siglas en inglés) en Francia también empleó extensivamente la Hotchkiss Mle 1914 en 1917 y 1918. Las ametralladoras pesadas Hotchkiss, algunas de ellas siendo modelos primigenios, también fueron empleadas en combate por Japón, México, España, Bélgica y Polonia.
La ametralladora Hotchkiss, un arma resistente y confiable, continuó en servicio activo con el Ejército francés hasta comienzos de la década de 1940. Para finales de 1918, solamente el ejército francés había recibido unas 47.000 ametralladoras Hotchkiss.
Especificaciones:
Tipo Ametralladora media
Origen  Francia
En servicio 1914–1945
Diseñada 1894
Fabricante Hotchkiss
Producida 1897 (M1897), 1900 (M1900),
1914 - 1920 (M1914)
Cantidad + de 65.000
Peso 23,58 kg (sin trípode)
Longitud 1.390 mm
Longitud del cañón 787 mm
Munición 11 mm Gras - 8 x 50 R Lebel - 7,92 x 57 - 7,65 x 54 - 7 x 57 Mauser - 6,5 x 50 Arisaka
Calibre 11 mm - 8 mm - 7,92 mm - 7,65 mm - 7 mm - 6,5 mm
Sistema de disparo Recarga accionada por gas, cerrojo abierto
Cadencia de tiro 600 d.p.m
Alcance efectivo 3.800 m
Cargador Peine de 24 cartuchos o cinta articulada de 250 cartuchos

9. Batería costera que protegía a Aqaba de los ataques navales (es una maqueta de un obús de 120 mm).

10. Posible cañón Krupp de 77mm
El cañón Krupp es una familia de piezas de artillería utilizadas por distintos ejércitos del mundo desde el s. XIX. En 1811, Friedrich Krupp fundó su Gusstahlafabrik, fábrica de acero fundido, pero fue su hijo Alfried Krupp el que alcanzó notable éxito. En 1856, la Fried. Krupp A.G. produjo un cañón rayado de avancarga de 9 cm de acero fundido, que dio tan buen resultado que Prusia adoptó el acero como material para sus cañones del ejército, siendo el primer país en hacerlo.
Los cañones de Krupp fueron comprados en la década de 1860 para los ejércitos de Rusia, Austria y el Imperio otomano. A partir de la década de 1870 fueron comprados por países de todo el mundo. También desarrolló pronto cañones navales, de tal manera que desde 1863 fabricaba cañones para la Marina Austrohúngara, Imperio Otomano, Prusia, entre otros.
Para la década de 1880, Krupp desarrolló un cañón naval de 88 mm y adoptó el calibre de 75 mm para los cañones del ejército, de campaña y de montaña. Cuando en 1897 salió el cañón francés de tiro rápido de 75 mm, Krupp produjo el similar de 77 mm, muy utilizado en la I GM.
La principal característica de los cañones Krupp era su material de fabricación, acero. El acero Krupp era de tal calidad, que la real fábrica de Woolwich en Inglaterra, adquiría a Krupp el acero para fabricar cañones de acuerdo a la ordenanza naval británica. También Krupp fue uno de los primeros fabricantes en diseñar cañones de retrocarga para uso del ejército.
Inicialmente, Krupp desarrolló un sistema de retrocarga con cierre de cuña pero debido a problemas con su escape de gas, continuó fabricando cañones de avancarga hasta que la adopción del anillo Broadwell permitió superar este problema. Así, desarrolló los mejores cañones de retrocarga de la época. Inicialmente, Krupp sólo vendía a Prusia sus cañones con sistema de retrocarga, pero a partir de 1888, comienza a exportar a todo el mundo. El cierre se realizaba con una cuña de acero que se deslizaba transversalmente en una ranura cortada en la parte trasera del cañón. El movimiento se impartía por un mecanismo de tornillo y la obturación contra el escape de gases por el sistema de anillo Broadwell. Tenían un alcance de 2500 metros.

11. Vehículo blindado Rolls Royce Whippet
El "Rolls-Royce Armoured Car" era un autoblindado utilizdo por el ejército britanico desde 1914 hasta 1941. Estaba construido sobre el chasis del Rolls Royce Silver Ghost, su armamento era una ametralladora Vickers Mk 1.

12. Avión de ataque turco
El empleo de esta aeronave es un anacronismo, ya que era un De Havilland Tiger Moths, un biplano empleado por la British Royal Air Force. Es mismo no fue inventado hasta 1931, luego de terminada la I GM.

Fuentes: Wikipedia.org, imfdb.org, blog Desarrollo y Defensa.

1 comentario: