viernes, 28 de enero de 2011

Bullitt

Autor: Jorge Elías (Una de mis preferidas)

Bullitt es una película estadounidense de acción de 1968, dirigida por Peter Yates, producida por Warner Bros.
Protagonizada por Steve McQueen en el rol principal. La historia fue adaptada para el cine por Alan Trustman y Harry Kleiner, basada en la novela Mute Witness (Testigo Mudo) de 1963, de Robert L. Fish también conocido como Robert L. Pike. Lalo Schifrin compuso la banda sonora original, una mezcla de jazz, metal y percusión. La película ganó un Oscar al mejor montaje (Frank P. Keller) y fue nominada al mejor sonido; y es recordada por la escena central de persecución de automóviles a través del centro de la ciudad de San Francisco, una de las primeras y más influyentes escenas de persecución de coches en el cine. Esta preservada en el archivo de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

Argumento: En la ciudad de San Francisco, un ambicioso político de California, Walter Chalmers, (Robert Vaughn) dirige una audiencia que busca denunciar a la mafia estadounidense. Cuenta con un testigo, Johnny Ross (Felice Orlandi), un ex miembro de la mafia de Chicago, al cual espera utilizar tanto para escalar en su carrera política, como para combatir a la mafia. Johnny Ross es un ex mafioso que había robado 2 millones de dólares a la misma organización, y luego de sufrir dos intentos de asesinato, había negociado con el senador Chalmers la entrega de información a cambio de protección judicial, lo que fue aceptado, y viaja a San Francisco un viernes. Llegando, se dirige en taxi a un hotel para preguntar en la recepción si hay algún mensaje para él, al no haberlo, continúa su viaje. Al subir al taxi, el portero del hotel le abre la puerta de éste, y luego cuando el vehículo se aleja, hace una llamada telefónica confirmando la presencia de Ross en San Francisco. El mafioso se detiene en el camino para hacer unas llamadas desde un teléfono público y luego se dirige, según unas instrucciones que lleva consigo, a un hotel barato, donde se aloja.
La audiencia se realizará el lunes siguiente, por lo que el mafioso prófugo queda bajo la custodia del departamento de Policía de San Francisco, asignado a la unidad del teniente Frank Bullitt (Steve McQueen), a petición del senador Chalmers. La unidad del teniente Bullitt está compuesta por el inspector Carl Stanton (Carl Reindel) y el sargento Don Delgetti (Don Gordon).

El sábado por la mañana, Bullitt es despertado por el sargento Delgetti, quien viene a recogerlo para llevarlo a la mansión del senador Chalmers. Después de entrevistarse con el senador, que le explica la situación de Ross y le da la dirección del hotel donde se encuentra, los tres policías viajan al hotel barato donde éste se aloja. Allí los recibe Ross en su habitación. Bullitt llama por teléfono a su jefe, el capitán Samuel Bennett (Simon Oakland), que le confirma que era el senador quien había elegido el hotel barato, y a él, por ser un policía popular en la prensa de San Francisco. Bullitt decide mantener al mafioso en el mismo hotel, a pesar de la falta de seguridad del mismo, hasta el lunes próximo, bajo vigilancia las 24 horas, para lo cual los tres policías se reparten en turnos. Delgetti, el primero, luego Stanton y Bullitt. Este último decide pasar a buscar a su novia Cathy (Jacqueline Bisset) a su trabajo para invitarla a salir a comer.

Durante el turno del inspector Stanton, una llamada del recepcionista a la 1 de la madrugada, le avisa que el senador Chalmers y un acompañante desean subir a la habitación. Stanton duda de la situación y llama al teniente Bullitt. Éste, que se encontraba en compañía de su novia, le dice que haga esperar a los visitantes y que viaja inmediatamente al hotel. Durante el transcurso de la llamada, Ross se dirige a la puerta y le quita el cerrojo de seguridad. Stanton alcanza a notar que Ross había quitado el cerrojo, cuando sorpresivamente dos hombres, Mike y Phil (John Aprea y Bill Hickman) entran violentamente en la habitación. Uno de ellos está armado con una escopeta. Stanton recibe un escopetazo en una pierna y una patada en el rostro, que lo desmaya. Ross cree que los asaltantes lo vienen a rescatar y comienza a ponerse la americana, cuando ve sorprendido que lo apuntan con la escopeta y recibe también un disparo en el pecho y la cara. Al poco rato llega Delgetti, y unas ambulancias, seguido de Bullitt. En el camino al hospital, Stanton le informa a Bullitt del ataque y le da una descripción física de los asesinos, del arma utilizada y de la extraña maniobra de Ross al abrir la puerta. El teniente queda muy sorprendido por la información y decide investigar a fondo el asunto. Ya en el hospital, Stanton comienza a recuperarse de su herida, pero Ross está agonizante. Durante el trayecto son seguidos a distancia por los asesinos profesionales.

Al hospital llega el jefe de Bullitt, el capitán Samuel Bennett, anunciando que había informado al senador Chalmers del atentado, y éste, al enterarse de la situación, había hecho patente su intención de culpar al departamento de Policía, y a Bullitt en particular, por su fracaso en la custodia de Ross. Más tarde, llega el nombrado senador y se entabla un tenso diálogo entre Chalmers y Bullitt. El policía se defiende preguntando sobre el trato que existía entre el senador y Ross, pero solo recibe amenazas sobre el destino de su carrera policial, además de cambiar el senador al médico responsable, el doctor Willard (Georg Stanford Brown), aduciendo inexperiencia y juventud.

Bullitt no se deja amedrentar, y junto con Delgetti y varios policías, decide quedarse en al hospital para custodiar al agonizante Ross. En el momento en que el senador Chalmers abandona el hospital, uno de los pistoleros, Mike, ingresa por la puerta del mismo y luego de preguntar por Ross a un médico, diciendo que se trata de un amigo suyo, el doctor le dice en que sector se encuentra, pero sospecha y le avisa a Bullitt de la visita. Una enfermera del hospital descubre a Mike en una escalera, mientras se quitaba un picahielos que llevaba adherido a su pierna, y da la alarma. Bullitt comienza a perseguirlo, pero el homicida logra escapar.

De regreso en el hospital, el doctor Willard le comunica que Ross ha muerto. Resuelto a aclarar el crimen, Bullitt decide ocultar la muerte de Ross, y convence al doctor de enviar el cuerpo al depósito de cadáveres, sin identificación, y además traspapelar los informes médicos de Ross, para ganar tiempo en su investigación. El médico accede a hacerlo.

En la mañana siguiente, ya domingo, el senador Chalmers acompañado de otro capitán de Policía, Baker, (Norman Fell) y sus hombres, llegan al hospital y se enteran de la desaparición de Ross. Buscan al médico para que les informe, pero éste no está de turno; piden el archivo de Ross, y tampoco lo encuentran. Indignado, Chalmers llama a Bullitt por teléfono, éste le dice que tiene a Ross y se niega a entregar más información. El senador le pasa el auricular al capitán Baker, pero Bullitt corta la comunicación. Al sentirse ignorado, le ordena al capitán Baker que saque a Bullitt del caso, y sale en busca del capitán Bennett, encontrándolo en la puerta de una iglesia, ya entrando al servicio dominical. Le entrega un habeas corpus, que lo obliga a presentar a Ross en la mañana del día siguiente.

Bullitt regresa a la habitación del hotel, buscando alguna evidencia para resolver el caso. Más tarde junto a Delguetti presionan al recepcionista del hotel para que entregue más información, siguiendo la técnica del "policía bueno" y el "policía malo"; el recepcionista, que había sido golpeado y dejado inconsciente por los asesinos, solo puede recordar que Ross había llegado al hotel la primera vez, en un taxi de una línea conocida. Bullitt decide buscar al taxista (Robert Duvall), lo encuentra y realiza en su taxi el mismo recorrido que había hecho Ross, cuando había llegado a San Francisco. En el trayecto, decide llamar a un informante, Eddy (Justin Tarr), para ver si existe información en el bajo mundo, sobre el caso de Ross. El taxista al verlo hacer la llamada, recuerda que Ross había hecho dos llamadas, de las cuales una había sido de larga distancia, por la cantidad de monedas usadas. Bullitt se encuentra al rato con su informante, que le cuenta sobre el robo de los 2 millones a la mafia, que existe un contrato para asesinarlo; que ya habían intentado asesinarlo el viernes en Chicago, y que la mafia tiene controladas las salidas de San Francisco. Durante todo el recorrido son seguidos por la pareja de asesinos profesionales, sin advertirlo.

Bullitt regresa a donde había estacionado su automóvil y observa que otro automóvil, semioculto, parece esperar su partida. Efectivamente, a los pocos minutos de marcha, Bullitt se da cuenta que es seguido y realiza una rápida maniobra evasiva. El policía consigue posicionarse detrás de sus perseguidores. Phil, el homicida profesional que conduce el coche, al darse cuenta, emprende la huida. Comienza entonces una persecución automovilística a alta velocidad por las empinadas calles de San Francisco. El policía los persigue inflexiblemente y la carrera continúa en las afueras de la ciudad. Al aproximarse, Bullitt los reconoce como los que habían matado a Ross, y uno de ellos, Mike, le dispara con su escopeta. El policía comienza a estrellar su vehículo contra el de los delincuentes, con la intención de sacarlos del camino, pero de repente la carretera se divide y el coche de los pistoleros va a estrellarse en una estación de gasolina, muriendo quemados en el infierno que estalla. Con su automóvil maltrecho, Bullitt va a dar a una zanja.

De regreso en la estación de policía, Bullitt, acompañado por Delgetti, son recibidos por los capitanes Bennett y Baker, que interrogan y presionan a Bullitt para que entregue información sobre su proceder. Bullitt les dice la verdad y consigue que le den plazo hasta la mañana del lunes para terminar con su investigación, ya que tiene una pista, a lo que el capitán Bennett accede, con la disconformidad de capitán Baker. El policía había rastreado las llamadas que había hecho Ross, y descubierto que una de ellas había sido hecha alguien llamado Dorothy Simmons (Brandy Carroll), huésped en un motel de la cercana ciudad de San Mateo. Solicita un vehículo, para viajar hasta dicha ciudad, pero su petición es rechazada. Bullitt sospecha que se trata de una maniobra, por despecho, del capitán Baker. Llama a su novia Cathy y le pide que lo conduzca en su propio automóvil a San Mateo.

Llegados allí, Bullitt le pide a ella que lo espere en el coche. Mientras el policía pide el número de la habitación, un hombre con las características físicas de Ross, abandona el hotel. Bullitt llega a la habitación y descubre el cadáver estrangulado de Dorothy Simmons. Llama inmediatamente a la policía local y a una ambulancia. Al verlos llegar, Cathy se asusta y teme por la vida de Bullitt. Decide entrar al hotel a buscarlo, encontrándolo junto al cadáver estrangulado de la víctima, en una actitud profesional que la choquea. Ya de regreso, ella detiene su vehículo y le encara la vida llena de violencia, crímenes y muertes que él lleva, y que lo está convirtiendo en un ser deshumanizado, y dice que no sabe a donde conducirá la relación entre ambos, ya que ella no acepta ese mundo. Él le responde que la relación entre ambos comienza en ese momento.

Nuevamente en el cuartel, Bullitt y Delgetti revisan las maletas de la asesinada Dorothy Simmons, buscando alguna pista, y se encuentran que todas están llenas de ropa y accesorios recién comprados. También encuentran ropa de hombre con un monograma, A.R. Buscando más minuciosamente encuentran una gran cantidad de cheques viajeros a nombre de Albert Renick y Dorothy Renick, y muchos folletos turísticos de Roma, Italia.

Bullitt cree comenzar a entender la trama y pide a las autoridades en Chicago, una copia de la solicitud del pasaporte de Dorothy Renick y de su marido. En ese momento aparece el senador Chalmers, exigiéndole a Bullitt el reconocimiento firmado de su responsabilidad en la muerte de Ross. El policía lo ignora. Después de una tensa espera, llega la respuesta de Chicago, donde se confirma la identidad de Dorothy Renick por su foto en la solicitud, junto a la solicitud de su marido, Albert Edward Renick, cuya foto resulta ser la de John Ross. El teniente Bullitt le dice a Chalmers que el hombre que había sido asesinado en el hotel por los pistoleros, era realmente Albert Renick y no Johnny Ross, dejando mudo al senador.

Más tarde Delguetti le dice a Bullitt que ha averiguado que la pareja Renick tiene pasajes por avión para Roma a las 19 horas; que se ha comunicado con las autoridades de Chicago para preguntar por los antecedentes de Albert Renick, y que le habían confirmado que Renick es un vendedor de autos de Chicago, sin ninguna relación con la mafia. Seguramente el vendedor de autos había sido comprado por Ross para que solicitara un pasaporte con su foto, aprovechando el parecido físico entre ambos, y había encargado después su asesinato, para de ésta manera dejar establecida su falsa muerte. También se había deshecho de su esposa Dorothy, asesinándola para que no hablara.

Bullitt y Delgetti viajan al aeropuerto para encontrar y arrestar a Ross, cuando aborde el avión. Esperan junto a la puerta de embarque, y faltando un par de minutos para la salida del vuelo, Bullitt observa que cinco minutos antes había partido un avión con destino a Londres. Llama al despacho de la línea aérea, donde le confirman que el pasajero Renick está a bordo del avión. Bullitt consigue hacer regresar al avión, justificándolo con un problema técnico. Mientras espera junto a Delguetti, el senador Chalmers, que también se encontraba allí, al darse cuenta que sus planes han fracasado, intenta negociar con Bullitt el resultado de la detención de Ross, pero es rechazado con desprecio por el policía.

Los pasajeros comienzan a descender y Bullitt decide entrar a la cabina para identificar al verdadero Ross (Pat Renella). Después de un intercambio de miradas, Ross decide huir, abandonando el avión por la puerta trasera, saltando a la losa, siendo perseguido por Bullitt. Comienza una cacería por la losa del aeropuerto, entre grandes aviones que se preparan para despegar. Ross regresa al edificio del aeropuerto repleto de gente, buscando escabullirse entre los viajeros, pero Delgetti ya ha alertado a la guardia de seguridad y el cerco se estrecha para Ross. Éste logra llegar hasta una de las puertas automáticas de edificio, donde es conminado por un guardia a rendirse. Ross le dispara y el guardia cae, bloqueando la puerta. Ross se devuelve para hacer lo mismo con Bullitt, pero el policía se adelanta y termina con su vida allí mismo.

La escena final muestra a Bullitt de regreso en su apartamento, donde Cathy duerme. Silenciosamente se dirige al baño, deja correr el agua del lavabo, y se queda contemplando su propia imagen en el espejo.

Las siguientes armas que pueden verse en este film:

1. Revolver Colt Diamondback.
El Colt Diamondback es un revólver de doble acción fabricado por la empresa Colt de Hartford, Connecticut, en calibres de .22 LR, .22 WMR y .38 Special. Su diseño esta inspirado en el éxitoso Colt Python. El Diamond fue fabricado entre 1966 y 1988 con cañones de 2 ½, 4 y 6 pulgadas. Visualmente, el Diamondback es una versión reducida de la Python. Se lo ha llamado como uno de los mejores revólveres .22 LR y .38 especial de la era moderna. Debido a la retracción suave de municiones calibre 22 y la construcción de calidad del Diamondback lo hace un arma excelente para entrenamiento de principiantes.
Especificaciones:
Tipo: Revolver
Origen: Estados Unidos
Fabricante: Colt
Producido: 1966-1988
Variantes .22 LR, .22 Mag. y .38 special.
Longitud del cañón: 2 ½ ", 4" y 6 pulgadas.
Acción: de doble acción
Tambor: 6 balas

2. Revolver Colt Detective Special.
El Colt Detective Special es uno de los revólveres más pequeños del mundo. Por este motivo, por su reducido tamaño, esta inconfundible arma ha logrado hacerse con un hueco entre los revólveres legendarios. El modelo Detective Special no es más que una versión reducida del clásico Colt Police Positive. Con unas dimensiones que apenas alcanzan los 18 cm, este revólver se caracteriza por su facilidad de transporte y por su sencilla ocultación. En este sentido, en numerosos thrillers estadounidenses puede contemplarse cómo los detectives llevan esta arma debajo de su traje.
La primera generación de la Colt Detective Special apareció en 1927. Desde su nacimiento, este revólver de doble acción gozó de gran popularidad entre la policía, lo que llevó a que se fabricaran más de un millón y medio de unidades. Sin embargo, esta arma dejó de producirse definitivamente en 1986.
Aunque el modelo original empleaba un potente calibre .32, esta munición pronto dejó paso al célebre .38. A diferencia de los revólveres de Smith & Wesson, el cargador de tambor de la Detective Special gira siguiendo el sentido de las agujas del reloj.
Especificaciones:
Nombre: Colt Detective Special
Calibre: .32 /.38 Special
Origen: Estados Unidos
Alcance: 15-20 metros
Diseñado: 1927
Tambor: 6 proyectiles
Longitud: 17,8 cm de largo
Cañón: 5,1 cm el cañón (2")

Peso: 595 gramos

3. Revolver Smith & Wesson Modelo 58.

El 10 de julio de 1964, S & W presentó un revolver básico y barato en calibre 0.41 Magnum destinados a las compras realizadas por los departamentos de policía. Esta versión del Modelo 57 fue similar al S&W .38 Special de cañón pesado (modelo 10 o .357 Magnum, modelo 28) empleados por los patrulleros de autopistas. Debido a su bajo costo, el modelo 58 carecía de una varilla de expulsión. El Modelo 58 se fabricó desde 1964 hasta 1977 y aproximadamente 20.000 fueron producidos. 2008 salió al mercado otra vez en níquel brillante y el acabado de color azul brillante. Era un revolver de doble acción, con capacidad para 6 balas.

4. Pistola Colt M1911A1.
La M1911 es una pistola semiautomática de acción simple de calibre .45 ACP. Fue la estándar del Ejército estadounidense desde 1911. En 1921 se modificó levemente su forma para ser más fácil de empuñar, pasando a llamarse M1911A1. En esa configuración permaneció en uso hasta 1985, y aún hoy en día se sigue usando debido a su gran poder de parada, aún habiendo otros modelos más avanzados, como la Glock 21, la SIG P220.
Las tropas estadounidenses que participaron en la Guerra Filipino-Estadounidense iban mal equipadas. Su pistola estándar en ese entonces era una semiautomática de calibre .38 (9.65 mm), que tenía problemas de funcionamiento por la hostilidad del ambiente selvático y su bajo poder de parada. El ejército tuvo que volver a emplear revólveres calibre .45 Long Colt y resultaron ser más efectivos en los combates, con un buen poder de parada.
De esa guerra y una investigación militar con ganado vivo y cadáveres humanos, se concluyó que la pistola semiautomática con el mejor poder de parada sería una de calibre .45, cuya bala pesara 14.9 g y tuviera una velocidad aproximada de 240 m/s. Por lo anterior, en 1906 el gobierno de Estados Unidos saca a concurso la compra de una pistola que tuviera las características concluidas. De las seis empresas participantes, el modelo de la compañía Colt ganó el concurso. Éste fue diseñado por John Browning, que también diseñó el cartucho apropiado para el arma, el .45 ACP.
La pistola de la Colt fue adoptada oficialmente en marzo de 1911 por el Ejército estadounidense bajo el nombre de M1911. La Armada y el Cuerpo de Marines la adoptan en 1913. Esta pistola permaneció en servicio de forma continua en el ejército hasta enero de 1985, cuando es sustituida por la Beretta 92F/FS, que es su actual estándar, para cumplir consideraciones de la OTAN. Además, el modelo H&K Mark 23 sutituyó a la M1911 en las operaciones militares especiales. Solamente la unidad especial SWAT la sigue utilizando, aunque en una versión modernizada.
Especificaciones:
Peso: 1130 g
Longitud: 219 mm
Longitud del cañón: 127 mm
Munición: .45 ACP, 10mm Auto, .40 S&W, .38 Super, 9 x 19, .22 LR, .44 S&W
Calibre: 11,43 mm, 10 m, 9 mm y 5,5 mm
Sistema de disparo: Acción simple
Alcance efectivo: ~ 50 m
Cargador: monohilera de 7 cartuchos, extraíble.

5. Escopeta Winchester Modelo 1897
La Winchester Modelo 1897 es una escopeta de corredera con martillo externo y depósito tubular. Estaba disponible en calibre 12 y 16, con cajón de mecanismos macizo o desmontable. También estaban disponibles cañones de longitudes diversas.
La Modelo 1897 era una evolución de la Winchester Modelo 1893, diseñada por John Moses Browning. Fue la primera escopeta de corredera exitosa producida. Desde 1893 hasta el cese de su producción por Winchester en 1957, se produjeron más de un millón de escopetas de este modelo con diversos acabados y longitudes de cañón. Las escopetas calibre 16 tenían un cañón estándar de 16 pulgadas, mientas que las escopetas calibre 12 iban equipadas con cañones de 30 pulgadas. Se podían encargar cañones de longitudes especiales, que iban desde 20 pulgadas hasta 36 pulgadas.
Producida originalmente como una versión más fuerte y resistente de la Winchester Modelo 1893, que a su vez estaba inspirada en la escopeta de corredera Spencer, la Winchester Modelo 1897 era idéntica a su predecesora (la 1893), a excepción de su cajón de mecanismos más grueso que permitía el empleo de cartuchos con pólvora sin humo, que no eran habituales en aquel entonces. La Modelo 1897 también introdujo un diseño desarmable, en el cual el cañón pede retirarse; característica estándar en las escopetas de corredera actuales, como la Remington 870. La Winchester Modelo 1897 estuvo en producción desde 1897 hasta finales de la década de 1950, cuando las "modernas" escopetas de corredera con martillo oculto, como la Winchester Modelo 1912 y la Remington 870, se hicieron habituales. Aun la Winchester Modelo 1897 todavía es empleada hoy.
Las Fuerzas Armadas estadounidenses emplearon una versión de cañón corto conocida como "escopeta de trinchera" o "escopeta antidisturbios". Se desarrolló una versión suministrada a las tropas estadounidenses durante la I GM, la cual fue modificada mediante la instalación de una cubierta de chapa de acero perforada sobre el cañón y un adaptador con riel para montar una bayoneta M1917.
Al contrario de la mayoría de escopetas de corredera actuales, la Winchester Modelo 1897 (cuyas versiones han sido clasificadas como Modelo 97 o M97) disparaba cada vez que se cerraba el cerrojo y se mantenía presionado el gatillo (no tiene un desconector de gatillo y puede abrir fuego continuo). Este detalle aunado a su capacidad de 6 cartuchos (uno en la recámara y cinco en el depósito) la hicieron sumamente efectiva para combates a corta distancia, a tal punto que las tropas la apodaron "barre trincheras". Fue sobrepasada por la versión militarizada de la escopeta de corredera con martillo oculto Winchester Modelo 1912.
Especificaciones:
Tipo Escopeta de corredera
Origen  Estados Unidos
Diseñada 1893
Fabricante Winchester Repeating Arms Company
Producida 1897 – 1957
Cantidad 1024700
Peso 3,6 kg
Longitud 1000 mm
Longitud del cañón 510 mm  
Munición Cartucho del 12
Calibre 12 (18,53 mm)
Sistema de disparo Acción de bombeo
Alcance efectivo 20 metros
Cargador depósito tubular, con capacidad de 5 cartuchos

6.  Ford Mustang GT 390
El Ford Mustang es un automóvil fabricado por Ford Motor Company. Se basó inicialmente en la segunda generación del modelo norteamericano Ford Falcon, un vehículo del segmento C. Introducido al mercado el 17 de abril de 1967, el Mustang fue el modelo más exitoso desde el Ford A.
Los Mustang crearon el tipo de vehículo americano "pony car" — cupés deportivos con largos capós y cortas cubiertas traseras —que ha tenido entre sus máximos rivales al Chevrolet Camaro de GM y el Dodge Challenger. El Ford Mustang presentado en este film, se hallaba modificado, con 325 HP de potencia, generados por un motor V8 de 6400 cc., una caja de velocidades manual de 4 marchas y una transmision reforzada. En 2001, Ford anunció una edición limitada de Ford Mustang GT “Bullit” con unas prestaciones elevadas al estilo del coche de la película de 1968 y que imitaba su legendario sonido.

7. Dodge Charger R/T 440
El Dodge Challenger es un vehículo de tipo muscle car fabricado por la compañía automovilística estadounidense Dodge, filial de Chrysler, desde 1970. Desde entonces, el Challenger ha producido tres generaciones del vehículo: 1970-1974, 1978-1983 y 2008 hasta la actualidad.
El Dodge Challenger estuvo basado en la plataforma Plymouth Barracuda, pero con el agregado de dos pulgadas a la distancia entre ejes para darle más espacio interior. El Challenger fue presentado en ambas versiones, con techo y convertible. Las versiones con un performance mayor tenían la insignia R/T (Road and Track) y tanto el modelo base como del R/T podían ser pedidos con el paquete de lujo SE. El paquete incluía asientos de cuero y techo vinílico con la “tradicional” ventana trasera más pequeña. El Challenger R/T venia en modelos estandar con motor 383 de 335 hp. Como opcional estuvo una caja de cambios de manual de 4 velocidades que incluyo la palanca de cambio Hurst Shifter y un eje Dana 60 - inclinado a 60° del suelo-. Los ejes de velocidad iban de 3.23:1 a 4.10:1 con opción de errores mínimo.
Todos los modelos R/T recibieron suspensión reforzada y usaron llantas serie 60 de 15 pulgadas, dirección asistida y los frenos delanteros a disco. El capó estandar de los modelos R/T tenían dos aberturas de ventilación que no alimentaba directamente al filtro de aire. Algunas fallas del Challenger eran la poca visibilidad externa y que era demasiado abultado para su tamaño.

Fuentes: Blog Armas y Cine, Wikipedia.org y imfdb.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario